Saltar a contenido

Joan Faus

Residentes en Uruguay hacen cola para votar en las elecciones generales españolas,
el miércoles, en la sede de la embajada de España, en Montevideo · Foto: EFE, Iván Franco

Más populares que socialistas

Los casi cinco millones de desocupados pesan como una enorme losa en la espalda del presidente José Luis Rodríguez Zapatero y del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Son su mayor y seguramente irreparable lastre de cara a las elecciones presidenciales y legislativas de este domingo, en las que el conservador Partido Popular (PP) es el gran favorito.
Una mujer contempla los carteles que los "indignados" colocaron en la madrilena Puerta del Sol, donde acudieron para vivir su particular apertura de la campaña electoral.  · Foto: Efe, Alberto Martín

Que viva España

Lo que nació como una movilización espontánea contra el sistema político y financiero, y desencadenó en pocos días en una protesta masiva de boicot a las elecciones regionales y municipales del 22 de mayo, es ahora un movimiento sólido que reclama una “democracia real” y propone soluciones alternativas a la severa crisis económica que sufre España. El 15-M se convirtió en un colectivo heterogéneo que agrupa bajo un mismo paraguas a todo tipo de personas y reivindicaciones locales y globales.
 Miles de personas permanecen en la madrileña Puerta del Sol al amancer. Al grito de "Llueve y llueve y la plaza no se mueve", los acampados se resguardan de la lluvia con la intención de resistir pacíficamente, mientras agentes de la Policía permanecen apostados en las calles colindantes. · Foto: Efe, Pablo Talamanca

El voto y la plaza

España celebra una de las elecciones autonómicas y municipales más trascendentes de los últimos años. Las dinámicas locales suelen alejarse de las disputas por el gobierno español, pero en este caso nadie duda del significado de estos comicios en el ámbito nacional. La instancia permitirá conocer la respuesta de los votantes a la gestión de la crisis económica por parte del PSOE y determinarán la capacidad real del Partido Popular de recuperar, tras siete años en la oposición, el gobierno en las elecciones nacionales del próximo año.