Claudia Bique tenía 45 años. Estuvo en el CTI del Centro Nacional de Quemados por quemaduras en 90% de su cuerpo desde el pasado 16 de mayo. Era madre de tres hijos. El incidente ocurrió en un establecimiento rural en el kilómetro 25 de la ruta 26 de Cerro Largo.

La mujer ingresó al hospital de Melo por las quemaduras. Antes de perder la consciencia, acusó a su pareja, un estanciero de iniciales HMD, de haberla quemado. Esa noche, desde el hospital se dio cuenta del hecho a la Policía.

Según informó El País, los policías indagaron al médico de guardia que la atendió. El profesional explicó que, mientras estaba consciente, la mujer declaró que fue su pareja quien la roció con nafta y la prendió fuego.

El hombre, que acompañó a la mujer al hospital, dio otra versión. Señaló que hubo una “discusión” y la mujer se “autolesionó” rociándose con nafta y prendiéndose fuego.

El hombre fue detenido y posteriormente liberado por falta de pruebas. Se investiga cuál fue el origen del fuego, si fue un ataque o si fue una autolesión.

Femicidios y tentativas en lo que va de 2021

El primer femicidio de 2021 fue el de Carolina Escudero. Su expareja se suicidó luego de matarla y presentar una denuncia por su “desaparición”. Tenían un hijo de tres años. El segundo femicidiofue en Cerro Largo, en donde un hombre asesinó a su pareja y luego se mató. Tenían un hijo de cinco años, que estaba en el lugar del hecho. El tercer femicidio fue el de una mujer asesinada en la vía pública en La Unión por su pareja, que luego se suicidó. Tenían un hijo de cinco años. El cuarto femicidio corresponde a una mujer de 43 años que trabajaba como guardia de seguridad y fue asesinada por su expareja, de 45 años, en la vía pública en Sauce, Canelones. El hombre se suicidó después de matarla. El quinto femicidio ocurrió en Casavalle. Una mujer de 31 años fue asesinada por su pareja, de 40 años, en la casa que compartían. El hombre intentó matarse realizándose cortes en las muñecas, pero no pudo y se entregó a la Policía horas después. El sexto femicidio fue en Tacuarembó, donde un hombre de 89 años apuñaló en su casa a una mujer de 29 años y luego se suicidó. El séptimo femicidio también ocurrió en Tacuarembó: una mujer de 60 años fue asesinada por su pareja, de 66 años, que luego se ahorcó. El octavo femicidio fue en Malvín Norte, en Montevideo. Una mujer de 37 años fue apuñalada por su pareja, de 34 años, que fue quien alertó a la Policía y se entregó luego del ataque.

Por otro lado, en este período se registraron al menos cinco tentativas de femicidio: en Treinta y Tres, en Río Negro, en Cerro Largo, en Artigas y dos en Canelones, en Barros Blancos y en Santa Lucía.