En octubre del año pasado el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, anunció que se retirará del cargo en 2023, antes de que termine su mandato. Esta semana, en diálogo con la diaria , adelantó que, sujeto a posibles modificaciones que puedan llegar desde Presidencia, piensa presentar su renuncia el 3 de marzo, luego del discurso del presidente Luis Lacalle Pou ante la Asamblea General, que será el día anterior.

Un día antes de su renuncia, de tarde, Salinas planea trasladarse a Punta del Este para participar en el cierre de la octava sesión de la Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres en las Américas y el Caribe. La plataforma es un espacio para que los gobiernos, los organismos, el sector privado y la sociedad civil intercambien experiencias y faciliten la toma de decisiones sobre el Plan de Acción Regional para la implementación del Marco de Sendai en las Américas y el Caribe, acordado en marzo de 2017.

Por otra parte, adelantó que unos días después, el 6 y el 7 de marzo, recibirá a la Organización Mundial de Stroke, el único organismo mundial centrado en los accidentes cardiovasculares. El objetivo del espacio será coordinar el evento iberoamericano y del Caribe, que por primera vez tendrá sede en Uruguay y se realizará en noviembre. Según Salinas, ya se estima que el evento contará con 1.200 profesionales de especialidades vinculadas y alrededor de 300 sponsors. El ministro celebró la instancia y dijo que nuestro país es “referente mundial en manejo de stroke desde el rol de la salud pública”.

Meses atrás, cuando anunció que iba a dar un paso al costado del MSP, Salinas dijo que considera que “no hay que eternizarse en los cargos” y planteó que los tres años que lleva como ministro “han sido nueve años” de su vida y que además significaron “un gran sacrificio” para su familia. Además se refirió a que su rol fue fundamental debido a que coincidió con la pandemia de coronavirus, un período que demandó decisiones significativas para la sanidad del país.

Agregó que, ante el panorama, de alguna manera, es “hora de redondear la actuación en forma firme y ordenada”, sobre todo “consensuada, sin fisuras”. Apuntó que ha vivido su paso a la cabeza del MSP con “una responsabilidad enorme; un compromiso con el pueblo, la nación, el gobierno, la coalición, pero sobre todo con la gente”, y lo ha tomado “con un grado de responsabilidad extremo”.

Ante el anuncio, fue consultado sobre una posible candidatura dentro de su partido, Cabildo Abierto (CA), pero tanto en esa ocasión como en posteriores oportunidades reiteró la postura de querer volver a ejercer como médico y no continuar en la política.

Consultado ahora respecto de su futuro político, Salinas sostuvo sus dichos y agregó que aunque en este momento le quedan aproximadamente 50 días al frente de la cartera, prefiere finalizar su gestión y “no considerar lugares previos” para trabajar, aunque es una posibilidad que podría analizar.

Otros movimientos

Hace apenas unos días el MSP comunicó “una reorganización de la cartera” a nivel general, en varias de sus áreas, que se sumó a la salida del ministro. En principio, Miguel Asqueta fue cesado como director de Salud y tomó el cargo Adriana Alfonso, quien hasta el momento se desempeñaba como encargada del área de Vigilancia en Salud de la Población.

Por otra parte, Sandra Lorenzo, quien hasta el momento se desempeñaba como directora técnica del Hospital Central de las Fuerzas Armadas, se incorporará como subdirectora general de Salud. Como directora general de coordinación del ministerio asumirá Mariela Anchen, hasta entonces directora departamental de Salud de Cerro Largo.

Según el comunicado, tanto Asqueta como María Giudici, exsubdirectora general de la Salud, “continuarán en tareas de asesoría”.

Por otra parte, la última semana de diciembre se produjo un cambio en la dirección del Centro Hospitalario Pereira Rossell: ingresó Ricardo Ayestarán para ocupar el cargo tras la salida de Victoria Lafluf, quien será la responsable del programa Salud de la Niñez del MSP.

Según dijo a la diaria el subsecretario de Salud Pública, José Luis Satdjian, si bien puede haber algún cambio de roles en el área administrativa, no se espera que haya más movimientos de directores o responsables de los programas.