Este viernes se cumplieron cinco días desde el comienzo de la aplicación de la dosis de refuerzo contra la covid-19 para mayores de 50 años. Tal y como lo anunció el Ministerio de Salud Pública (MSP) en un comunicado, la vacunación es sin agenda, escalonada y comenzó priorizando algunas poblaciones. El lunes se comenzó a vacunar a personas mayores de 80 años y personas inmunodeprimidas en Montevideo. En el resto del país se comenzará la próxima semana.

La cartera agregó que luego se informarán las fechas en las que se darán las dosis de refuerzo para los demás grupos etarios, aunque “en todos los casos se deberá esperar 180 días luego de la última dosis recibida” o el mismo tiempo luego de haber cursado la enfermedad.

En el transcurso de esta semana varios centros de salud reabrieron los vacunatorios, ya que se habían cerrado en el correr de los últimos meses debido al cese de la emergencia sanitaria y al considerable porcentaje de población con el esquema de vacunación completo.

El anuncio de la dosis de refuerzo generó un incremento de demanda y eso se notó, sobre todo, los primeros días de esta semana, según explicaron vacunadores del hospital Pereira Rossell y del Hospital de Clínicas a la diaria, que visitó ambos centros en la tarde del viernes. De todas maneras, se observó un flujo considerable que no generó grandes demoras. Según los funcionarios, la situación se debe a que es el penúltimo día del año y a que la organización de los vacunatorios fue mejorando con los días.

En el Pereira Rossell el vacunatorio abre a las 8.00 y cierra a las 17.00. Fue uno de los primeros en dar la dosis de refuerzo y también es donde se aplican vacunas contra otros virus. En las primeras horas de la tarde, quienes se acercaron a vacunarse no tuvieron casi espera. Quienes concurrieron por la vacuna contra la covid-19 fueron, principalmente, personas mayores de 80 años.

Desde el lunes y hasta la mañana de este viernes, el vacunatorio suministró alrededor de 1.800 dosis. Según detalló a la diaria Silvana Jara, la nurse encargada del sector en el turno vespertino, en el primer día de la semana se aplicaron 359 dosis, el segundo día 488, el miércoles 436, el jueves 375 y este viernes hasta el mediodía iban 141 dosis registradas. “La situación mejoró con el paso de los días; al principio se generaron algunas aglomeraciones”, contó Jara.

Al ingreso, un funcionario recibe al usuario y constata que esté habilitado para recibir el refuerzo, luego se le otorga un número y espera en una carpa, que se instaló en el exterior hasta que, finalmente, ingresa.

Si bien en el Pereira Rossell se aplica la dosis que corresponda, “esta semana la mayoría de quienes llegaron fueron personas mayores de 80 años”, aunque el centro también aplica Pfizer pediátrica. El vacunatorio cuenta con tres puestos fijos, pero los últimos días se reforzó con cuatro equipos extra. Según Jara, es esperable que luego de las fiestas tradicionales la concurrencia aumente.

En el Hospital de Clínicas el tránsito era aún más fluido, algo que no sucedió los primeros días de la semana, según dijo Gabriela Amarelle, funcionaria del hospital, a la diaria . La concurrencia esta semana fue bastante significativa, ya que se aplicaron “aproximadamente 500 dosis por día”.

El vacunatorio del Clínicas abre a las 13.30 y se extiende hasta las 18.30. De todas maneras, desde las primeras horas de la mañana, “sobre todo las personas mayores”, llegaron al centro a retirar su número y a esperar el comienzo de la vacunación, algo que al principio generó algunas demoras.

En la primera hora de turno este viernes se aplicaron 98 vacunas. El Clínicas tiene siete puestos de vacunación fijos, uno de ellos se encuentra en una carpa ubicada en el exterior del centro y es para aquellas personas que tengan dificultades motrices. En cuanto a la concurrencia, de la misma manera que en el Pereira Rossell, con el paso de los días la demanda mermó y este viernes la jornada transcurrió sin mayores demoras.

Quienes concurren son, principalmente, mayores de 80 años, pero también algunas personas que desean completar su esquema de vacunación y ya cuentan con 180 días desde la última dosis o desde la infección.