Este texto iba a tratar sobre “cocinar con amor” y otras modas polémicas, pero no hay tiempo para esos debates. Muchas nos encontramos confinadas con niñas y niños en casa. Les cuesta entender que no están de vacaciones, que mamás y papás tampoco, y que aburrirse va a volverse la norma.

En este caso sin precedentes, al menos en nuestra generación, nos encontramos atomizados por ideas, libros, audiolibros, vivos de Instagram y clases de mandala online. Yo traigo un par de recetas para que prepares junto a tus chiquitos, y una torta (y su baño) por si le toca cumplir años en estos días de aislamiento.

Recomiendo comprar un chocolate de mejor calidad y cortarlo en pedacitos, ya que las chispas suelen ser símil chocolate.

Ingredientes | 450 gramos de manteca. 3/4 taza de azúcar rubia, negra, mascabo o la que haya. 1/2 taza de azúcar común. 1 huevo. 1 y 3/4 tazas de harina común. 2 cucharadas de leche en polvo. 1 cucharadita de sal. 1 cucharadita de polvo de hornear. 350 gramos de chocolate de buena calidad cortado en trocitos.

Procedimiento | Batir a blanco la manteca blanda con las azúcares. Agregar el huevo y batir hasta incorporar. Agregar suavemente la harina, la sal, la leche en polvo y el polvo de hornear junto con el chocolate.

Importante: esta masa debe estar fría para trabajarla, así que puede ir a la heladera o freezer hasta que esté lo suficientemente dura como para manipularla. Formá bolitas del tamaño que quieras, colocalas en una asadera con papel manteca, silpat o silicona, y, si aún tenés paciencia, mandalas un rato más a la heladera. Cuanto más frías, mejor. Enviar al horno a 180 grados por 10-12 minutos, hasta que los bordes estén ligeramente dorados.

Pique: no te guíes por su estado, al salir del horno y dada la cantidad de manteca que tiene, la cookie va a lucir blanda y nos va a hacer creer que está cruda, pero no, sólo le falta frío. A esta receta le podés agregar nueces, sacar el chocolate y ponerle maní, o lo que más te guste. Recuerden que siempre, en cualquier momento, al trabajar masas pasteleras, cuanto más frío, mejor.

Masita de azúcar

Ingredientes | 1/4 de azúcar rubia. 225 gramos de manteca, 1 taza de harina. 1/4 cucharadita de sal.

Procedimiento | Batir la manteca con el azúcar a blanco, tres minutos aproximadamente. Agregar e incorporar la harina con la sal, sin batir de más. Colocar la masa entre separadores y amasar hasta que quede de unos 5 mm de espesor. Llevar a freezer o heladera hasta que esté durita. Retirar y cortar con la forma que más les guste, colocarlas en una asadera con papel manteca, silpat o silicona, y, de nuevo, si aún tenés paciencia, mandalas un rato más a la heladera. Podés espolvorearlas con una cucharada de azúcar rubia y una cucharadita de canela, nueces picadas, nibs de cacao, o lo que tengas a mano.

Torta de cumpleaños mejorada

Ingredientes | 400 gramos de manteca. 2 tazas y 3/4 de harina. 1 y 1/2 cucharadita de polvo de hornear. 1 taza de leche. 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional). 2 tazas de azúcar. 4 huevos.

Procedimiento | Batir a blanco la manteca blanda con el azúcar. Agregar los huevos de a uno hasta incorporar. Ir agregando, alternadamente, la harina junto con el polvo de hornear y la leche. Hornear a 170 grados durante aproximadamente una hora.

Pique: jamás abrir el horno antes de los primeros 60 minutos. Podés agregarle ralladura de limón, de naranja, de pomelo, nueces o trozos de chocolate. Hay que esperar a que esté completamente fría para desmoldar, y podés hacerla en dos moldes para evitar el engorroso momento de cortar para rellenarla.

Crema de dulce de leche

Ingredientes | 200 gramos de manteca. 50 gramos de azúcar impalpable. 400 gramos de dulce de leche. 100 gramos de queso crema tipo americano.

Procedimiento | Batir todo junto, la manteca, el azúcar y el dulce de leche, hasta tener una crema. Agregar el queso e incorporar bien sin batir de más. Si le sumás 100 gramos de cacao puro te va a quedar la mejor crema de chocolate del mundo; promesa.