la diaria todavía no existía pero había como mil tipos y tipas que ya aportaban en metálico apostando, con los ojos bien abiertos, a lo que leerían y disfrutarían en el futuro.

Por esa época, en los comienzos del 2006, ya en marzo, paralelamente a los primeros pasos de la Era Celeste Tabárez se formalizó el primer contacto la diaria-seleccionador y entrenador nacional de fútbol. Esto, lo que sigue, se pudo leer unos días después:

“No era que viniera de leer un libro de Ray Bradbury, tampoco había estado descargando información de Volver al futuro ni nada que se le parezca.

Antes algunos entrenadores contestaban con firmeza y cierto desdén que ellos no estaban para hacer futurología. Naturalmente que sabía que el maestro Óscar Washington Tabárez no se iba a molestar ni mucho menos cuando le propusiera hablar de futuro, en realidad de unos añitos, de una década después, del 20 de marzo del 2016 que debe caer algo así como... Le pregunté cómo pensaba que iba a estar el fútbol uruguayo dentro de diez años, que no es otra cosa que el plazo inicial para desarrollar su plan de relanzamiento de las selecciones uruguayas.

‘Yo lo imagino con la misma dependencia económica de los centros organizados más poderosos económicamente que están en Europa, pero también me lo imagino porque confío en que lo que intentamos pueda tener éxito no sólo en el lapso que me toque actuar a mí sino para el que venga, con una adaptación más racional para este estado de situación. Hay que hacer algo para, por lo menos, compensar efectos de esa dependencia. Creo que, además, es lo que se hace en otros lados y les ha dado resultado.’

Estamos en el Centro de Alto Rendimiento Uruguay Celeste. Es de mañana, llueve y no se percibe mucho movimiento pero a Tabárez se lo percibe dinámico, serio, entusiasmado, seguro. El desarrollo de su idea es continuo:

‘Las sociedades urbanas son diferentes, el ocio que tienen o el tiempo de ocio de los niños es menor cuando tienen obligaciones y los que tienen más tiempo quizás no lo dediquen al fútbol o a los deportes y sí a cosas que no son formativas. Antes, desde tres o cuatro décadas atrás se podía dar naturalmente la formación de futbolistas, pero en este estado de cosas tiene que ser planificada, programada y secuenciada. Estoy convencido de eso y nosotros ahora comenzamos como un modesto aporte y tratamos de ser ambiciosos pero no utópicos’”.

Radiolandia

Un día mereceríamos un serio y responsable trabajo para saber cuánto afectan en las decisiones finales de las corporaciones deportivas algunos operadores de la opinión pública y sus programas. Es un laburo caro y seguramente sería de circulación hiper restringida como para no avivar giles y seguir con la carretilla de avisos. Hay gente que cree que por sí misma poniendo el tema en su agenda resuelve temas y protagonistas. El doctor le hace el mediocampo a John Smoke-Sell para lanzarlo como candidato a la dirección técnica, de la misma manera que hizo el desgaste del ida y vuelta con otros, de la misma manera que le tiraba centros a Pedro Bordaberry para que fuera el candidato a la presidencia de la AUF. La operativa no es clandestina, ni forma parte de conspiraciones; simplemente están convencidos de que interactúan y marcan las agendas de los que ejecutan. Rivers articula y de cierta manera festeja una presión casi insoportable para los hinchas del Corralito. Albert habla con todos los que considera que tiene que hablar y arma la preparación de Uruguay en la altura. Suspende el campeonato, sale a la tele y dice que se tiene que hacer así, la selección sólo podrá ir al Mundial si va 20 días antes a Quito. Los diarios siguen lo que había salido en las radios, lo de la televisión. La misma noche de la victoria ante los colombianos, la que hizo revivir a los enterradores que un par de días atrás habían bajado la cortina, Tabárez, avasallado por los periodistas y entendidos, los que tenían la aclimatación ya pronta, ni se inmutó ante tal impertinente plan, y sólo señaló que el partido con Ecuador y la preparación para la altura ya se venía estudiando desde hacía tiempo y que se haría lo que su equipo multidisciplinario había decidido: se llegaría un día antes a Quito. Uruguay jugó, ganó y dejó latente la posibilidad de ir al Mundial. Los enojados comunicadores a los que no les dieron bolilla no dijeron ni palabra, ni reconocieron que la decisión técnica había sido la acertada. Mientras tanto, los tipos de la radio seguimos embutiéndonos nuestros oídos y preguntándonos: ¿será que en serio creen que somos tan giles? ■ RMCH

Tengo un plan

En el documento comúnmente conocido como Proyecto Tabárez (en realidad, Institucionalización de los procesos de selecciones nacionales y de la formación de sus futbolistas) se hablaba de fundamentación técnica, finalidad y objetivos aparte de otras temáticas como las referentes a acciones y modos de operación, estrategia de juego, formación del futbolista, el fútbol juvenil del interior del país y el muy cumplido plan para las selecciones nacionales que ha tenido un hito deportivo alto en la participación en los tres mundiales, los pasados sub 20 y sub 17 y el futuro de mayores. El diagnóstico marcaba varios elementos negativos expresándolos así:

“El fenómeno mundial de la globalización ha tenido una decisiva influencia en la profundización de la brecha que diferencia y separa a las organizaciones de elite del fútbol mundial de las economías futbolísticas dependientes del tercer mundo. Las características demográficas de nuestro país determinan que las consecuencias negativas de este estado de situación sean más severas que las de otros medios futbolísticos de la región.

Dentro de esas consecuencias negativas destacamos:

a) el aumento de la emigración de futbolistas desde nuestro medio a otros más poderosos económicamente;

b) las edades cada vez más tempranas de esos futbolistas que emigran;

c) la caracterización de nuestro medio interno en base a problemas específicos y serios. Nuestro medio carece de futbolistas de nivel y edad cronológica que marcan estadísticamente los buenos rendimientos de los equipos. Conviven en el profesionalismo futbolistas muy jóvenes, cuyo potencial no está respaldado por procesos de duración suficiente como para aportarles la adecuada experiencia, con futbolistas de edad alta que vuelven desde medios más exigentes y aportan su experiencia en nuestro medio. El perfil futbolístico del fútbol uruguayo, como consecuencia de lo antedicho, dista bastante de las características del fútbol de elite que se practica a nivel internacional. Los vicios arraigados que caracterizan al medio condicionan (entorpecen o demoran) los esfuerzos que se han realizado y se realizan para intentar superarlos;

d) los resultados internacionales del fútbol uruguayo, a nivel de selecciones nacionales y de clubes, en las dos últimas décadas han sido mayoritariamente negativos;

e) el fútbol jugado en la niñez y la adolescencia no ha tenido políticas rectoras ni pautas ni criterios para la formación de los futbolistas y las características de las competiciones en los diferentes niveles. Los meritorios esfuerzos realizados en estas áreas han sido aislados o sobrepuestos;

f) las selecciones nacionales han sido inconexas. A nivel de selección mayor no hubo continuidad de la organización ni de las estrategias, luego de llegado el tiempo de determinada meta, generalmente vinculada a la disputa de los campeonatos mundiales. Tampoco ha existido la coordinación y la consecuente continuidad entre la selección mayor y las de nivel juvenil, que aportan talentos a aquélla. Ese tránsito natural de un talento desde las selecciones juveniles hacia la mayor no se ha enriquecido más que en algunos períodos determinados, por lo que ese proceso siempre ha sido históricamente discontinuo.”

El lector, al ir repasando cada concepto, podrá discernir en qué aspectos se demolió lo negativo, en cuáles se está en proceso de erosión y en cuáles se anduvo más lentamente. En el punto f) se pueden comprobar los más claros avances; es justamente el área que cae directamente en la órbita de acción de Óscar Tabárez. En ese aspecto, el cambio ha sido radical y positivo.

Objetivos, criterios y acciones

En el numeral 2 (Finalidad) se expresa: “Se fijarán objetivos, criterios y acciones comunes en todo el espectro del fútbol nacional, comenzando por el infantil. Todo ello estará referido a la formación integral (educación en valores y conductas socialmente adecuadas), y a la específicamente futbolística (fundamentación técnica, adaptación del sentido de las competiciones a las edades e intereses de los niños y los adolescentes, evolución en el trabajo en equipo, control y apoyo de la evolución físico-corporal, respeto de las etapas evolutivas en el ámbito psicosocial). Ese camino propuesto tiene valor en sí mismo, pero permitirá, además, que el talento futbolístico llegue a una selección sub 15 para enriquecerse y afirmarse en un proceso iniciado con anterioridad.

Desde allí se le preparará teniendo como modelo rector las características comunes a los equipos del alto nivel internacional, en todos los aspectos que hacen el rendimiento futbolístico (tecnico-táctico, físico y psicológico). Paralelamente se atenderá su desarrollo intelectual, apoyando su vinculación al universo cultural (a través de sus estudios curriculares y de otras actividades que incidan positivamente en su formación personal, y, eventualmente, profesional).”

En todos estos aspectos cabe destacar el importante aporte que está comenzando a realizar el proyecto Gol al Futuro, hoy en la etapa inicial de su desarrollo.

Mirando lejos

Pasando el ítem 3 (Objetivos) se constatan hoy mayormente logros indudables aunque queda mucho por hacer en los numerales 7 y 8.

“1.Establecer políticas de Selección y dar permanencia y continuidad a su organización.

  1. Elevar los rendimientos deportivos y acercar la expresión futbolística de las selecciones nacionales a nivel del fútbol de elite internacional.

  2. Influir positivamente en el proceso de formación integral de los futbolistas seleccionados.

  3. Coordinar objetivos y actividades de las selecciones de todos los niveles para estimar proyecciones y aplicar programas en plazos mediatos.

  4. Programar las actividades de las selecciones nacionales incluyéndolas anticipadamente y en concordancia con los calendarios locales e internacionales.

  5. La competición será parte imprescindible de la preparación y evaluación de los equipos y de la formación de los futbolistas, por lo que no debe quedar limitada solamente a las competiciones oficiales internacionales.

  6. Las selecciones deberán ser literalmente nacionales. Para ello se nivelará la preparación de los jóvenes futbolistas del interior del país respecto de sus similares de Montevideo.

  7. En función del objetivo anterior, a partir de las estructuras actuales, se dotará a las organizaciones departamentales de planes, programas e implementos, que permitan la competición significativa y la formación integral de los futbolistas jóvenes en su medio autóctono.

  8. Lograr un perfil del futbolista de la Selección Uruguaya, que abarque los aspectos técnicos, éticos y disciplinarios.”

Frases del maestro

Hay entrevistas, conferencias de prensa, conversaciones calientes. Quedan frases de Óscar Washington Tabárez. Van algunas. “La educación física en general y la deportiva en particular es importantísima como parte integral de la educación. Hablando más utilitariamente, también es básico para el rescate de los talentos que puedan llegar a destacarse en los diferentes deportes.” (2006)

“Lo vamos a hacer en la selección y pretendemos que se generalice en todos los niveles del fútbol del país, incluyendo por supuesto todos los clubes de la AUF en donde nos apoyaremos en nuestras ideas, pero fundamentalmente en la práctica de los que hacen las cosas bien desde hace tiempo en nuestro fútbol. Apostamos a que se dé naturalmente la teoría de la irradiación, o sea, ser un foco donde se trabaja de determinada manera apuntando a que eso vaya generando de a poco un cambio cultural. Que tenga bien en claro lo que es un niño, lo que es un adolescente y que en función de sus características se haga todo tratando de no violentarlas, de no atacarlas, y que después a la hora de prepararlos como posibles talentos para la alta competencia que sea a través de metodología. Hay que respetar las características de la personalidad del niño y el adolescente en las diferentes edades.” (respondiendo sobre la transformación y modificación, en el mediano y largo plazo de las próximas generaciones de futbolistas; 2006)

“El utilitarismo de los resultados desgasta, siempre desgasta porque las adhesiones se pueden dar más fácil si se ven rápidamente los cambios. Algunas de las transformaciones a las que apuntamos tenemos clarísimo que llevarán cierto tiempo pero no lo podemos poner en la cabeza de cada uno. Sí aspiramos que esta manera de ver las cosas se pueda ir generalizando. Claro que los resultados que se vayan dando van a incidir mucho, fundamentalmente los de la selección mayor que paradójicamente será con quienes tendremos menos posibilidades de influir con el trabajo de campo”. (2006)

“Que los que nos sucedan encuentren una huella, al irme quiero dejar un camino hecho.” (2006)

“Tenemos muy buenos jugadores pero no nos sobran.” (gira de mayo de 2006)

“Hemos estado atentos a la realidad que la Eliminatoria nos presentaba fecha a fecha, a sus dificultades y a sus buenos momentos. Los futbolistas siempre se levantaron ante situaciones difíciles y muy difíciles. Nunca tuve seguridad absoluta en la clasificación pero nunca nos sentimos eliminados.” (2009)

“No jugamos bien en todos los partidos pero un equipo que clasifica y es tercer goleador algo bueno debe tener. Hubo quien dijo que el equipo nunca jugó bien, visión que valoro como distorsionada. En la mayoría de los partidos tuvimos más oportunidades de gol que los rivales. Existe gente que, por defender su posición, deseó que la selección no clasificara.” (2009)