El partido entre capurrenses y carboneros se mudó del típico escenario donde hacen de locatarios los primeros ante los equipos grandes, del Centenario al Parque Alfredo Víctor Viera, en la tarde veraniega que amagó con ser amarga para Peñarol y terminó siendo dulce por las apariciones de Jonathan Rodríguez y Marcelo Zalayeta. Los ingresos de Hernán Novick y Fabián Estoyanoff fueron fundamentales para la remontada del equipo de Paolo Montero, que había comenzado en desventaja por el gol de Gonzalo Papa sobre el final del primer tiempo.

Detalles

**Cancha:** Parque Viera. **Árbitros:** Martín Vázquez, Carlos Changala y Horacio Ferreiro. **Fénix (1):** _Manotas_ Mejía; Juan Álvez, Fabricio Silva, Maxi Perg y Ángelo Gabrielli (83’ _Monoco_ Zambrana); Tito Ferro y Gonzalo Papa; Cecilio Waterman (55’ Franco Acosta), Martín Ligüera y Juan Ángel Neira (55’ Facundo Boné); Lucas Cavallini. **DT:** Gustavo Bueno. **Suplentes:** Michel Tabárez, Agustín Olivera, Silvio Dorrego y Davies Banchero. **Peñarol (2):** Pablo Migliore; Andrés Rodales, _Hormiga_ Valdez, Joe Bizera y Diogo Silvestre (59’ _Lolo_ Estoyanoff); Ale Silva (46’ Nahitan Nández), Sebastián Píriz y _Japo_ Rodríguez; Tony Pacheco (65’ Hernán Novick); Marcelo Zalayeta y Jonathan Rodríguez. **DT:** Paolo Montero. **Suplentes:** Washington Aguerre, Darío Rodríguez, Marcel Novick y Juan Manuel Olivera. **Goles:** 41’ Gonzalo Papa (F), 67’ _Cabecita_ Rodríguez (P), 73’ Marcelo Zalayeta (P).

Novick y el Lolo pusieron la velocidad que necesitaba Peñarol para enfrentar una tarde tan soleada como peligrosa: el Apertura ya tiene dueño y la Anual está muy lejos, y la derrota de Racing de mañana podía, por lo menos, cambiar un poco la visión de los carboneros a futuro. Peñarol deberá ganar el Clausura para poder llegar a la definición del Uruguayo, pero si eso no pasara, estos puntos, tan amargos y con gusto a poco, servirán al final de la temporada para asegurar la clasificación a alguna copa internacional. La derrota en el clásico será difícil de olvidar para este plantel, pero la recta final del torneo puede darle un toque de tranquilidad para después buscar la felicidad. La última etapa del Apertura tendrá un partido interesantísimo entre Peñarol y Racing en el estadio; y Fénix, que sumó su quinta derrota al hilo (Rampla, Nacional, Rentistas y Racing fueron las anteriores), deberá enfrentarse a Cerro en el Tróccoli.

No es papa

El partido comenzó con gran intensidad por el lado de Fénix. Cecilio Waterman aprovechó su velocidad y a los estáticos defensores aurinegros para complicar por todo el frente de ataque. Ya en los primeros minutos Juan Álvez hizo que Pablo Migliore entrara en acción por un zapatazo que sacó desde fuera del área, generando la volada del argentino. El 1-0 vino sobre el final del primer tiempo, en un partido mal jugado pero que tal vez el local merecía ir ganando. Gonzalo Papa, uno de los volantes de contención de Gustavo Bueno, la mandó a guardar tras recibir un centro de Martín Ligüera. 1-0 y a los vestuarios a descansar. El entrenador aurinegro ensayó la primera variante para el comienzo del segundo tiempo, que fue el ingreso del juvenil Nahitan Nández.El chiquilín le dio marca y dinámica al mediocampo aurinegro, que terminó de colorearse con los ingresos de Novick y Estoyanoff. En la primera que tomó, Hernán cruzó toda la cancha con pelota dominada y se la pasó bien al Lolo, que remató para que Mejía atajara, de rebote, y llegara Jona para empatar el partido. Entre Hernán, Estoyanoff, Jonathan y Zalayeta, enloquecieron a los defensas de Fénix. Con dos integrantes de ese cuarteto llegó el gol del triunfo: jugada de Jonathan y gol de Marcelo, del pibe al veterano. 2-1 y a esperar la última fecha en dos semanas.