Tenía otro recuerdo en la memoria al entrar al Centro Pelotaris Mercedes. Esta vez fue distinto. Pasando la puerta ya no escuchaba el chillido de los championes y sus frenadas, buscando desesperadamente el balín. No hubo golpes secos de paleta golpeando, ni el clásico picar de la pelota en el cajón lateral. No había siquiera voces, mucho menos gritos con ecos. Ya entrando, me topé con instrumentos de albañilería por todos lados: en el pasillo, contra la pared, colgando, de un lado, del otro, en la cancha, en los andamios. Y me atrapó el color: ese clásico verde frontón, con el azul que domina en la parte alta de la pared y hasta el techo. No había paleta, pero habrá después. Están fabricando el sueño.

Recorriendo las instalaciones con Daniel Balseiro, presidente en ejercicio del club, la pregunta se caía de madura: ¿por qué tanta obra? “Mirá, todo empezó cuando nos confirmaron que seríamos sede del VIII Campeonato Mundial Juvenil sub 22”. Principios tienen las cosas, vayamos por eso.

La idea surgió cierto día en la cantina del club. “Estábamos con Ignacio Tristán, jugador y dirigente del Pelotaris, y quien hoy ejerce un cargo directivo en la Federación Uruguaya de Pelota [FUP], y Enzo Pulpo Cazzola, conversando sobre el tema. Y no nos parecía tan descabellado, porque las delegaciones no son tan numerosas y con la capacidad locativa que hay en la ciudad la cubriríamos. Luego de charlarlo, lo transmití a la directiva, era 2010, y presentamos el proyecto en la ciudad de Pau, donde se jugaba el torneo, solicitando se nos tuviera en cuenta para realizar el próximo campeonato de mayores. No tuvimos suerte. Se hace en Pamplona”. Pero al tiempo, la revancha. “Posteriormente vinieron de la copa del mundo, nos dijeron que había posibilidad de hacer el campeonato mundial sub 22. Y así lo hicimos. Empezamos hablar con el arquitecto, con uno y con otro, presentamos el proyecto al ministerio porque necesitábamos dejar el trinquete con la reglamentación internacional, y en una reunión de la Federación Internacional de Pelota [FIP], y salió aprobado”. Es un goce ver la cara de Balseiro cuando dice: “Me enviaron un mensaje al celular que decía ‘OK Mercedes 2013’”. Cómo no va a ser un deleite y una alegría para alguien que nació en el Pelotaris, en el que jugó desde niño, conociendo historias de viejos ilustres y campeones mundiales.

De ahí en más se vinieron meses de trabajo full time, pero a Balseiro y los demás integrantes de la directiva no les importó: el anhelo está primero, por lo que se pusieron en campaña de conseguir el protocolo de trabajo internacional para acondicionar la cancha y todo lo que fuera necesario. “Sobre esa base hicimos un proyecto que presentamos en el Ministerio de Vivienda que ronda los tres millones de pesos. Decidimos empezar por el frontón. El que teníamos era de mármol, lo habíamos inaugurado en 1991, pero estaba un poco devenido. Además, para el mundial, hay otras modalidades con pelotas duras, o pelota de cuero, y eso acrecentaba el riesgo de que se rompiera. Empezamos por ahí: sacamos el mármol y lo hicimos de material. Luego continuamos con el piso. Se hizo un contrapiso, se pulió y se pintó. También ajustamos las medidas del cajón, se instalaron eólicos en el techo para la mejor circulación del aire y como mecanismo antihumedad, y se pintó con los colores tradicionales a nivel mundial, que son el verde y el azul”. Durante el relato Balseiro es claro, concreto, y gesticula poco. Pero cuando mira y señala de lo que habla, sus rasgos reflejan una especie de ternura, de felicidad: es el orgullo de saber que todo va bien, que la casa está preciosa, y que la nueva criatura lucirá espléndida. “Lleva tiempo, a veces no sale como uno quiere, ni los tiempos de la comisión son los mismos que los mecanismos públicos. Pero vamos bien, el arquitecto Martín Acosta y el constructor Javier Pérez están haciendo un trabajo impresionante. Así lo confirmó el arquitecto de la FIP, Rafael Araújo, quien valoró muchísimo el esfuerzo para dejar el trinquete de primer nivel”. En estos momentos, el Centro Pelotaris Mercedes se encuentra a la espera de recibir la segunda parte del préstamo. La planificación indica que se trabajará hasta la primera quincena de julio, cuando seguramente esté terminado el trinquete.

Abajo, el cajón de la cancha ofrece una exquisita visión panorámica del juego y la cancha. A nivel del piso, digamos, corriendo con los ojos en cada pelota. Eso irá cubierto de blindex, al igual que el primer piso. El piso del resto de las instalaciones del club se cambiará por porcelanato. Se arreglaron los baños existentes, se acomodará una sala de jueces y se creará una sala destinada a los controles antidopaje, que también podrá usarse como sala de reuniones. “Será prácticamente un club nuevo, para 100 años más”, dice Balseiro. Y seguramente lo será, porque hoy en día no existe en Uruguay ningún trinquete de estas características, preparado para recibir citas internacionales. Es el presente, y es también una apuesta al futuro. “No nos vamos a quedar quietos, hay que darle usufructo por todos los planteles y gurises. Hay que seguir dándole más a esto, porque siempre ha respondido la gente de Mercedes cada vez que hacemos espectáculos de pelota”, afirma el presidente.

De primer nivel

El torneo juvenil sub 22 es el segundo en importancia a nivel mundial, luego del de mayores. Es más, muchos de los jugadores que podrán verse en Mercedes en esta cita seguramente ya jueguen en mayores, o lo harán en un tiempo no tan lejano. Las diferentes delegaciones ya han confirmado su participación en el evento: las más numerosas serán México y Argentina (27 y 30 personas, respectivamente), mientras que Cuba irá con una representación de 15 integrantes y Chile contará con una de 11. Venezuela confirmó la participación pero aún no su delegación. Se estima que llegarán unas 170 personas en todas las delegaciones, aunque la experiencia dice que siempre vienen más.

Del equipo mercedario participarán dos chicas: Camina Naviliat, que seguramente sea titular, y Macarena Morel, que tiene sólo 13 años. No es casualidad, ni premio al organizador. El Centro Pelotaris Mercedes es una cantera inagotable de talento: Gastón Dufau, Enzo Cazzola, Andrés Ameigeiras, Alejandro Fernández, Camila, Mariángel Maneiro y Josefina Touron han salido de la escuelita local y defendido la celeste de Uruguay. La lista de representantes en torneos internacionales es importante y completísima: desde la dupla Ramón Manera y Armando Paz, pasando por Jorge Bosco (campeón mundial en los años 66 y 70, como suplente en la dupla Iroldi-Bernal), o los Ameigeiras-Arcaus, subcampeones mundiales en 1982, además de, cómo no, los recientes Cazzola-Perrone, y su destacada participación en todos los trinquetes.

La historia comenzó en 1950, con la primera pareja federada de la institución: Nolé-Barbat. Luego, ocho años después, llegaría el primer título nacional, con los manistas Román López y Ruben Wilson. Todos cobijados en un trinquete que primero tuvo la pared de madera, luego de cemento y después de mármol, y que en una lejana reforma elevó el techo entero varios metros más arriba. Hubo historias, y hay otras por venir, como esta misma, que las manos conjuntas de socios, colaboradores, amigos, la intendencia municipal y el gobierno central van cimentando. Un grupo que la rema codo a codo, que nació ahí adentro, escuchando aquel chillido de los championes y los manazos en blanco y negro. Absorbidos, siguiendo la obra paso a paso, quizá todavía no les alcance el tiempo o la razón como para darse cuenta de lo que van logrando; todo pasa tan rápido... Traer un mundial es una patriada. Lo están edificando, y sólo se sentirán satisfechos cuando vean a las autoridades cortar la cinta inaugural. Luego festejarán, en abrazos apretados, en aquella vieja cantina. La de los sueños locos, la de las mil realidades.

Vienen

Son ocho los países que participarán en el octavo Campeonato Mundial sub 22 de Trinquete, que se jugará del 13 al 19 de octubre de 2013 en el trinquete Jorge Larrouy del Centro Pelotaris de Mercedes.
Cuba se presentará con diez jugadores, cuatro técnicos, yun jefe de delegación. En total son 15. Participará en mano individual y pareja, pelota cuero, goma masculino y femenino y share.
De Chile vendrán nueve jugadores tres técnicos y un jefe de delegación. Intervendrá en mano individual y pareja, pelota cuero y goma masculino.
México traerá 22 jugadores, tres técnicos, un jefe de delegación y un médico. Participa en mano individual y pareja, pelota cuero y goma y share.
Argentina cruzará con 22 jugadores, seis técnicos, un jefe de delegación y un médico, y participarán en todas las categorías, mientras que Venezuela vendrá con diez jugadores, dos técnicos y un jefe de delegación. Francia trae 22 jugadores, seis técnicos, un jefe de delegación y un médico, mientras que España llega con 11 jugadores, cuatro técnicos y un jefe de delegación. 
Destacamos que en la delegación uruguaya se incluye a dos mercedarias en el plantel femenino de paleta con balín: Camila Naviliat y Macarena Morell. Además el jefe de la delegación uruguaya es el mercedario Ignacio Tristán Garayalde, actual tesorero de la FUP. Además habrá otros 12 jugadores uruguayos y cuatro técnicos, a los que se suma el médico, que se inscribieron en mano individual, pelota cuero, goma masculino y femenino.
Por consiguiente el Centro Pelotaris Mercedes deberá afrontar los costos de alojamiento de 162 personas de la totalidad de las delegaciones, además de su alimentación. Dentro de las modalidades que se jugarán están: paleta cuero, paleta goma (femenino y masculino), mano (individual y en pareja) y share. Según datos que nos aportó el periodista local Jesús Balseiro, el calendario establece la disputa de un total de 77 partidos, que se divirán en: mano individual: 13 partidos. mano parejas: 10 partidos. Paleta de cuero: 18 partidos. Goma masculino: 14 partidos. Goma femenino: 14 partidos. share: 8 partidos. ■