Saltar a contenido

Stephanie Demirdjian

Vista del Memorial del Genocidio Armenio y la montaña Ararat, el 16 de abril, en Ereván, Armenia. Foto: Karen Minasyan, Afp

Renacer de la escoria

Jemma dice que todos los 24 de abril parece que el clima “estuviera de duelo”. El aire se pone denso, el cielo gris y, generalmente, llueve. Ella nació hace 23 años en Ereván, la capital de un país que está respirando un ambiente particular este mes. Las calles de la ciudad se poblaron de extranjeros, de música folclórica tradicional y de tulipanes. Se arreglaron las calles, se restauraron las veredas, empezaron a funcionar los bebederos y se encendieron las fuentes. Los espacios públicos se adornaron con carteles tricolores -rojo, azul, naranja- con el número “1915” y con las palabras “recuerdo”, “justicia”. Los autos, los comercios y las personas sacaron a relucir las calcomanías, las banderas, los pins y los letreros con la flor Myosotis sylvatica, también conocida como nomeolvides, elegida como símbolo del centenario del genocidio armenio. Armenia se vistió de memoria.
Marcelo Payssé. · Foto: Pablo Nogueira

Levantando vuelo

Del 9 al 11 de setiembre Montevideo será sede de un seminario sobre informática aplicada al espacio urbano y doméstico, cofinanciado por la Unión Europea, que forma parte del denominado Proyecto Alfa Gaviota: Grupos Académicos para la Visualización Orientada por Tecnologías Apropiadas. La organización está a cargo del Laboratorio de Visualización Digital Avanzada de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República. Las temáticas estarán relacionadas con aplicaciones de realidad aumentada, realidad virtual, patrimonio y turismo digital, fabricación digital, vuelo con drones y aplicaciones de diseño en general.