Ir al contenido

Deporte | Viernes 29 • Enero • 2016

Sheikh Salman. Foto: Afp s/d de Autor
Sheikh Salman. Foto: Afp s/d de Autor

Otra versión

El caso Salman: la conducta de la Asociación de Fútbol de Baréin y su complicidad en el maltrato a los jugadores.

El lunes 25, la diaria publicó una extensa entrevista al candidato a la presidencia de la FIFA, Sheikh Salman, miembro de la familia real de Baréin y presidente de la Confederación Asiática de Fútbol. En respuesta a una pregunta sobre la represión a la que fueron sometidos los futbolistas durante la Primavera Árabe de 2011, el dirigente bareiní explicó que cinco clubes fueron descendidos por haberse negado a jugar, y negó en bloque su participación en una comisión de denuncia que “nunca se formó”. Esta versión no es compartida por todos, y su cuestionamiento da lugar a una campaña que se intensifica y halla eco en órganos de prensa de primer orden, como The Guardian y The New York Times. la diaria quiso saber más.

Sayed Alwadaei, director jurídico de BIRD

Apenas lo contactamos, Sayed Alwadaei cedió a nuestro pedido: respondió amablemente a todas nuestras preguntas y nos transmitió la documentación disponible.

-¿Qué es BIRD?

-BIRD (Instituto de Baréin por los Derechos y la Democracia, por su sigla en inglés) es una organización sin fines de lucro creada en 2013 en Reino Unido. La organización despliega un trabajo de información y ayuda a los solicitantes de asilo. Trabaja con las demás y tiene una fuerte relación con la prensa y otras organizaciones de la sociedad civil. Varios artículos publicados recientemente por The Guardian y New York Times retoman nuestras encuestas.

-¿Por qué están trabajando sobre el caso Salman?

-Nuestro trabajo está dirigido a todas las víctimas de violaciones de derechos humanos en Baréin y en el Golfo Pérsico en general. Aquí, específicamente, tratamos la situación de los atletas que fueron encarcelados y torturados en 2011.

-¿Qué piensa usted de la respuesta del señor Salman a nuestra pregunta del lunes 25?

-La respuesta del jeque Salman es totalmente falsa. Nadie puede imaginar que el jeque Salman, presidente de la Asociación de Fútbol de Baréin (AFB) y secretario general del Consejo Supremo para la Juventud y el Deporte, órgano de supervisión del gobierno de Baréin para los deportes, no estuvo involucrado en la política de sanciones contra los futbolistas, deportistas y clubes de Baréin en 2011 que denunciaron haber sido torturados.

Salman presidió el comité de investigación sobre el movimiento deportivo y tiene una responsabilidad en estos eventos, que implicaron graves violaciones de los derechos humanos. Hay pruebas. Y está claro que la AFB adoptó una posición política hostil a las manifestaciones prodemocracia.

-¿Qué pasó exactamente con los clubes?

-El 19 de febrero de 2011, después de cinco días de protesta y violencia de Estado, seis clubes de fútbol escribieron a Salman para solicitar la interrupción de las actividades deportivas por la inseguridad. Escribieron: “El ambiente general no es propicio para el deporte, y tampoco lo es el actual estado psicológico de la gente. Los padres no permiten que sus hijos se presenten a jugar dada la tensión actual y el riesgo de consecuencias graves. Hubo muertos hace pocos días y para ciertos clubes se ha vuelto casi imposible organizar entrenamientos o partidos”. La carta, enviada desde Malkiya Club, fue firmada por otras cinco entidades: Al Shabab, Al Tadamun, Sitra, Al Ettifaq y Al Etihad. La AFB no suspendió los juegos ni atendió el pedido formulado, de modo que estos clubes no se presentaron en la cancha. El 18 de abril, en una reunión presidida por Salman, la AFB decidió relegar al Malkiya y al Al Shabab de la primera división a la segunda y puso a cada uno de los seis clubes firmantes una multa de 20.000 dólares. Los clubes fueron suspendidos por una temporada y sus jugadores, privados de pase. El 20 de abril, la Agencia de Noticias de Baréin declaró: “La directiva de la AFB destacó la importancia de acatar las decisiones de la Comisión de Investigación [presidida por Salman] contra quienes han ofendido a nuestros líderes y a nuestro precioso reino, y de excluir a quienes participaron en actos ofensivos, ya san administradores, árbitros o miembros de la AFB”.

-¿Hay pruebas fehacientes de la participación de Salman?

-Sí, los propios comunicados gubernamentales. El mencionado comunicado del 20 de abril dice claramente que la AFB tomó medidas contra los clubes de fútbol “de acuerdo con las decisiones del Comité de Investigaciones”. Al mismo tiempo que los agentes de seguridad sometieron a atletas detenidos a la tortura, la AFB suspendió clubes que solicitaron un corte del campeonato por razones de seguridad. Para colmo, Salman nunca condenó las medidas adoptadas contra los futbolistas en Baréin a esta fecha, y eso se explica porque fue cómplice de estas acciones.

-¿Se sancionó también a jugadores?

-El 7 de abril, la estatal Agencia de Noticias de Baréin realizó amenazas. El 10 de abril, el príncipe Nasser bin Hamad al Khalifa formó una Comisión de Investigación, cuya tarea era identificar a los atletas que participaron en las protestas pacíficas. De acuerdo con un comunicado de prensa gubernamental del 11 de abril, el comité investigó las “violaciones de los individuos asociados con el movimiento deportivo durante los recientes acontecimientos desafortunados en el Reino de Baréin” y el príncipe Nasser nombró al jeque Salman bin Ebrahim al Khalifa presidente de dicho comité.

Se ha documentado la tortura de atletas en Baréin. El 3 de abril de 2011, el príncipe Nasser bin Hamad al Khalifa, hijo del rey de Baréin y presidente del Consejo Supremo para la Juventud y el Deporte, del cual Salman era secretario general, apareció en la televisión estatal y dijo que “al que llama a la caída del régimen le caerá una pared en la cabeza [...] y si se trata de un atleta, de un miembro de la alta sociedad o de un político, tendrá que rendir cuentas, ya que hoy es el día del juicio”. La Comisión Independiente de Investigación de Baréin, un cuerpo de juristas internacionales que examinó las acciones del gobierno en respuesta a las protestas de 2011, concluyó que las fuerzas gubernamentales utilizaron “una fuerza innecesaria” destinada a aterrorizar en el marco de las detenciones de principios de 2011. The Associated Press informó que más de 150 atletas y miembros de la comunidad deportiva fueron detenidos durante ese período. El 5 de abril, las fuerzas de seguridad arrestaron al delantero estrella del equipo nacional de fútbol de Baréin A'ala Hubail (73 partidos, 29 goles) y más tarde a su hermano Mohamed Hubail (58 partidos, cinco goles) y al portero suplente Ali Saeed (nueve participaciones) en pleno Estadio Nacional. A'ala Hubail fue Bota de Oro de la Copa de Asia 2004. Pero ninguno de estos jugadores pudo reintegrar el equipo nacional. Los jugadores fueron detenidos durante casi tres meses y sometidos a torturas, según se informa en un documental de ESPN realizado por el galardonado periodista de investigación Jeremy Schaap. A'ala Hubail dijo a ESPN: “No hice nada malo para merecer este tratamiento y la humillación. [...] Me pusieron en la habitación especial y uno de los que me golpeban me decía: `Te voy a romper las piernas´”.

Jugar con fuego

Detallamos a continuación el contenido de los intercambios entre BIRD y la FIFA. BIRD escribió por primera vez a la FIFA el 2 de enero de 2014 requiriendo la atención del señor Michael J García, que en aquél entonces presidía el Comité de Ética de la federación internacional. En la carta, BIRD solicitó “el inicio de una investigación inmediata sobre la conducta de la Asociación de Fútbol de Baréin y su complicidad en el maltrato de los jugadores”, y destacó que estos hechos constituían una clara violación del Código de Ética de la FIFA.

Recordando los acontecimientos de la Primavera Bareiní, BIRD alertó sobre el hecho de que “por lo menos seis futbolistas de la selección de fútbol fueron arrestados, difamados y torturados tras su identificación pública por las autoridades y la asociación de fútbol” y reafirmó que 150 deportistas fueron encarcelados después de que un comité especial presidido por Sheikh Salman bin Ibrahim al Khalifa los identificó a partir de fotos de las manifestaciones. El texto denunció las multas y las suspensiones de los clubes y la condena de Mohamed Hubail a dos años de prisión. BIRD argumentó que “Salman ignoró su obligación de proteger la integridad física y mental y los derechos personales de los individuos”, violando el artículo 24 del Código de Ética, y que “ofendió la dignidad e integridad de un país, de individuos y grupos de personas”, violando el artículo 23. Finalmente, la carta denunció la incapacidad de Salman para llevar a cabo sus deberes de dirigente de modo independiente, lo que agrega una violación caracterizada del artículo 19.

La respuesta de García fue inmediata. El 6 de enero, el dirigente estadounidense y presidente de la Cámara de Instrucción respondió con un texto breve, que reproducimos íntegramente: “Como se establece en el Código de Ética de la FIFA 2012, la jurisdicción Cámaras de Investigación se limita a investigar violaciones de los dirigentes del fútbol estipuladas en dicho código. En consecuencia, con respecto a la información de su carta, la Cámara de Investigación no llevará a cabo ninguna acción”.

En un nuevo correo del 8 de noviembre, BIRD recordó a García las intervenciones de la FIFA en casos semejantes, cuya jurisprudencia es aplicable a la situación bareiní: sanciones a la asociación de Nigeria en 2010, por intervenciones del gobierno en el fútbol; sanciones en 2010 al Estado de Brunéi Darussalam, por injerencias del gobierno en el fútbol; en 2008, sanciones a la asociación de Etiopía; en 2007, sanciones a la asociación de Kuwait por intervenciones gubernamentales en el proceso electoral. Recordó que la represión contra los futbolistas proseguía y que el 7 de enero de 2014 el futbolista Hakeem al Oraibi fue encarcelado, acusado de haber incendiado un puesto de policía, hecho que ocurrió en momentos en que el jugador disputaba un partido que se televisó en directo. También recordó que futbolistas como Bahr Mohamed Jawar, Hassan Abdullah Marhoum y Qassem Habeeb Abdullah fueron detenidos en diciembre de 2013. García no se inmutó y el 9 respondió: “Ya le explicamos en el correo anterior lo referente a la jurisdicción de la Cámara de Investigaciones del Comité de Ética”.

El hecho es que la Comisión Electoral de la FIFA dio su aval a la candidatura de Salman. Una nueva queja fue presentada el 3 de noviembre de 2015 por BIRD, acompañada esta vez por los Americanos por la Democracia y los Derechos de Baréin, y dirigida a los presidentes del Comité de Ética, el suizo Borbely Cornel y el alemán Hans-Joachim Eckert, y al presidente de la Comision Electoral, el suizo Doménico Scala. Ambas asociaciones aportaron los documentos que consideran probatorios de que la Asociación Barení justificó sus acciones invocando la participación de los jugadores “en los asuntos políticos”. Se destacó el hecho de que “hoy en día al menos 79 atletas permanecen en la cárcel”, y que, contrariamente a lo afirmado en el pasado por García, los hechos imputados a Salman entran en las prerrogativas definidas por el Código de Ética.

Sabemos que esta vez la FIFA respondió ampliamente a estos pedidos. A pedido de BIRD, no estamos autorizados por el momento a dar detalles sobre esta respuesta. Ya vendrá.


Etiquetas