En la víspera del Día Mundial del Medio Ambiente, la crisis climática coexiste con cambios auspiciosos en la gobernanza global, nuevas normas de protección de la naturaleza, movimientos por la producción y el consumo sostenibles, y perspectivas feministas y jóvenes que renuevan el pensamiento sobre el vínculo de los seres humanos con su entorno.

A poco de asumir, el presidente estadounidense Joe Biden dejó en claro que marcará un giro respecto de las políticas de su antecesor, Donald Trump, en materia del combate a la crisis climática. En Francia se aplicó por primera vez, en marzo de este año, una ley que consagra el “deber de vigilancia” y obliga a las empresas transnacionales a garantizar que no generarán daños ambientales. Representantes de pueblos indígenas y de ONG llevaron ante los tribunales franceses al grupo transnacional de distribución Casino, dueño en Uruguay de las cadenas Disco, Devoto y Géant.

Pero no hubo sólo señales auspiciosas este año. Una investigación recientemente publicada por una alianza de medios de la región concluyó que un par de empresas peruanas forestales sancionadas en Estados Unidos por transportar madera de origen ilegal proveniente de la Amazonia, siguen exportando a varios países mediante otras sociedades, parientes o aliados.

En Uruguay, tras el cambio de autoridades que se concretó en marzo de 2020, se creó un Ministerio de Ambiente y algunas políticas están en proceso de revisión. Por ejemplo, coexisten visiones distintas entre el gobierno y las organizaciones y redes de productores agroecológicos sobre los lineamientos para un Plan Nacional de Agroecología. Mientras esto pasa, un trabajador que padece secuelas graves por la exposición a agrotóxicos en un arrozal en Treinta y Tres espera desde hace tres años un pronunciamiento de la Justicia.

La crisis climática y el deterioro del ambiente, al tiempo que plantean nuevas exigencias a los gobiernos, han impulsado a las nuevas generaciones a salir a las calles a reclamar y a generar pensamiento para impulsar un mundo distinto, tanto en materia de combate al cambio climático como en cuanto al uso del territorio. Desde los feminismos y desde la arquitectura también se reflexiona sobre el vínculo entre los seres humanos y el entorno, con la actual pandemia como disparador.

Podés acceder al suplemento aquí (sólo para suscriptores).

Periodismo especializado en ambiente

A partir de este viernes, la diaria tendrá una unidad de periodismo especializado en temas ambientales. Buscaremos aportar información sobre este tema de interés de toda la sociedad, y en particular de las nuevas generaciones. Incluiremos debates y perspectivas teóricas, información sobre la crisis climática, el agua, los vínculos entre el ambiente y la producción. Habrá también espacio para reflexionar sobre los territorios y el ordenamiento territorial, y sobre los ecosistemas.

Los contenidos se publicarán en la portada de la diaria Ambiente y cada 15 días se enviará una newsletter a los interesados en la temática; quienes quieran recibirlo pueden inscribirse en su perfil de usuario de la web a partir del miércoles 9 de junio.

Para comunicarse con nosotros, pueden hacerlo al correo [email protected] Estamos abiertos a sugerencias, inquietudes, demandas y denuncias.