“El resultado muestra luces y sombras”, aseguró Andrés Peri, director de la división Investigación, Evaluación y Estadística de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), sobre el último informe de las pruebas PISA. Uruguay, junto a otros 78 países o economías, evaluó a los estudiantes de 15 años en tres áreas: matemática, lectura y ciencia. Los resultados no son significativamente distintos a los obtenidos en la última evaluación de 2015. En una media de 500 puntos, Uruguay obtuvo 418 en matemática (lo mismo que en 2015), 427 en lectura (levemente por debajo del ciclo 2015, cuando obtuvo 437) y 426 en ciencia (nueve puntos menos que en 2015). A diferencia de lectura, donde el margen de error permite decir que la diferencia entre 2015 y 2018 no es significativa, en el caso de ciencia los estadísticos aseguran que la disminución sí es significativa.

En Uruguay hay 46.768 jóvenes de 15 años en la educación formal. La muestra con la que se hizo la prueba es de 5.344, que están ubicados en 202 centros educativos, entre los que se cuentan 117 liceos públicos, 31 liceos privados, 48 escuelas técnicas y seis escuelas con 7°, 8° y 9° año de programa rural. La prueba se hizo en todos los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) más otros países que se suman a la evaluación estandarizada.

Lo bueno y lo malo

Entre los aspectos que el informe PISA 2018 destacó de Uruguay está la cobertura. Según el informe ejecutivo, “Uruguay ha venido incrementando sostenidamente la cobertura educativa de la población de 15 años. En 2018, es el tercer país, después de Chile y Argentina, con mayor cobertura en la región”, ya que pasó de tener 75% de los jóvenes escolarizados en 2003 a 92% en 2018. PISA calcula que el porcentaje de cobertura es de 78% porque son los que hicieron la prueba.

“Es una muy buena noticia mantener los niveles de aprendizaje cuando cada vez tenemos más gente en el sistema, generalmente los muchachos que incorporamos tiene mayor vulnerabilidad académica, entonces es bueno mantener los resultados con mayor inclusión educativa”, señaló Peri.

Compará los resultados de Uruguay con los de otros países

Uno de los aspectos en los que Uruguay debe mejorar es en el porcentaje de experiencias de repetición. “De la muestra, 64% de los estudiantes están en cuarto año, que es el grado esperado, pero tenemos una porción importante de estudiantes que están rezagados frente a su edad teórica, tenemos estudiantes en primero, segundo y tercero de media. Esto es efecto de la repetición, que es muy importante en Uruguay: en este indicador somos el cuarto país con más experiencias de repetición a los 15 años, de los 79 que participaron”, comentó Peri. Con 31,5% de repetición, Uruguay se encuentra por detrás de Marruecos, Colombia y Luxemburgo. El estudio evidencia una brecha “muy importante en los desempeños asociada al grado escolar”, señala el informe; según los datos, el puntaje promedio de lectura caía 90 puntos para los que cursaban tercer año de media básica, es decir, los que tenían sólo un año de rezago.

La repetición es una preocupación para el presidente del Consejo Directivo Central de la ANEP, Wilson Netto: “En términos generales es el problema que se resalta, de alguna manera disminuye las posibilidades de avanzar en el sistema y generar nuevos aprendizajes”, puntualizó, y agregó que también preocupa el egreso de bachillerato, que se ubica en 41% y deja a Uruguay por debajo de diez países de latinoamericanos.

Lectura, matemática y ciencia

En lectura, Uruguay se ubicó por debajo de Chile y apenas por encima de Costa Rica y México. No hubo un cambio significativo entre una medición y la otra, algo que se repitió en la mayoría de los países que participaron. En cuanto al nivel, 58% de los estudiantes alcanzaron un nivel 2 (del 1 al 6), que se define como umbral de competencia; en los países de la OCDE, este porcentaje asciende a 77%, y el promedio de la región es de 49%.

En matemática Uruguay obtuvo el mejor puntaje de la región junto a Chile. 49% llegó al nivel 2; en los países de la OCDE, el promedio de ese nivel es 76%, y en América Latina es de 34,7%. En ciencia Uruguay está en segundo lugar en la región, detrás de Chile, y es la única área en la que el país tiene una baja significativa; en cuanto al nivel de ciencia, 56% de los estudiantes se ubicó en el nivel 2, mientras que en la OCDE el promedio de estudiantes que lo alcanzan es de 78% y en la región es de 45,6%.

Foto del artículo ''

Los distintos contextos socioeconómicos afectan los resultados de las pruebas. En lectura hay una brecha de 150 puntos entre los alumnos de centros de quintil 1 sobre los de quintil 5. Los centros privados tienen mejores resultados que los liceos públicos, y estos a su vez tienen mejores resultados que las escuelas técnicas. Estas diferencias “responden esencialmente a la selectividad de origen social de los alumnos que asisten a estas modalidades”.

El género también es un factor que marca diferencias: en lectura hay una brecha de 23 puntos a favor de las mujeres, en matemática los varones alcanzan 8 puntos más que las estudiantes y en ciencia no se encuentran diferencias significativas.