Durante el primer año de gestión, el gobierno liderado por Luis Lacalle Pou supo anunciar medidas y, por diferentes motivos, rápidamente dar un paso atrás. Las marchas y contramarchas del mandatario y sus ministros en algunos casos fueron acciones rápidas, de no más de 24 horas.

Foto del artículo 'Las marchas y contramarchas del gobierno'

1. Conferencia durante la Marcha del Silencio

El presidente anunció el jueves 14 de mayo que haría una conferencia de prensa el 20 de ese mes para anunciar los detalles del retorno de clases en primaria. Al día siguiente, en su cuenta de Twitter, anunció que se postergaría una semana la conferencia, para “no interferir en un día tan importante”.

2. Presupuesto para el Pedeciba

Más de 430 estudiantes del Programa de Desarrollo de Ciencias Básicas (Pedeciba) alertaron sobre las consecuencias para el desarrollo de la ciencia que suponía que el recorte presupuestal de 15% en instituciones públicas que dispuso el gobierno con el Decreto 90/020. Una semana después, en su cuenta de Twitter, el mandatario anunció que se exoneraría al Pedeciba del ajuste, ya que se trata de “una herramienta clave en el desarrollo de capacidades nacionales en ciencias básicas”.

3. Una destitución y un freno a decisión de presupuestar funcionarios de Antel

El 7 de mayo, el presidente de Antel, Guillermo Iglesias, firmó una resolución para presupuestar a 847 funcionarios. El 17 de mayo, el presidente le pidió la renuncia y dejó sin efecto la resolución.

4. Encuesta de gestión del Mides

El 23 de mayo, el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) dejó sin efecto la contratación directa de la empresa Equipos Consultores, por 475.000 pesos, con el propósito de evaluar la percepción sobre la gestión de la cartera. El ministro Pablo Bartol afirmó en Twitter que su gestión no era ajena a “lo discutible de la ‘oportunidad’ y la sensibilidad expresada por decenas de allegados de todas las orientaciones políticas”.

5. Retiran placa de Víctor Castiglioni

La placa del comisario Víctor Castiglioni, denunciado por violación de derechos humanos durante la dictadura, se volvió a colocar en el salón de actos de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia por las autoridades del nuevo gobierno. Pero luego, el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, explicó que se resolvió remover la placa porque “no es momento de divisiones ni enfrentamientos”.

6. Peajes en rutas nacionales

En setiembre, el ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, adelantó que estaba evaluando crear nuevos peajes en rutas nacionales para financiar obras viales. Sin embargo, días más tarde, el presidente echó por la borda la idea adelantando que no estaba a favor de la medida.

7. Decreto sobre conducción de vehículos

El 24 de setiembre, el gobierno publicó un decreto que determinaba que los vehículos debían ser conducidos solamente por su titular o por personas autorizadas. El secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, aclaró que se publicaría un nuevo decreto que subsanaría el aprobado, dado que se trataba de “un error en el control de cambios”, porque “ese artículo no iba en el decreto”.

8. Ingreso de migrantes

El jueves 15 de octubre, el semanario Búsqueda informó que se habían modificado los criterios para los ciudadanos de países del Mercosur que inmigran para obtener la residencia en Uruguay. En un decreto publicado en setiembre se determinaba que el monto económico de la persona que ingresaba debía equivaler a una canasta básica individual, unos 26.800 pesos, cambiando la anterior disposición que determinaba el equivalente de un salario mínimo nacional, 16.300 pesos mensuales. Al día siguiente, el Ministerio del Interior volvió a hacer regir la anterior disposición.

9. Aumento de peajes

El 30 de noviembre, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas dispuso un aumento del peaje de 35 pesos y del telepeaje de cuatro pesos. Algunas personas denunciaron que durante la madrugada del 1º de diciembre se cobró ese aumento. Finalmente, al día siguiente, se resolvió aumentar 15 pesos el peaje y mantener el aumento de cuatro para el telepeaje.

10. Aumento salarial de la Junta Directiva Instituto Plan Agropecuario

El 24 de noviembre trascendió que el Instituto Plan Agropecuario había determinado un aumento que triplicaba el sueldo de su Junta Directiva. Por ejemplo, se determinaba que el salario del presidente pasara de 150.000 a 235.000 pesos mensuales. Ante la negativa de Lacalle Pou, una semana después, se dispuso el cese del aumento que había contado con la aprobación del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte.

Victoria Gadea, politóloga

Por lo general se suele pensar que cuando un gobierno da marcha atrás es débil, pero para Gadea se trata de una nueva forma de hacer política. “Lo que nos están mostrando algunos actores internacionales es que, en general, sin abusar del recurso, suele generar simpatía en la ciudadanía en tanto el actor político se asume humano”, sostiene.

También piensa que las marchas atrás del gobierno responden de alguna manera a un “juego político”, como sucedió con la ley de urgente consideración. “Se anuncia un conjunto de medidas que se van a tomar y después las que efectivamente se toman no son radicales. Puede ser un efecto de calibrar la opinión pública”.

“Los Ejecutivos de hoy están sometidos a un escrutinio público en tiempo real por las redes sociales. Esto tiene un efecto enorme sobre la forma de gestionar. Entonces creo que puede ser una decisión de gestión y de la presión externa que antes los gobernantes no sentían de la misma manera. De alguna manera es reactivo a la opinión pública inmediata. Por ejemplo: si se volvió tendencia que un tema es un disparate, le ‘bajamos dos grados’”.

Para Buquet, el gobierno tiene dos problemas que son “naturales”: por un lado, falta de experiencia y, por otro, lidera una coalición “muy heterogénea”. Esos dos aspectos inciden a la hora de tomar decisiones.

En cuanto a las marchas atrás del gobierno, Buquet planteó que en muchos casos responden a “errores de coordinación”. De todas formas, señaló que reconocer el error rápidamente puede minimizar el daño, y mencionó como ejemplo de lo contrario las consecuencias de la demora del accionar del Frente Amplio con respecto a Raúl Sendic.

Otro aspecto que está vinculado a estas marchas y contramarchas es la actitud “radical” del presidente: el político que se equivoca “se va”. “Esto es un efecto que el presidente estratégicamente quiere mostrar: ‘No es que no nos vamos a equivocar, sino que cuando nos equivoquemos, vamos a corregir’”.