El lunes fue el primer día de actividad en la Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM), una megaobra ubicada al oeste de Montevideo que reemplazó al antiguo Mercado Modelo y se transformó en la primera plataforma logística de comercialización mayorista de alimentos del país. En el acto de inauguración, sobre el mediodía y bajo lluvia, coincidieron el presidente Luis Lacalle Pou, la intendenta capitalina Carolina Cosse, jerarcas del gobierno nacional y exjefes comunales del Frente Amplio (FA).

La forma de conducción de la UAM generó polémica y varios cruces entre las autoridades del Ejecutivo y el FA meses atrás, lo que finalmente se resolvió con la designación de un representante del gobierno en la dirección. Las rispideces públicas quedaron atrás y en la inauguración sólo hubo elogios para la obra, que cuenta con una superficie de 95 hectáreas que incluye el mercado de frutas y hortalizas, un mercado polivalente (cereales, lácteos, carnes y flores, entre otros) y una nave de actividades logísticas.

Sin embargo, los bandos parecieron mantenerse mientras dirigentes políticos y autoridades esperaban la llegada de Lacalle Pou y Cosse al predio. Dentro de la Nave B de la UAM aguardaban el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, diputados y senadores del Partido Nacional (PN) y autoridades nacionales; fuera y bajo una garita para protegerse de la lluvia, lo hacían los frenteamplistas, entre ellos los exintendentes Daniel Martínez, Christian Di Candia –que ocupó el cargo de forma interina– y Ana Olivera. Hasta el viernes estaba previsto que siguieran el acto de forma virtual, pero a último momento recibieron la invitación.

Cuando arribó Olivera le recordó entre risas a Daniel Garín, presidente de la UAM y exsubsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca, “las discusiones” por el proyecto agroalimentario. Minutos después, llegó Cosse y más tarde Lacalle Pou, que ocuparon la primera fila de asientos junto al ministro Uriarte y Garín. Ellos cuatro fueron los encargados de cortar la cinta inaugural, provocando aplausos de los trabajadores y curiosos que seguían la ceremonia desde dentro del galpón. Seguidamente, comenzaron a aparecer los gestos de confraternidad de Lacalle Pou y Cosse, además de los regalos.

El mandatario fue el primero que enfiló hacia donde estaban los exintendentes frenteamplistas y le entregó un trozo de la cinta inaugural a Martínez, que cuando fue intendente dio el paso final para la construcción de la UAM, y a quien Lacalle Pou derrotó en el último balotaje por la presidencia de la República.

Cuando finalizó la ceremonia los visitantes ingresaron al galpón para recorrer el mercado, aunque era poco lo que podían avanzar ante la insistencia por saludarlos y las cámaras que los rodeaban. Volvieron a formarse dos bandos, y mientras Cosse hablaba con la prensa entre cajones de frutas, unos metros más atrás el presidente –con su comitiva alrededor– atendía el requerimiento masivo de selfies del público.

Unidad Agroalimentaria Metropolitana, ayer.

Unidad Agroalimentaria Metropolitana, ayer.

Foto: Ernesto Ryan

Los grupos se unieron nuevamente y ambos jerarcas ingresaron juntos a un local dentro de la Nave B, donde conversaron con el propietario. “Arrimate”, le dijo el presidente a Cosse cuando iba a lanzar una selfie, que terminó incluyendo dentro del encuadre a la intendenta y a la pareja que le había pedido la foto.

En toda esta recorrida, ambos jerarcas acumularon regalos. La productora Antonella Gordillo, tercera generación dedicada al rubro, les entregó un atado de zanahorias. “¿Le gustan las papas fritas, presidente?”, preguntó una mujer de un local y mandó buscar un cajón de papas que entregó a Lacalle Pou, gesto que había tenido antes con Cosse. El mandatario también recibió un cajón de peras cuando se acercó a saludar a un local refrigerado que almacenaba frutas.

El presidente partió antes que Cosse, y cuando se alejaba, un grupo de personas –una con una bandera del FA– rodearon y aplaudieron a la intendenta. Ya pasadas las 13.00, el galpón comenzó a quedar vacío y los locales bajaron las cortinas. Así quedó atrás una extensa jornada de trabajo, la primera en esta ubicación, con imágenes recurrentes: carritos con mercadería que vienen y van, camiones que cargan y descargan, e improvisados escritorios hechos con dos cajones. Ahora esto se volverá rutina para unas 6.000 personas que trabajan en la UAM, a donde ingresan cerca de 3.000 vehículos por día.

Las diferencias del pasado y los planes futuros

“Este mercado ya es un ejemplo. Logramos una apertura sin lío, en armonía y sin problemas”, dijo la intendenta Cosse al hablar en rueda de prensa. Tanto ella como Martínez, su antecesor, se pronunciaron a favor de que el Poder Ejecutivo integre la dirección de la UAM. “Esto no puede ni debe hacerse al margen de políticas nacionales”, señaló la actual jerarca departamental.

Las ideas y proyectos para mudar el Mercado Modelo comenzaron hace décadas, y fue un objetivo de las sucesivas gestiones frenteamplistas en la Intendencia de Montevideo (IM). La administración de Olivera (2010-2015) avanzó con las expropiaciones de terrenos y la de Martínez (2015-2020) logró un acuerdo con todas las partes involucradas –productores, vendedores mayoristas y minoristas, trabajadores del mercado, entre otros– para comenzar las obras en 2017. Sin embargo, a mitad de 2020 surgió el diferendo con el gobierno nacional, que desde marzo ya no pertenecía al FA, sino a la coalición multicolor.

A solicitud del ministro Uriarte, se incluyó dentro del proyecto de ley de presupuesto un artículo que modificaba la gobernanza de la UAM, pasando su gestión a la órbita del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP). Esto generó una ola de críticas del FA, y los cruces se intensificaron a medida que se aproximaba la elección departamental, que tuvo a la obra como uno de los temas principales de la campaña.

Sin embargo, tras el triunfo de Cosse ambos bandos mostraron un cambio en el discurso y una apuesta por la negociación. Ya había conversaciones en el Parlamento entre legisladores del oficialismo y la oposición para encontrar una fórmula de salida, que se terminó sellando cuando el Presupuesto pasó por el Senado. La presidencia de la UAM continuaría en manos de la IM, y el MGAP tendría el cargo de secretario general, además de definirse que esos cargos debían ser ocupados por personas con idoneidad en el rubro.

Este proceso de negociación fue “muy positivo” según el ministro Uriarte. “Desde la primera instancia pensábamos que esto iba a terminar así [por el acuerdo entre el oficialismo y la IM]. Hoy es momento de agradecer a todos los que hicieron posible inaugurar esta obra para el Uruguay del siglo XXI. Ahora debemos juntos mirar con proyección nacional, buscando la mayor descentralización para que todos puedan participar y vender en este predio”, manifestó el jerarca.

Durante la gestión de Martínez fue José Saavedra quien estuvo en la presidencia de la UAM, “poniéndose al frente de un proyecto que parecía una quimera”, recordó el exintendente. “Es una persona que hoy merece ser recordada”, dijo Martínez. Cuando asumió Cosse desplazó del cargo a Saavedra, que no participó en el acto de inauguración, para designar a Garín.

Carolina Cossse y Luis Lacalle Pou, en la inauguración de la Unidad Agroalimentaria Metropolitana.

Carolina Cossse y Luis Lacalle Pou, en la inauguración de la Unidad Agroalimentaria Metropolitana.

Foto: Ernesto Ryan

El extitular de la UAM se pronunció el lunes en Twitter: “Hoy es un día muy especial, lo que parecía un sueño hoy se hace realidad”, dijo y agradeció a los productores, operadores y trabajadores del Mercado Modelo que aportaron para “crear juntos el mayor centro logístico de Latinoamérica”.

Por el MGAP fue designada Adriana Zumarán, una ingeniera agrónoma “que viene del sector privado y, más allá de ser la hija de Alberto Zumarán [histórico dirigente blanco, fallecido en agosto de 2020 y que fuera candidato a presidente en 1984 y 1989], tiene nombre y apellido propio, porque todo el mundo la respeta por sus conocimientos”, señaló Uriarte.

Por otra parte, el ministro de Ganadería planteó: “El hecho de tener hoy una obra inaugurada no significa que esté todo terminado: tenemos que darle vida y contenido” al nuevo parque agroalimentario. También Cosse se refirió al tema e indicó que comienza un trabajo “sistemático, sin pausa, de aclimatarse a la nueva operativa, de revisión del plan de negocios y también de mucho futuro” para la UAM.

La intendenta explicó que “en la medida que la operación avance, van a aparecer cuestiones directamente ligadas [al rubro alimenticio]”, pero también en otras áreas, “no sólo ligadas a la agricultura sino también a la innovación”. Una de las ideas es fabricar monopatines eléctricos para que los trabajadores y operarios “puedan recorrer estas naves de varios kilómetros”. Otro plan en el que ya trabaja Garín, comentó, es “incorporar a la UAM al mundo del comercio electrónico” permitiendo ventas online. La intendenta dijo que los consumidores “mientras se avance en innovación se irán beneficiando en precio y calidad”.

En otro orden, Cosse se refirió a lo proyectado para la zona del Mercado Modelo, que dejó de funcionar el viernes. Informó que “el triángulo” formado por las calles José Pedro Varela, Centenario y Propios “se iluminó todo, y vendrán intervenciones urbanas, con espacios públicos para valorizar la zona, y buscamos oportunidades para construir porque son más de diez hectáreas”.

El nuevo mercado está ubicado en un predio delimitado por la ruta 5, el camino Luis Eduardo Pérez, el camino La Higuerita y el arroyo Pantanoso, en Verdisol. Entre las diferencias con el Mercado Modelo, está la incorporación en la UAM de un mercado polivalente, donde se ubican aquellas empresas que comercializan productos de alimentación y que complementan la venta de los productos frescos del mercado de frutas y hortalizas. Además, se sumó una zona de servicios, un amplio parking de estacionamiento y una plaza de comidas.