11 años después de su primer título, el club Pacaembú se consagró nuevamente campeón de la Liga Regional de Básquetbol de Soriano. En el juego disputado en el estadio Mario Bellini el sábado, el Paca venció a Praga 90-80 y se erigió como el mejor de la temporada. Heroica serie del conjunto azul frente a los praguenses, candidatos del año y hueso duro de roer desde que el _match point_en favor de Pacaembú los acechara.

No existían horas ni tiempo ni relojes: un segundo era la vida o el abismo. Era la quinta y decisiva final y no existía mañana. Praga, que venía con el envión anímico de levantar un 2-0 al mejor de tres y poner la serie 2-2, comenzó mejor el partido final. Siempre con 5 o 6 puntos arriba en el marcador de diferencia, hasta el tramo final del juego. Entonces apareció para Pacaembú la determinante figura del yanqui Howard Wilkerson en ambos tableros, más los aportes de sus compañeros Daniel Rivero, Facundo Ferreira y Seba González. Primero el equipo se fortaleció defensivamente, luego hubo un gran desempeño en ataque, ya fuera con ofensivas alto-bajo o rotación flexible de bola hasta que recibiera el estadounidense. El Paca dio vuelta un partido increíble (perdió 20-24, 37-43 y 61-64 los tres cuartos), y cuando faltaban 4 minutos para el final no se le fue más. Enorme el yanqui, que no falló ni un personal, más Rivero con tantos decisivos sobre la chicharra. Explosiva y festejada victoria de los gitanos de calle Detomasi, que reeditan aquel histórico primer título de la temporada 2003-2004.

Howard Wilkerson, aquel polivalente ala pivot que llegó en 2008 para jugar el Metro en Goes y que desde ese entonces ha logrado ascensos y finales, fue el goleador de su equipo en la decisiva final con 26 puntos, tres menos que el goleador del partido, Cristian Mazzuchi, de Praga. El yanqui fue para muchos el mejor jugador de la temporada, además del causante de que Pacaembú se metiera entre los mejores. Siempre de forma costosa: luego de la primera fase a dos ruedas, se metió cuarto entre seis. En el reducido metió básquetbol y coraje para colarse entre los semifinalistas y dejar afuera a dos buenos equipos como Remeros y Sandú. La semifinal fue con Racing, acaso el enfrentamiento más popular del básquetbol mercedario, además de clásico posmoderno. Remando contra la corriente llegó a la final con Praga, un equipazo formado para salir campeón. En el camino Pacaembú tuvo dos técnicos. El primero fue José Benavídez. Él diseñó el plantel y sus incorporaciones. Pero en este devenir de resultados y expectativas, Joselo quedó al margen a mitad de camino. Entonces recaló en el Paca el fraybentino Jorge Cascote Cremella. Ambos fueron mentores del segundo título.

Porque el plantel es todo: lo que pasa entre victorias y derrotas, lo que logra como grupo, lo que vibra fuera y dentro de la cancha. Pacaembú estuvo conformado durante la temporada por los citados Wilkerson, Daniel Rivero, Seba González el montevideano -que surgió hace años en Miramar- y Facundo Ferreira (quien fue la última ficha procedente de Remeros tras la eliminación de éstos) más el otro Sebastián González, salteño capitán del equipo, Bruno Torres, Leandro Curbelo, Mauricio Pino, el ex Defensor Sporting Gonzalo Rama, Matías Silva, Daniel Soria -otro de los fichajes, que llegó desde Nacional de Fray Bentos en uno de los períodos extraordinarios- más los juveniles de la casa. En lo que corresponde estrictamente a las finales, por promedio, el goleador del conjunto azul fue Facundo Ferreira con 18,6 puntos por partido, seguido por Wilkerson con 17, Daniel Rivero con 16,6 y el montevideano González con 11,2.

Miralo a él

El yanqui Howard Wilkerson quedó encantado con el básquetbol de esa zona. Se despidió con un mensaje vía Facebook simple y emotivo a la vez: “#GraciasPacaembú #WeAreTheChamps”. Antes, al inicio de la serie final contra Praga, Wilkerson se había despedido de la red social argumentando que debía concentrarse para ir derecho al título (y sólo quedaba en contacto vía WhatsApp, iMessage o correo electrónico). Ayer volvió a Facebook con un “campeonato en la mano, todo gracias a Dios que tan bueno es conmigo” además de los hashtags.

Coleccionables

Con el segundo título de Pacaembú, la tabla histórica de campeonatos ganados en la Liga Regional de Básquetbol de Soriano quedó así: Remeros lidera con 30, Praga tiene 24 -entre ambos poseen 71% de los títulos ganados-, Independiente 6, Esparta 5, Sandú 4, Racing 3, Pacaembú 2 y Bristol, que ya no juega más en básquetbol, también 2.