Incorrecta | la diaria

Incorrecta

Federico Murro.

Agosto

Todos los años, durante una mañana fría de domingo, nos trasladamos muy temprano, cargados, al campo. El día anterior es ajetreado para las mujeres de la casa. Hacen pasteles hojaldrados de membrillo y dulce de leche, ensaladas, aderezos y acompañamientos para la carne. Separan manteles, vajilla, vasos y fuentes. Los varoncitos se excitan pensándose en el acto de jinetear terneros, revoleando el lazo, juntando huevos, tirándolos en la salmuera y a las brasas, alcanzando las marcas, arreando las manadas. Las niñas no hacemos nada. Sólo observamos y nos preparamos mentalmente para la celebración.
Bar el Submarino Amarillo en La Habana. Foto: Yamil Lage, AFP.

Todavía no osan decir su nombre

La Revolución Cubana fue una radical transformación positiva en cuanto a los derechos de la mujer. Sin embargo, otros temas relacionados con género y sexualidad fueron relegados o sufrieron un verdadero retroceso luego de 1959. Por supuesto, es ridículo exigir la perfección a cualquier proceso sociopolítico. Pero también es absurdo mantener una pose apologética a ultranza, invisibilizando decisiones que tuvieron una repercusión negativa en miles de personas. Recordarlo significa la posibilidad de repensar lo sucedido y llevar a cabo acciones que permitan cambiar resultados que aún perduran, o evitar errores parecidos.
Foto principal del artículo 'Más allá de las tetas'

Más allá de las tetas

Femen fue la organización surgida de un par de mujeres ucranianas que se encargó de hacer masiva la difusión del feminismo en las pantallas. ¿Cómo? Mostrando las tetas. Inna Shevchenko, líder de Femen, proclamó su independencia el día que su país celebraba la suya en 2010, mostrando por primera vez los senos en una protesta. En su legajo se puede leer: cuando cortó con una motosierra una cruz en protesta contra el encarcelamiento de las chicas de Pussy Riot en Rusia; cuando intervino en plena sede de la KGB; cuando la balearon en Copenhague; cuando la sacaron rapidito del Vaticano.