El Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior emite un informe anual en el que analiza los homicidios. En 2020 hubo 334 homicidios, 15% menos que en 2019, año en que hubo 393 casos. Hay datos que se repiten año a año: más de la mitad de los casos se registran en Montevideo; la mayoría de los homicidios en la capital del país se concentran en la Zona 3 de la Jefatura de Policía de Montevideo, 50% se atribuyen a conflictos entre grupos criminales, tráfico de drogas y “ajuste de cuentas”; alrededor de la mitad de las personas asesinadas tienen antecedentes penales; en el entorno de la mitad de los homicidios no se aclaran; y unos 9 de cada 10 de las víctimas son varones.

En el caso de 2021, la mayoría de las víctimas de homicidios fueron varones: 87% (262 casos) y 13% de las personas asesinadas eran mujeres (38 casos). Además de los 300 homicidios, hubo 105 tentativas de homicidio. El ministerio informó que hubo 767 suicidios y que 433 personas fallecieron en accidentes de tránsito.

Por mes

Según el informe anual de 2021, hubo 300 homicidios el año pasado, 11% menos que en 2020. El mes más homicidios fue octubre, con 35 casos; en abril hubo 31 casos en 30 días; en enero y en diciembre hubo un homicidio por día; en agosto hubo 29 homicidios en 31 días. En el resto de los meses, se registró un promedio inferior por mes: 27 en setiembre, 25 en julio, 21 en marzo, 20 en noviembre y 18 en febrero. Los meses con menos homicidios fueron mayo y junio, con 16 casos cada mes.

Por departamento

169 de los homicidios fueron en Montevideo (56%) y 131 fueron en el resto del país (44%). Respecto del año anterior, hubo un solo homicidio menos en Montevideo y 37 menos en el resto del país. Por lo que la baja fue de 0,6% en Montevideo y de 22% en el resto del país.

El departamento que registró más homicidios después de Montevideo fue Canelones, con 39 casos (14%). Es seguido por Rivera, con 17 casos (6%); Maldonado, con 15 casos (5%); Paysandú, con 8 casos (3%); Artigas y San José, donde hubo 6 homicidios en cada departamento (2%); Rocha y Tacuarembó, con 4 casos (1,40%); Salto, con 3 casos (1%); Cerro Largo, Lavalleja, Río Negro y Treinta y Tres, con 2 (1,4%), y Soriano, con un caso (0,35%). No hubo homicidios en 4 departamentos: Colonia, Durazno, Flores y Florida.

En el informe del Ministerio del Interior se presenta la tasa de homicidios promedio de 2020 y 2021. Es decir, cuántos homicidios hubo en cada departamento cada 100.000 habitantes. Al desglosar los datos de 2020 y de 2021, se puede determinar que la tasa más alta de homicidios es la de Rivera, con 16,4 cada 100.000 habitantes. Este es el departamento en donde más aumentaron los homicidios en los últimos años. 2020 fue el año de mayor aumento en Rivera, cuando casi se duplicaron: pasaron de 9 a 16 casos.

La siguiente mayor tasa de homicidios es la de Montevideo, con 12,8 casos cada 100.000 habitantes. Luego viene Maldonado, con 9,1 homicidios cada 100.000 habitantes; Artigas, con una tasa de 8,2 homicidios; Canelones, con una tasa de 7,5; Paysandú, con una tasa de 7,1 homicidios; Rocha, con una tasa de 5,9, y San José, con una tasa de 5,5 homicidios. En el resto de los departamentos del país la tasa de homicidios cada 100.000 habitantes está por debajo de 4,4. La tasa de homicidios promedio de todo el país es de 8,5 casos cada 100.000 habitantes.

Foto del artículo '¿Cómo fueron los homicidios en 2021?'

80% de los homicidios de Montevideo son en el noreste y noroeste

Montevideo está dividida en 4 zonas policiales. La Zona 1 comprende de la Seccional 1 a la 7, y es la que concentró la menor cantidad de homicidios: 11 de los 169 casos que se registraron en Montevideo (6,5%). Esta tendencia se mantiene a lo largo de los años, y son los barrios de esta zona donde menos homicidios hay.

En la Seccional 1 (Ciudad Vieja) hubo 2 homicidios (1,2%); en la Seccional 2 (Centro, Barrio Sur y Palermo) también hubo 2 homicidios (1,2%); en la Seccional 3, que se encarga del Centro en el área delimitada por las calles Andes, 18 de Julio, Fernández Crespo, Guatemala y la Rambla, no hubo homicidios (0%); en la Seccional 4 (La Blanqueada, La Comercial, Tres Cruces, Parque Batlle este y Larrañaga) hubo 2 homicidios (1,2%); en la Seccional 5 (Cordón sur y Parque Rodó) hubo 3 homicidios (1,8%); en la Seccional 6 (Aguada, Bella Vista, Arroyo Seco y Reducto) hubo un caso (0,6%), y en la Seccional 7 (Prado, Capurro, Paso Molino) también hubo un caso (0,6%).

La Zona 2 va de la Seccional 9 a la 15, con excepción de la Seccional 12, que está bajo la jurisdicción de la Zona 3. En la Zona 2 hubo 23 homicidios (13,5% del total en Montevideo). El porcentaje de homicidios en esta zona se mantiene estable respecto del año anterior.

En la Seccional 9 (Parque Batlle, La Blanqueada sur, Villa Dolores, de Rivera al norte) hubo 2 homicidios (1,2%); en la Seccional 10 (Pocitos, Punta Carretas, Villa Dolores, de Rivera hacia el sur) no hubo homicidios; en la Seccional 11 (Buceo y Malvín) hubo 2 homicidios (1,2%); en la Seccional 13 (Jacinto Vera, La Figurita, La Blanqueada norte y el barrio del Mercado Modelo) hubo 4 homicidios (2,4%); en la Seccional 14 (Carrasco y Carrasco norte) hubo un homicidio (0,6%), que fue en Carrasco norte; y en la Seccional 15 (Unión y Malvín norte) hubo 14 homicidios, donde se concentra la mayor cantidad de homicidios de la Zona 2.

La Zona 3, que se ubica en el noreste montevideano, concentra la mayor parte de los homicidios, y esta tendencia se mantiene a lo largo de los años: hubo 76 homicidios (45% del total). En 8 barrios que están en la Zona 3 ocurren uno de cada 4 homicidios de Montevideo: Casavalle, Las Acacias, Marconi, Manga, Piedras Blancas, Punta de Rieles, Villa García y Barrio Capra.

La Zona 3 está comprendida por la Seccional 8 (Paso de las Duranas, Lavalleja sur y Peñarol sur], donde hubo 11 homicidios (6,5%); la Seccional 12 (Brazo Oriental, Aires Puros, 40 semanas, Lavalleja, Parque Posadas y Cerrito), donde hubo 14 casos (8,3%); la Seccional 16 (Ituzaingó, Villa Española, Punta de Rieles sur y Bañados de Carrasco), donde ocurrieron 6 homicidios (3,6%); la Seccional 17 (Casavalle, Las Acacias, Marconi, parte de Manga y parte de Piedras Blancas), donde se concentra la mayor cantidad de homicidios desde hace años: en 2021 hubo 22 casos (13%); la Seccional 18 (Punta de Rieles, Villa García, Barrio Capra, Puntas de Manga, otra parte de Manga y otra parte de Piedras Blancas), que también concentra gran parte de los homicidios de Montevideo a lo largo de los años, tuvo 17 casos (10,1%); la Seccional 25 (Bella Italia y Jardines del Hipódromo), donde hubo 6 homicidios (3,6%).

La Zona 4, que abarca el noroeste montevideano, también tiene gran cantidad de homicidios: 59 casos (35%). En 6 barrios de esta zona (La Teja, Belvedere, Cerro, Casabó, Santa Catalina y La Paloma), ocurrieron 22% de los homicidios de Montevideo.

En la Seccional 19 (La Teja y Belvedere) hubo 17 homicidios (10,1%) y en la Seccional 20 (Santiago Vázquez) no hubo homicidios ‒no se consideran en este conteo los homicidios que ocurrieron dentro de la Unidad 4 Santiago Vázquez (ex Comcar), la cárcel que más homicidios concentra en el país‒. En la Seccional 21 (Colón y Lezica) hubo 11 homicidios (6,5%); en la Seccional 22 (Melilla) hubo 4 casos (2,4%); en la Seccional 23 (Paso de la Arena) hubo 7 homicidios (4,1%); y en la Seccional 24 (Cerro, Casabó, Santa Catalina y La Paloma) hubo 20 casos (11,8%), siendo la segunda comisaría de Montevideo con mayor cantidad de homicidios.

Por barrios

Casabó, Pajas Blancas, Casavalle, Peñarol y Lavalleja son los barrios de Montevideo donde más homicidios hubo. En Casabó y Pajas Blancas hubo 12 homicidios (7,1%); en Casavalle fueron 11 casos (6,5%), y en Peñarol y Lavalleja hubo 10 homicidios (5,9%). En Villa García y Manga rural hubo 9 casos (5,3%); en La Paloma y Tomkinson hubo 8 casos (4,7%); también se registraron 8 casos en Nuevo París, Tres Ombúes, Pueblo Victoria y La Unión (4,7% en cada uno). Hubo 7 homicidios en Colón ‒centro y noroeste‒ y en Las Acacias (4,1% en cada uno); en Malvín norte y en Piedras Blancas se registraron 6 homicidios (3,6%); en Aires Puros, Cerrito, Punta de Rieles y Bella Italia hubo 5 homicidios en cada barrio (3%); en Flor de Maroñas se registraron 4 casos (2,4%). En Buceo, Cerro, Jardines del Hipódromo, La Comercial, Lezica, Melilla, Manga y Paso de la Arena hubo 3 homicidios (cada uno representa 1,8% del total); en Pérez Castellano, Colón -sureste-, Conciliación, Maroñas, Paso de las Duranas, Punta Carretas y Sayago hubo 2 homicidios (1,2% del total cada uno). En 11 barrios hubo un homicidio por barrio (0,6% del total): Aguada, Barrio Sur, Capurro, Carrasco norte, Centro, Ciudad Vieja, Cordón, La Figurita, Ituzaingó, La Teja, Parque Batlle; en el puerto figura un homicidio (0,6%).

Por día y horario

34% de los homicidios fueron los fines de semana y 66% de lunes a viernes. El domingo es el día que más se mató: 18% de los homicidios se registraron este día. Es seguido por el sábado, con 16% de casos. El martes registró 15% de los casos, el lunes el 14%, el miércoles y el viernes el 13% de los homicidios, y el día que menos se mató fue el jueves, con 11% de los casos.

La mayor cantidad de homicidios (42%) ocurrieron entre las 22.00 y las 6.00; 38% fueron entre las 14.00 y las 22.00, y 20% sucedieron entre las 6.00 y las 14.00.

La mayoría de los homicidios son en la vía pública

2 de cada 3(66%) de los homicidios se dieron en la vía pública u otros espacios abiertos, es decir, 198 casos. 22% se dieron en residencias (66 casos), 7% en cárceles (20 casos), de 5% no hay datos (14 casos) y 1% fueron en locales comerciales (2 casos).

60% de los homicidios son con armas de fuego

60% de los homicidios fueron con armas de fuego. En el caso de Montevideo, en 74% de los homicidios se usaron armas de fuego. En el resto del país, 42% de los casos fueron con armas de fuego.

La cifra más baja de esclarecimiento: la mitad de los homicidios no se aclaran

En 2021, la mitad de los homicidios no fueron aclarados: 150 de los 300 casos. Es la cifra más baja de esclarecimiento de los últimos 6 años. En 2015 se aclararon 65% de los casos; en 2016, 64%; en 2017, 58%; en 2018, 57%; en 2019, 53%, y en 2020, 57% de los homicidios fueron aclarados.

En cárceles

Los homicidios en cárceles se cuenta aparte de los de los departamentos. En 2021 hubo 2 homicidios más que en 2020: se registraron 20 casos contra 18 del año anterior. 7% de los homicidios de todo el país fueron en establecimientos carcelarios.

4% de los homicidios fueron cometidos por adolescentes

96% de los homicidios no tuvieron participación de adolescentes, sólo en 12 de los 300 casos (4%) se detectó que hubo participación de adolescentes.

La participación de adolescentes en homicidios plantea una baja sostenida a partir 2015, año posterior al plebiscito que intentó bajar la edad de imputabilidad penal y fracasó. En los años anteriores al plebiscito, la cifra osciló. En 2011, hubo 26 adolescentes involucrados en homicidios; en 2012, que fue el pico máximo, 39 adolescentes participaron en homicidios. La cifra bajó a 29 casos en 2013 y a 20 casos en 2014, año del plebiscito. Luego, en 2015, volvió a subir: 31 adolescentes participaron de homicidios. A partir de ahí, comienza a bajar el involucramiento de adolescentes en homicidios: fueron 30 en 2016, 17 en 2017, 18 en 2018, 13 en 2019, 18 en 2020 y 12 en 2021. El año pasado fue el año en el que menos adolescentes participaron en homicidios en los últimos 10 años.

Mujeres víctimas de homicidio

38 mujeres fueron asesinadas en 2021 (13% del total de las víctimas de homicidio). 21 de las 38 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas: 55%. En 2020, 11 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas, por lo que estos casos prácticamente se duplicaron de un año a otro. Del total de homicidios en el país en 2021, considerando varones y mujeres, 7% fueron de mujeres que fueron asesinadas por sus parejas o exparejas. El año anterior habían sido el 3% del total de los casos, por lo que se puede inferir que la violencia femicida aumentó.

Uno de cada 4 homicidios de mujeres no se aclararon. Por eso, en 10 de los casos (26%) se desconoce el vínculo de la víctima con el victimario. En 5 casos el homicida fue un familiar (13%) y en 2 casos (5%) la homicida fue una amiga o conocida. En ninguno de los casos se plantea que entre la víctima y el victimario no existiera relación alguna.

A las personas jóvenes se las matan más

51% de las personas asesinadas tenían entre 18 y 38 años. La población que fue más asesinada (34,3%) tenía entre 18 y 28 años (103 casos). Seguida por la población de 29 a 38 años: 26,7% (80 casos). Luego, 17,3% de las personas asesinadas tenían de 39 a 48 años (52 casos); 7,7% tenían entre 49 y 58 años (23 casos); 6,3% tenían de 59 a 68 años (19 casos); 2% tenían entre 69 y 78 años (6 casos); 2,3% las personas asesinadas tenían más de 79 años (7 casos). En un homicidio se desconoce la edad que tenía la víctima.

9 personas de menos de 18 años fueron víctimas de homicidio en 2021 (3% del total de las personas asesinadas). Un niño de entre 0 y 3 años fue asesinado (0,3%), 2 niños de 6 a 12 años fueron asesinados (0,7%) y 6 adolescentes de 13 a 17 años fueron asesinados (2%). En la única franja etaria en que no se registró ningún homicidio fue en niños de 4 a 5 años.

Casi la mitad de las víctimas tenían antecedentes penales

De las 300 personas que fueron asesinadas en 2021, 140 tenían antecedentes penales (47%). El restante 53% (160 casos) no tenía antecedentes penales.

Gran parte de la categorización de un homicidio como presunto conflicto criminal o “ajuste de cuentas” tiene que ver con si la persona tenía o no antecedentes. En 2018, año en que se dio un pico de homicidios en Uruguay, se registró un importante aumento de personas que fueron asesinadas y que tenían antecedentes penales. Pasaron de ser 104 en 2017 a 176 en 2018. La cifra se mantuvo relativamente en 2019: 174 personas con antecedentes fueron asesinadas. En 2020, bajó a 160 personas y en 2021 volvió a bajar a 140.

La mayoría de los homicidios son por presuntos conflictos criminales o “ajuste de cuentas”

42% de los homicidios (127 casos) fueron catalogados por el Ministerio del Interior como “conflictos entre grupos criminales, tráfico de drogas o ajuste de cuentas”. En 18% de los casos (53 casos) se desconoce el motivo del homicidio. 13% de los homicidios fueron altercados espontáneos no domésticos (39 casos), 11% fueron casos de violencia intrafamiliar y situaciones relacionadas (33 casos), 9% se dieron en rapiñas y/o copamientos (27 casos), y en 7% de los casos, los motivos fueron “otros motivos” (21 homicidios).

Homicidios en rapiñas y copamientos

27 personas fueron asesinadas en rapiñas y/o copamientos (9% del total de las víctimas de homicidio). 11 de estos homicidios (41%) fueron en copamientos y hurtos a fincas en los que los habitantes estaban presentes. 10 fueron en rapiñas a transeúntes (37%), 3 fueron en rapiñas a automovilistas (11%), 2 en rapiñas a motociclistas (7%) y una persona fue asesinada en una rapiña a un comercio (4%). No hubo taximetristas ni repartidores asesinados en rapiñas.