Hoy a las 16.30 Defensor Sporting será local ante Universitario de Perú en el estadio Luis Franzini, por los dieciseisavos de final de la Copa Sudamericana. Los chilenos Enrique Osses, Marcelo Barraza y Raúl Orellano arbitrarán este encuentro de la segunda fase copera, en el que violetas y cremas se medirán luego de eliminar en la primera fase del torneo a Bolívar de Bolivia y Deportivo Anzoátegui de Venezuela, respectivamente. Defensor, que sacó una buena renta de 3-0 en Montevideo en la ida ante los bolivianos, luego subió a la altura de La Paz, perdió 2-0 y logró mantener la ventaja para lograr la clasificación. Universitario, en cambio, derrotó a los venezolanos en la ida y en la vuelta con idéntico marcador: 3-1. Una de las anotaciones, en la primera victoria de la U, fue del uruguayo Henry Giménez.

Las localidades para el partido de esta tarde se pueden adquirir de 8.00 a 13.00 en la sede defensorista de la calle 21 de Setiembre, y desde las 14.00 en las boleterías del Franzini. Los precios son los siguientes: la platea Punta Carretas y la tribuna 6 de Agosto de 1960 cuestan $ 200, y la tribuna Alfredo Ghierra $ 100. Los socios de Defensor pagan $ 50 en todas las tribunas. Los menores de 12 años inclusive tienen libre acceso.

¿Cómo llegan?

Los dirigidos por Juan Tejera vienen de derrotar 2-0 a Racing en el Parque Osvaldo Roberto, el sábado, por el Torneo Apertura, con goles de Felipe Rodríguez y el Tato Santiago Barboza. La viola había postergado su primer partido del Torneo Apertura, con Sud América, porque estaban en viaje hacia Bolivia; ese encuentro con los buzones ya tiene fecha confirmada: miércoles 2 de setiembre a las 19.00 en el Franzini, el mismo escenario en el que los violetas recibirán a Peñarol el domingo a las 18.00, por la tercera fecha del Apertura. Los tuertos posiblemente jueguen esta tarde con Martín Campaña en el arco; Emilio Zeballos, Andrés Scotti, Guillermo de los Santos y Sebastián Ariosa en el fondo; los volantes Mauro Arambarri, Martín Rabuñal, Brian Lozano y Felipe Rodríguez; y los delanteros Nicolás Olivera y Héctor Romário Acuña.

Universitario, que vino a Uruguay con una delegación de 20 futbolistas, empató el fin de semana con otro de los tradicionales equipos peruanos, Sporting Cristal, empate que les permitió a los celestes cerveceros consagrarse como campeones del Torneo Apertura del fútbol peruano. El entrenador de la U, el colombiano Luis Fernando Suárez, ex director técnico, entre otros equipos, de las selecciones de Ecuador y Honduras, le dijo a El Comercio sobre el partido de esta tarde: “Mi ambición es ganar en Uruguay. Vamos a representar a todo el país con Universitario, y lo tenemos que hacer bien. Si jugamos y mejoramos algunos aspectos en los que fallamos contra Anzoátegui, podremos sacar un resultado favorable en Montevideo”.

Para hoy, Suárez tendrá que ensayar una variante obligada, por la baja de Diego Chávez, el lateral izquierdo, que perdió dos dientes el domingo en un choque con un jugador de Sporting Cristal; en su lugar entrará Rodrigo Cubas. Además, ni Andy Polo ni Antonio González integraron la delegación que vino a Montevideo, porque están lesionados. El equipo para esta tarde sería el siguiente: José Carvallo; Cubas, Braynner García, Gustavo Dulanto y Horacio Benincasa; Josimar Vargas, Ángel Romero, Henry Giménez y Edison Flores; y Maximiliano Giusti y Raúl Ruidíaz o Juan Gutiérrez.

El partido de vuelta aún no tiene fecha confirmada, pero se sabe que será entre el 13 y el 15 de setiembre -luego de las dos fechas FIFA de setiembre- y que se jugará en el estadio Nacional de Lima, ya que el Monumental, escenario de Universitario, se dice que será suspendido por dos años -en principio, seguramente será clausurado hasta fin de año- por hechos de violencia que ocurrieron antes del partido con Sporting Cristal el domingo.

El que pase esta fase se enfrentará en octavos de final con el ganador de la llave que disputarán los argentinos Lanús y Belgrano. El primer partido entre granates y piratas cordobeses se jugará mañana a las 21.15 en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba.

Jaime contra Mario

Así como Jaime Roos es, sin dudas, el hincha violeta más célebre, los peruanos de Universitario de Deportes se jactan de que el escritor Mario Vargas Llosa es un fiel hincha de su escuadra, a la que incluso defendió en la cancha en algunas ocasiones cuando era calichín, peruanismo con el que se designa a los novatos en el fútbol juvenil. Jugador por la izquierda, luego devenido en punzante atacante por la derecha desde el punto de vista ideológico, Vargas Llosa recibió numerosos galardones literarios, entre ellos el premio Nobel de Literatura en 2010, y un año después fue reconocido como socio honorario de Universitario durante la Noche Crema, una celebración anual en la que este equipo limeño -uno de los grandes de Perú junto a Alianza- realiza la presentación oficial de su plantel. En esa ocasión, el literato nacido en 1936 en Arequipa agitó la bandera crema en la mitad de la cancha y dijo, emocionado, que “la U es una leyenda, un mito, una tradición”. Vargas Llosa, que desde hace años reside buena parte del tiempo en Madrid, es también director de la cátedra Real Madrid en la Escuela Universitaria Real Madrid, una institución de educación terciaria que se dedica a estudios especializados en deporte. Desde el punto de vista literario su relación más directa con el fútbol fue durante el Mundial disputado en España en 1982. En ese torneo, el último en el que tuvo participación la selección peruana, Vargas Llosa trabajó como periodista deportivo, cubriendo el evento para varios medios, entre otros el diario español ABC y El Comercio, de Perú.