Saltar a contenido

Carolina Bello

Prohibido fumar y salivar

Éste es un debut literario que sortea su escasa difusión a fuerza de narraciones verosímiles y personajes bien construidos, y se instala con comodidad en la narrativa uruguaya reciente. Mediante relatos que pueden resultar simples si se juzgan de forma perezosa, la autora, Rosana Malaneschii, retrata situaciones cotidianas para cualquier usuario del transporte público, que funcionan como crítica inteligente a una idiosincrasia que, aun con su reputación apacible, continúa elaborando prejuicios por encima del hombro. "Leyland" es, en definitiva, una invitación a viajar por el pasillo salvaje del pasito al fondo, que hay lugar.
Número cero, de Umberto Eco.
Lumen, 2015. 218 páginas.

Traficantes de realidad

"Número cero" es una ficción que abraza los axiomas del oficio periodístico para criticarlo desde adentro. Hace evidente que la objetividad es un concepto que no debería asociarse a la comunicación y que el periodismo -aun el que se pretende independiente- responde a un interés superior que lo precede y lo gesta. En este sentido, las empresas y las intenciones políticas son parte de un entramado que hace de las noticias productos siempre ideológicos, y el periodismo es el primer y último eslabón de una cadena de intereses que nunca es arbitraria. La realidad, antes de contarse, se genera.
Foto principal del artículo 'Hay que ver'

Hay que ver

La editorial argentina Piloto de Tormenta es la encargada de reeditar Cuentos de amor, de locura y de muerte, de Horacio Quiroga y es Pedro Dalton quien se encarga de las ilustraciones sorteando las dificultades de captar el simbolismo de los cuentos y de resumirlos, considerando que los narradores de Quiroga suelen evitar las descripciones referenciales y apelar a construcciones metafóricas.
Ricardo Canaletti en Cámara del crimen.

Policialmente incorrecto

En un país donde crímenes como el del soldado Carrasco provocaron un hecho social como la abolición del servicio militar obligatorio, Cámara del crimen es un reducto policialmente incorrecto en el que, con sus aciertos y desmesuras, se proporcionan instrumentos de análisis de la realidad. Esos que no abundan en la televisión actual.