Ir al contenido

Deporte | Miércoles 05 • Abril • 2017

Vigilancia con replay

En 1975 el filósofo e historiador francés Michel Foucault publicó el libro Vigilar y castigar para explicar cómo se dieron los cambios en los sistemas penales de la era moderna. En la tercera parte del ensayo se abordaba la disciplina -al estilo militar-, utilizada en hospitales, cárceles y escuelas, con su éxito basado en una “mirada que vea sin ser vista”. Esa idea, según Foucault, se materializa en el panóptico que diseñó el filósofo inglés Jeremy Bentham: un modelo de cárcel a pedido del rey Jorge III de Reino Unido -que gobernó en el siglo XVIII-, desde el que se podía vigilar sin ser visto. Es decir, una mirada vigilante que pese sobre los demás. Varios siglos pasaron y ni Foucault ni Bentham están entre nosotros. Las cámaras de identificación facial, sí.

Ayer de tarde, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) convocó a los medios de prensa y presentó las cámaras de reconocimiento facial que se instalaron en el estadio Centenario, una de las medidas adoptadas en el marco del combate a la violencia en el deporte. A fines del año pasado, el presidente Tabaré Vázquez presentó un decreto que incluía varias medidas “de aplicación inmediata” para actuar contra la violencia en el deporte. Una de ellas consistía en la instalación de estas cámaras en el estadio Centenario, en el Campeón del Siglo y en el Parque Central. El sistema de videovigilancia costó un millón y medio de dólares y se instaló en la zona de las cabinas de prensa, ubicada en la puerta 23 del palco de la tribuna América del Centenario.

DBBA es la empresa ganadora de la licitación. Su director, Gonzalo Ruiz, dijo ayer durante la presentación: “El proceso arrancó en el mes de diciembre con la firma del contrato, y desde entonces se estuvo trabajando, primero en la infraestructura, que fue proporcionada por Antel, y después se importó el equipamiento desde Europa y otros países. Se instalaron los postes, que se pueden ver claramente. Hay un sistema de cámaras en el perímetro del estadio, con el que se va a hacer la identificación facial al ingreso, y un sistema interno de cámaras -en total son 80- que permite filmar y reconocer a todos los espectadores que están dentro del estadio”.

Agregó que cada cámara reconoce un total de 25 caras por segundo y que se tomarán imágenes en todas las tribunas. “El sistema de identificación facial es la herramienta que permite comparar a las personas con una base de datos y determinar a qué lista pertenece cada una. Entonces el organizador del espectáculo resuelve qué hacer en cada caso. No es 100% infalible, pero las pruebas que hemos hecho estuvieron por encima de 99% de éxito. El sistema fue inaugurado el sábado en el partido que jugaron Boston River y Nacional, y el resultado fue muy bueno”, sostuvo.

Paso a paso

“Eso [la información de las personas que no podrán entrar] ya fue suministrado por la Asociación Uruguaya de Fútbol y por el Ministerio del Interior [MI], pero es información reservada”, dijo Ruiz a los medios de comunicación. “El sistema actual comprende el estadio Centenario, un sistema de almacenaje central en el MI y seis puestos móviles que van a ser utilizados para llevar a otro tipo de escenarios”. Se refirió también a las otras dos canchas que tienen que, según establece el decreto, deben incluirse en esta nueva etapa: “En el Parque Central y en el Campeón del Siglo ya llegaron las cámaras y comenzaron los trabajos. Se está procediendo a hacer la instalación de la infraestructura, que quedará pronta en los próximos meses”.

Luego de que hablaran Ruiz y Matías Nogueira, el director del proyecto, quien se refirió al Centenario como el primer estadio de América Latina que cuenta con una instalación de cámaras de este tipo, fue el turno del presidente de la AUF, Wilmar Valdez. “Es un paso importante, trascendente. Creemos que es un gran aporte del fútbol para erradicar la violencia no solamente de los estadios: esta herramienta también será importante para las autoridades”, afirmó. “En todos los países en que se fue ordenando el tema de la violencia en los estadios se tomaron unas cuantas medidas, se hizo un trabajo a largo plazo y hubo una voluntad importante del Estado y del fútbol”, agregó.

Si bien las cámaras comenzaron a funcionar el sábado, esta noche, en el partido entre Peñarol y Nacional, podrá evaluarse su funcionamiento: “El clásico es el punto de partida. Si bien el otro día en Boston River-Nacional se mostró cómo funcionaba el sistema -se cuenta con un equipamiento de última generación, único en América-, esto va a ir andando a medida que se sucedan los partidos. Está instalado y funciona; estamos conformes por este paso que se ha dado”.

Distintos actores -gobierno, MI y clubes de fútbol- intentan, desde hace un tiempo, armar la famosa “lista negra”, que incluye a las personas que no pueden ingresar en los estadios. Valdez también se refirió a ese hecho: “Mañana [hoy] en la lista figurarán un poco más de 100 personas que no podrán entrar. De todas formas, se aspira a que esa lista se vaya engrosando a medida que vayan apareciendo personas que hayan tenido problemas en los estadios. Queda mucho por trabajar”.


Etiquetas