El entrenador de la selección uruguaya de fútbol confirmó el sábado los 23 jugadores que integrarán el plantel celeste para disputar el Mundial de Brasil 2014. De la lista inicial de 25 futbolistas debían quedar 23; los dos desafectados del plantel fueron Sebastián Eguren y Alejandro Silva. El primero participó en el Mundial de Sudáfrica 2010 e integró todas las convocatorias uruguayas en los últimos años; el segundo comenzó a ser citado a principios de 2013, cuando debutó en la selección ante Chile en Santiago, cuando los locales derrotaron a Uruguay 2-0 y la clasificación al Mundial era imposible según muchos de los especialistas del periodismo deportivo. Las confirmaciones en la selección son la vuelta de Jorge Fucile, que jugará -como unos cuantos de esta selección- su segundo mundial consecutivo, la de Sebastián Coates, que ingresó como titular el viernes, la de Christian Stuani, que sirvió como recambio durante el proceso de las clasificatorias y se ganó un lugar entre los titulares, y la más maravillosa de todas: la situación de José María Giménez, el chiquilín de Toledo que nació el 20 de enero de 1995 y, ya con un subcampeonato mundial sub 20 en su haber -el del año pasado, cuando Uruguay perdió la final por penales ante Francia en Estambul-, jugará con la selección uruguaya absoluta aun teniendo edad para disputar otro mundial para menores de 20 años. José María debutó el 10 de noviembre de 2012 en el primer equipo del Danubio Fútbol Club ante Central Español en el Parque Palermo. Ese día, en la derrota de su equipo por la fecha 11 del Torneo Apertura, ingresó a los 46 minutos por Gastón Bueno. El resto es historia conocida: primero el Mundial sub 20, luego el pase a Atlético de Madrid y hoy, 19 meses después de su debut en Primera División, será parte del sueño mundialista de millones.

El partido

Uruguay salió a la cancha con los siguientes 11 futbolistas: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Diego Lugano, Sebastián Coates y Martín Cáceres; Gastón Ramírez, Walter Gargano, Egidio Arévalo Ríos y Cristian Rodríguez; Diego Forlán y Edinson Cavani. Durante el transcurso del partido Tabárez realizó seis variantes. Ingresaron José María Giménez por Coates, Christian Stuani por Forlán, Nicolás Lodeiro por Ramírez, Abel Hernández por Cavani, Álvaro Pereira por Cáceres y Diego Pérez por Gargano. En el banco de suplentes permanecieron Martín Silva, Rodrigo Muñoz, Alejandro Silva, Jorge Fucile, Álvaro González y Sebastián Eguren. Tal vez el primer tiempo no haya sido de lo mejor futbolísticamente; incluso el entrenador uruguayo expresó su descontento en la conferencia de prensa, pero la segunda etapa fue avasallante y favorable a los celestes. La más clara fue un ataque rápido tras una pelota que robó el Cebolla y pasó a Cavani, que remató, y Carrol, el golero norirlandés, dio rebote para que llegara Forlán con el gol casi hecho, pero nuevamente el arquero voló y se dio contra el palo, sacando la pelota al córner. En el segundo tiempo Giménez entró bárbaro, Stuani y Hernández también, pero el Cebolla fue determinante en el triunfo uruguayo. Por la izquierda nació el gol: desbordó con gran potencia, tocó la pelota para Cavani y el salteño se la dio redonda a Stuani, que la mandó adentro para poner el 1-0 Luego Uruguay siguió como una tromba pero no pudo estirar el marcador.

Los rivales

Entre el viernes y el sábado, dos de los tres rivales que enfrentará Uruguay en el grupo D del Mundial de Brasil 2014 disputaron encuentros amistosos. El viernes Inglaterra derrotó la selección de Perú 3-0 en el Estadio Wembley, con anotaciones de Daniel Sturridge, Gary Cahill y Phil Jagielka. En la selección incaica debutó como entrenador el riverense Pablo Bengoechea. En Inglaterra, el entrenador Roy Hodgson formó inicialmente con Joe Hart en el arco; Phil Jagielka, Gary Cahill, Leighton Baines y Glen Johnson en la defensa; Jordan Henderson, Steven Gerrard, Danny Welbeck y Adan Lallana en la zona de volantes; y como delanteros, Daniel Sturridge y Wayne Rooney. El sábado fue el turno de Italia, que empató 0-0 con República de Irlanda en el Craven Cottage, escenario de Fulham. En el equipo salió lesionado su capitán, Riccardo Montolivo, cuando transcurrían 15 minutos de partido, con fractura de tibia, por lo que será baja de la azzurra en el Mundial.

Todavía podés ir


El miércoles a las 20.30 Uruguay se despedirá con el partido ante Eslovenia en el estadio Centenario. La venta sigue en los locales Abitab de todo el país, en las boleterías del Centenario y en la Asociación Uruguaya de Fútbol, de 10.00 a 18.00, con los siguientes precios: tribunas Ámsterdam y Colombes $ 150, Olímpica $ 250, América (puertas 3 y 24) $ 350 y platea América (puerta 4) $ 350.