Que sí, que no, que vos, que yo, que tuya, que mía. Racing y Wanderers no escatimaron en su juego. Fue dispar, cierto, pero tuvo las mejores pilchas de los dos. Porque el de Sayago dominó con un monólogo rutilante en el primer tiempo, pero el del Prado reaccionó en el segundo.

Eso obligó al Cachorro Burián a tener los dientes apretadísimos. Sobre todo cuando evitó un gol cantado, que, para peor, hubiese sido en contra. O cuando le tapó un cabezazo a Diego Zabala. Fue el viejo Racing, el del primer tiempo, el que tuvo las más claras y que, por causalidades del cosmos, no abrió el marcador. Wanderers jugó a dos manos. Con la cabeza en otra cosa, aunque sin regalar nada. Y Arias no durmió la siesta y se animó con el rosarino Joaquín Verges y Santiago Bellini. Ahí cambió el negocio bohemio, que entonces jugó a otra cosa. Casi que a otro estilo, también efectivo.

Eso complicó a Racing, que regaló todo lo bueno del primer tiempo. Porque lo agarró de sopetón el cambio brusco del rival, y porque tuvo que esperar y estar más atento en el fondo. Eso lo pagó caro.

Si de goles errados vienen los que van en contra, el cervecero sabe. Padeció un mano a mano que desaprovechó Affonso y que lo vio sufrir en su propia cuenta. Nicolás Albarracín entró al área con una corrida, casi que de Usain Bolt, y castigó con un zurdazo que se metió en un hueco dificilísimo. Un íntimo espacio entre el palo y Jorge Contreras.

La acción-reacción fue lo que hizo que Racing ganase. Fue ese castigo por malograr los goles y también el oficio y esa memoria para las bases de buen fútbol que dejó el torneo pasado. Y si de goles sabe, Agustín Gutiérrez fue el que puso el empate, tras un rebote de otro gol que se perdió Affonso. Pero tranquilo, flaco, que lo mejor viene al final.

En los descuentos, el arachán, con alma y vida, se arrojó para poner el 2-1, merecido, en su caja personal, por todas las veces que inquietó. Así ganó el viejo Racing, con memoria, con lo mismo que en el Apertura, en la hora, y soñando con el tren de los sueños. Los de Sayago ahora han retomado en exclusividad el segundo puesto de la Tabla Anual, achicando la diferencia con Nacional y sacándole 3 puntos a Peñarol.

Detalles

Árbitros: Fernando Falce, Antonio Fedorczuk y Andrés Olivera.

Racing (2): Jorge Contreras, Gonzalo Aguilar (83’ Jesús Trindade), Rodrigo Brasesco, Franco Romero (con nota), Darwin Torres, Ángel Cayetano, Ignacio Nicolini, Diego Zabala (77’ Diego Martiñones), Carlos Daniel Acosta (62’ Agustín Gutiérrez), Mauricio Affonso (picante) y Juan Pablo Rodríguez. DT: Pablo Alonso.

Wanderers (1): Leonardo Burián (ataja), Alex Silva, Gastón Bueno, Martín Rivas, Martín Galain (46’ Joaquín Verges), Paulo Lima, Matías Santos, Adrián Colombino, Nicolás Albarracín (potencia) (82’ Leandro Paiva), Diego Riolfo y Juan Cruz Mascia (46’ Santiago Bellini). DT: Alfredo Arias.

Goles: 69’ Nicolás Albarracín (W), 86’ Agustín Gutiérrez (R), 90’ Mauricio Affonso (R).