Tras conocerse el triunfo de Jair Bolsonaro en Brasil, varios políticos y personalidades de Uruguay expresaron su opinión mediante las redes sociales y en declaraciones a los medios de comunicación. A la salida de una actividad en la sede del Frente Amplio (FA) en la que participaron los cuatro precandidatos presidenciales de la coalición, habló en rueda de prensa sobre el tema uno de ellos, el dirigente sindical y ex diputado Óscar Andrade (Partido Comunista). “Es un dato de preocupación. Independientemente de la forma en la que accede al poder, cuando accede al poder un fascista, que además no disimula en su discurso reacciones de odio hacia el negro, hacia las mujeres y hacia los homosexuales, genera una enorme preocupación”, manifestó. Para el sindicalista, “la izquierda tiene que hacer una autocrítica muy fuerte, porque no pudo separarse de un esquema de corrupción que es generalizado en Brasil”. “No alcanza con decir que la derecha también estuvo vinculada a la corrupción”, acotó. Finalmente, consideró que otra explicación del triunfo de Bolsonaro es que “hay gente que no quiere” los planes Minha Casa Minha Vida y Hambre Cero ni “los cupos para los afrodescendientes en las universidades”. En Brasil hay una resistencia a las transformaciones sociales que se incubó hace un tiempo y se expresó políticamente ahora, concluyó.

También desde el FA, la senadora Constanza Moreira (Casa Grande) tuiteó: “Brasil parece haber inaugurado un estado teocrático con dios como referente. Y el principal derecho será la propiedad privada. Nadie que esté en sus cabales democráticos puede estar festejando esto”. El diputado Daniel Caggiani (Movimiento de Participación Popular) escribió en la misma red: “La #Democracia latinoamericana de luto. En #Brasil ganó el candidato del miedo y del odio. Vienen por todo y lo van a hacer aunque cueste sangre, sudor y lágrimas. Arriba los que luchan!!”, texto que acompañó con la imagen de un ojo verde y amarillo del que cae una lágrima.

Por su parte, Luis Lacalle Pou, senador y precandidato del Partido Nacional (PN, Todos) escribió en Twitter: “[Lord] Palmerston: ‘Las naciones no tienen ni amigos permanentes, ni enemigos permanentes, tienen intereses permanentes’. Nuestro interés y desvelo es el de los uruguayos. Así es que miramos e interpretamos la realidad de nuestros vecinos”, citando al primer ministro británico de mediados del siglo XIX. La senadora Verónica Alonso (Esperanza Nacional), también precandidata del PN, tuiteó: “La cachetada más grande contra políticos corruptos e ineptos la dio hoy el pueblo brasileño q dijo basta! En poco tiempo esa misma cachetada la vamos a dar en nuestro país. Celebro el triunfo democrático y saludo al nuevo presidente electo J.Bolsonaro #bastadeCorrupcion”. Más escueto fue el también senador y precandidato Jorge Larrañaga: saludó por Twitter “al Gobierno [email protected]” en Brasil, y comentó: “Brasil decidió. Nosotros esperamos sea lo mejor, para ellos y la región”.

El precandidato del Partido Colorado José Amorin Batlle (Uruguay Batlllista) escribió: “Brasil eligió a @jairbolsonaro. Ojalá sea lo mejor para su pueblo y, por sobre todo, para #Uruguay. Que primen: institucionalidad, tolerancia y respeto”. Cerró su tuit citando a José Batlle y Ordóñez: “No es que el pueblo nunca se equivoque, sino que es el único que tiene el derecho de equivocarse”.

El empresario Edgardo Novick, líder y candidato presidencial del Partido de la Gente (PdlG), tuiteó: “Es oficial! Los brasileros votaron masivamente contra la corrupción y la inseguridad! Fuera Lula y Fuera PT!”. Novick, que colgó en su cuenta un video en el que asegura que se identifica con Bolsonaro por “luchar contra la inseguridad y la corrupción, la corrupción chica y la corrupción de guante blanco”, y por librar una “batalla contra la delincuencia y el narcotráfico”, también pagó ayer un aviso de una página en El País, en el que sostiene: “Primero se terminaron las mentiras de los Kirchner en Argentina, hoy [por ayer] le toca al PT en Brasil y el año que viene al Frente Amplio en Uruguay”. “Las mentiras de la izquierda corrupta se agotaron. No cumplieron con nada y la gente ya se hartó. Es hora de algo nuevo”, agrega el aviso, que en ninguna parte menciona al PdlG.

Seguir leyendo sobre el tema: