A diez años de 2002

Diez años después

Es difícil entender cómo fue que después de la crisis argentina de 2001 la uruguaya pudo ser sorprendente para alguien al año siguiente. Muchas veces sólo vemos lo que estamos dispuestos a ver, y es probable que en este caso hayan prevalecido nociones muy arraigadas sobre la singularidad de nuestro país y su presunta capacidad milagrosa de quedar al margen (o por encima) de lo latinoamericano. Diez años después, muchos parecen convencidos de que la turbulencia económica internacional no puede afectarnos, y deberíamos preguntarnos cuánto de aquel candor persiste.
Marcha de la Concertación para el Crecimiento. Abril de 2002.

Parece que fue hoy

Pasó una década y las cosas se pueden mirar desde otra perspectiva. El PIT-CNT considera que la alianza de aquellos días con otros actores en la Concertación para el Crecimiento es un antecedente del triunfo electoral de la izquierda en 2004. En cambio, otros actores como la FUCVAM o Jorge Zabalza hacen hincapié en los errores estratégicos que se cometieron en esos años. Por otra parte, referentes del Partido Colorado destacan la lealtad institucional del FA y de sindicatos como AEBU en los momentos más complejos de la mayor crisis político-económica de nuestra historia reciente.
Nicolás Melgar, Yéssica Alonso, Ismael Samandú, Diego Domínguez y Nicolás Scarón, integrantes de Quijote FM

Frecuencia modulada

Entre los grupos “radicales” a los que el gobierno de la época responsabilizaba de organizar los saqueos, se encontraban algunas radios comunitarias que no tenían habilitación para funcionar. El sábado 3 de agosto, a partir de una denuncia del Ministerio de Defensa Nacional (MDN) -del que dependía la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec)-, fue allanada por personal militar Quijote FM en el barrio Sayago.
Olla popular en el barrio Buenos Aires, hoy parte del Municipio F,
antes Centro Comunal Zonal 10.

Una peli de zombis

Podemos recordar al viernes 2 de agosto de 2002 como el día de las hordas de saqueadores que nunca existieron. Pero reducirlo todo a un día sería ignorar lo que desembocó en ese episodio y cómo siguió pesando en nuestra sociedad.
Preparativos de la marcha hacia Punta del Este organizada por el PIT-CNT. Enero de 2002.

Divisa tradicional

En febrero de 2002, y a causa del desplome de su sistema financiero, Uruguay perdió el grado inversor, que empezó a recuperar en abril y terminó el martes, con la reasignación de esa nota por la calificadora Standard and Poor’s primero y Moody’s después. En la década transcurrida el país debió pagar intereses más altos por su deuda pública hasta fortalecerse nuevamente y, como ocurre ahora, ser considerado otra vez por los inversionistas una plaza relativamente consistente y segura para comprar su pasivo. Para analizar las mejoras logradas desde entonces por el sistema financiero local y sus debilidades, la diaria consultó a los economistas Gustavo Licandro y Gabriela Mordecki.