Carlos Moreira, el intendente de Colonia, y la edila María José García violaron los principios de interés público, de probidad y de imparcialidad que establece el Decreto 30/003, que orienta el comportamiento de los funcionarios públicos, y que reglamenta la Ley 17.060. Esa es una de las conclusiones a las que llega el informe difundido este viernes por la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep).

Los involucrados también incumplieron la prohibición de “solicitud de favores, promesas u otras ventajas para sí o para terceros, sin que la disposición exija que lo solicitado haya sido efectivamente concedido”, dice el documento que aprobó por unanimidad el directorio de la Jutep.

Además, el informe establece que en la renovación de las pasantías del plan Primera Experiencia Laboral –más allá del caso puntual por el que comenzó la investigación– Moreira incurrió en varias irregularidades: además de incumplir con el espíritu del programa, que apunta a una inserción puntual en el mercado de trabajo, lo usó para sustituir puestos de trabajo de funcionarios de carrera de la Intendencia mediante renovaciones continuas. En la administración de Moreira no se respetó ni la cantidad de pasantes admitidos, ni los plazos máximos de renovación, ni las condiciones para llevar a cabo esas renovaciones (altas calificaciones y sorteo ante escribano público), según la Jutep.

“La renovación de pasantías aparece en los hechos como un acto discrecional del jerarca, lo que habilitaría un inadecuado manejo”, dice el informe, que firman Ricardo Gil y Matilde Rodríguez, presidente y vocal del directorio de la Jutep.

La Jutep comenzó a actuar de oficio el 23 de octubre, cinco días después de que trascendieran los audios en los que Moreira y García parecían negociar intercambios sexuales a cambio de renovaciones de pasantías a terceros. El 25 de noviembre y el 14 de diciembre, además, nueve ediles colonienses del Frente Amplio le acercaron a la Jutep otras denuncias sobre el proceder de Moreira.

El escrito de la Jutep aclara en varios tramos que el rol de la institución es independiente del de la Justicia, que el lunes 3 archivó la causa presentada contra Moreira. “No surge de los hechos investigados que haya existido un engaño, sugestión o mentira de parte del denunciado [Moreira] que pudiera hacer creer a G [la edila nacionalista María José García] que debía dar o prometer dar algo al intendente para la prórroga de una pasantía”, decía la resolución de la fiscal Eliana Travers.

La Jutep, en cambio, separa lo que es estrictamente delictivo de lo que constituye una falta ética. En este caso, la Jutep deliberó asumiendo que la prórroga de la pasantía no había sido concedida, y que no podía probarse que el audio no había sido manipulado.

El informe completo de la Jutep