En la década de 1920, cuando el más antiguo torneo continental ya tenía unos añitos, se empezaban a incorporar a la competición más países del continente. Apareció Perú y en ese momento se consideraba “fáciles” a esos rivales nuevos. Es difícil saber cuál era el rigor de esas calificaciones y si efectivamente los desarrollos colectivos e individuales de aquellos combinados novatos simplificaban los enfrentamientos.

Por el 27, en el Sudamericano que por primera vez organizó Perú, Uruguay le ganó 4-0, pero en el 35, cuando el torneo volvió a la ciudad de los virreyes en los festejos del cuarto centenario de la fundación de Lima, recuerdo haber leído alguna crónica en la que los peruanos esperaban azorados a los ya viejos campeones del mundo rindiéndoles pleitesía deportiva a Nasazzi y compañía. Esa vez Uruguay apenas pudo ganar 1-0 a uno de los “fáciles”.

Detalles

Estadio: Bicentenario de San Juan. Hora: 17.15. Árbitros: Wilmar Roldán (Colombia), Humberto Clavijo (Colombia), Hernán Maidana (Argentina). 4º árbitro: Sálvio Fagundes (Brasil). Uruguay: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Diego Lugano, Mauricio Victorino y Martín Cáceres; Diego Pérez, Egidio Arévalo Ríos y Nicolás Lodeiro; Luis Suárez, Diego Forlán y Edinson Cavani. Perú: Raúl Fernández; Renzo Revoredo, Santiago Acasiete, Alberto Rodríguez y Walter Vílchez; Michael Guevara, Adán Balbín y Cruzado o Lobatón; Luis Advíncula, Paolo Guerrero y Yosimar Yotún.

Hoy parece haberse vuelto a instalar ese concepto, usado sin la más mínima rigurosidad ni criterios de hipotética medición previa. Es que debería saberse que hoy en día en partidos entre iguales -y estas dos selecciones nacionales lo son- la competencia es pareja y se define en la exposición futbolística de los 90 minutos.

Esta tardecita en el nuevo estadio del Bicentenario de San Juan Uruguay debutará en esta nueva edición de la Copa América abriendo la competición del grupo C con Perú. ¿Qué es lo que genera expectativas en torno a una buena presentación del equipo de Tabárez? ¿Es la supuesta fragilidad de Perú por su pasado reciente, o por las bajas de varios de sus buenos jugadores? ¿O es el maduro y consistente presente de nuestro grupo de seleccionados que ha instalado una forma de jugar y de ser que se identifica con nuestro imaginario popular contemporáneo?

“Ser favoritos no representa nada”, dijo el maestro y agregó: “A veces los antecedentes no se ratifican en la cancha. No hay que confiarse porque eso puede generar problemas”. Los celestes, que desde el viernes de noche están instalados en Mendoza, saldrán al campo del novísimo estadio de la vecina San Juan (hay 140 kilómetros de distancia entre las dos ciudades) a donde viajaron ayer de tarde, con una oncena que el sábado Tabárez hizo pública en la primera conferencia que brindó en el hotel Intercontinental. La hizo oficial el entrenador, pero ocho de cada diez compatriotas podría seguramente repetir sin temor a equivocarse ocho o nueve nombres de los que hoy se anotarán en el formulario.

Fernando Muslera; Maxi Pereira, Diego Lugano, Mauricio Victorino y Martín Cáceres; Diego Pérez, Egidio Arévalo Ríos y Nicolás Lodeiro; Luis Suárez, Diego Forlán y Edinson Cavani son los titulares para el estreno y seguramente lo único medianamente nuevo sea la presencia de Nico Lodeiro ocupando posición de mediocampista de ida y vuelta, que tal vez sea enganche en algún momento, rueda de auxilio en otro y media punta en otro. Las expectativas que el cuerpo técnico de Tabárez tiene en relación al sanducero seguramente son similares a las que tenía puestas en Nacho González antes del debut en el Mundial contra Francia.

A medida

A eso se suman tres excepcionales delanteros que integran la oncena por la razón del artillero de acuerdo a como lo explica el entrenador: "Tenemos tres jugadores que tienen mucho potencial de ataque y lo primero que decidimos es que tienen que estar en el equipo, nos hemos adaptado a esa circunstancia y estamos tratando de encontrar un equilibrio [...] de manera tal que también nos ponga a salvo de los problemas que cualquier equipo rival nos pueda plantear".

Perú ha quedado muy menguado en relación a la idea original de Markarián, que debió excluir de la lista, por lesiones, a Pizarro, Farfán, Carlos Zambrano, Luis Ramírez y Jesús Rabanal. Nuestro compatriota Sergio Markarián no reveló cuál será la oncena peruana esta tarde-noche, pero adelantó que el arquero será Raúl Fernández, y asimismo señaló que si era necesario usaría 20 minutos al buen volante ofensivo Juan Vargas, que viene de un desgarro en el muslo derecho. A Raúl Fernández le dicen Superman y recién ahora se ha ganado la titularidad llevando al banco a Salomón Libman, que fue el titular en todo el proceso previo, y dejando como tercer arquero a Leao Butrón.

Aparentemente, Markarián alinearía a Raúl Fernández; Renzo Revoredo, Santiago Acasiete, Alberto Rodríguez y Walter Vílchez; Michael Guevara, Adán Balbín y Cruzado o Lobatón; Luis Advíncula, Paolo Guerrero y Yosimar Yotún.

Tabárez tiene una visión del equipo incaico: “En los partidos que vi me pareció un equipo muy organizado, que presiona arriba y que cuenta con jugadores veloces y dinámicos, aunque faltos de contundencia. Uno pensaba que con el potencial que tenían Pizarro y Farfán hubieran aportado, pero ahora no es así. Sin embargo, hay jugadores jóvenes como Guerrero que pueden otorgar experiencia”.

Hace cuatro años debutaba oficialmente Tabárez en su segundo ciclo como entrenador de la mayor en una Copa América. Fue contra Perú, equipo ante cual la celeste perdió 3-0 y estuvo cerca de perder al entrenador, ya que algunos sumariamente lo querían echar. Hoy, cuatro años después, volvemos a arrancar el torneo continental ante los incaicos. El partido es el mismo, el presente de nuestro fútbol, por suerte, no.