Saltar a contenido
Opinión

Posturas

Vigilar y castigar

Leo en un diario argentino: “Murió el ladrón de 18 años linchado por vecinos en Rosario”. De inmediato hay quienes se atreven a diagnosticar. Una explicación de los hechos es: los discursos políticos y periodísticos que piden mano dura generan episodios de linchamiento y otras manifestaciones de una violencia popular, irracional, precivilizatoria. ¿Me permiten dudar de esta explicación? ¿Cuál es el caldo de cultivo de estos nuevos linchamientos que nos lastiman y exponen llagas? ¿Los discursos de un puñado de charlatanes y políticos oportunistas? ¿O la silenciosa trama de la violencia que se teje en las ciudades y sus contornos, día a día, al ritmo de lazos sociales corroídos?

Donde cuida capitán no toca marinero

¿Por qué dudar de la eficiencia que las Fuerzas Armadas (FFAA) podrían brindar en la custodia de plantaciones legales de marihuana? Nadie podría cuidarlas mejor que esa amplia cantidad de gente ociosa y de recursos desparramados por todo el país, con poder de miedo. Además, sería una buena oportunidad para que las FFAA demuestren al imaginario colectivo que no son los verdes tiranosaurios que algunos quieren ver.

Tercera parte

Terminada la revisión de los votos para la defensoría de lectores de la diaria recibidos del 24 de noviembre al 7 de diciembre, anunciamos que resultó electa Daniela Couto, de 36 años, licenciada en Ciencias de la Comunicación, periodista free- lance, editora y correctora. La tarea de la defensoría es contribuir a un aprendizaje para que mejoren tanto el producto periodístico como los mecanismos de demanda y control por parte de quienes lo leen.

A votar

Recibimos siete postulaciones para la defensoría de lectores de la diaria, aceptadas por la comisión electoral que integran Fernanda Fernández (encargada de recursos humanos), Federico Gyurkovits (jefe de redacción) y Marcelo Pereira (director periodístico). Adelantamos algunos datos básicos de las personas que se presentaron.

Nueva defensoría de lectores

La defensoría de lectores de la diaria quedó vacante desde el alejamiento de Soledad Platero a fines de julio, y estamos convocando a cubrir el cargo. Como en la ocasión anterior, el procedimiento (que, por lo que sabemos, no se aplica en ningún otro medio de comunicación) será la presentación de aspirantes y la elección por parte de los suscriptores. La tarea de la defensoría es contribuir a un aprendizaje para que mejoren tanto el producto periodístico como los mecanismos de demanda y control por parte de quienes lo leen.

De despedida

Soledad Platero, defensora electa por los lectores de la diaria deja su puesto antes de culminar el período. En esta columna explica los motivos y rescata lo que significó el intercambio con lectores y periodistas en un país donde la defensoría de lectores es una figura nueva. En otra columna Marcelo Pereira valora el trabajo de Platero y el recurso de la defensoría. La comunicación continúa, mientras se gesta el proceso de la nueva elección.

Un mes que pasó volando

Esta columna debió haber salido hace algunos días, pero la entregué con cierto retraso. Me disculpo por eso. Sin embargo, aunque la nota se haya demorado, el intercambio con los lectores fue constante, como suele ser, y el problema que se presenta ahora es que debo referirme a cosas que pasaron, por ejemplo, en los primeros días de junio y que tal vez no estén tan frescas en la memoria de todos.