Saltar a contenido

Deporte

Emiliano Alfaro, ayer, tras convertir el segundo gol de Liverpool ante Cerro en Belvedere.  · Foto: Pablo Nogueira

Liverpunk

El equipo de Favaro sigue rebelándose contra los pronósticos del establishment, que priorizan la chance de otros clubes a la hora de pensar en un campeón para el Apertura. Jugando buen fútbol masticó el partido con solvencia, y justo en el mejor momento del rival apuntó los dos goles con que ratificó su condición de líder del torneo.
Los jugadores de River Plate celebran tras su triunfo frente a San Lorenzo de Almagro de Argentina por la Copa Sudamericana, ayer, en Buenos Aires. · Foto: Césaro De Luca

Sigue en carrera

Tras un gran partido y 18 penales acalambrantes, River Venció a San Lorenzo en Buenos Aires y se metió en semifinales de la Sudamericana.

Salir a ganar

El equipo darsenero solamente perdió dos partidos en toda la temporada, y justamente el invicto lo perdió hace dos semanas en el Estadio Centenario con San Lorenzo en el juego de ida de los cuartos de final de la Copa Sudamericana. Los dirigidos por Juan Ramón Carrasco ya están en Buenos Aires desde el domingo y hoy a partir de las 20.00 saldrán a buscar una victoria que les permita seguir avanzando en la Copa. Cualquier resultado favorable para el equipo uruguayo le prolonga la actividad en el torneo, ya sea definir por penales o conseguir directamente el pasaje a la semifinal.
Matias Riquero, Guillermo Firpo y Damián Frascarelli ayer en el estadio Palermo · Foto: Pablo Nogueira

Retroceden un casillero

El partido no prometía maravillas pero dejaba espacio para esperar una lucha interesante, de dos equipos que aspiran a lo máximo y que se ubicaban segundo y tercero en la tabla de posiciones. Al final fue un partido de bajo nivel con poco para entusiasmar y una igualdad que condena a ambos a perder puntos que pueden ser decisivos en la recta final del Torneo Apertura.
Ángel Morales y Daniel Leites ayer en el Parque Central · Foto: Pablo Nogueira

Los secretos del Ángel

La electricidad está en el aire. Va y viene, en fogonazos. Nada se pierde, todo se transforma. La onda la tiene Matute. El circuito de miradas relojea permanentemente también el refucilo blanco. Ese resplandor de talento en la magia de la pierna zurda del botija Lodeiro. Todo el mundo palpita el final con las gargantas húmedas. Hay fanáticos colgados de las alambradas como si fueran monos que quieren caramelos. La misa en la catedral tiene un murmullo infernal. El Ángel no tiene cura.
Johnatan Charquero, Julio Rodríguez y Marcelo Palau, ayer , tras el tercer gol de Wanderers a Cerro en el Parque Viera.  · Foto: Javier Calvelo

9 puntos, 11 goles, 3 partidos

No hay dudas. Hay cierta bohemia, cierto placer por hacer las cosas bien en el equipo del rosarino Salvador Capitano. Ayer no hubo lujos, pero el 3-1 final refleja la superioridad que impusieron a un juvenil equipo cerrense que dio lucha.

Un buen sándwich

Jamón del medio, aunque muy mordido por los demás partidos de antes y después por el Uruguayo. Hoy en Montevideo hay un partido por la tercera fase de la Sudamericana, pero apretado por la programación de la 8ª fecha del torneo local.

Garotos del Cairo

En diez minutos de fútbol la selección norteña maniató a los celestes y con tres goles convertidos en forma consecutiva llevó el partido a una victoria cómoda y sin mayores sobresaltos. De un error en la mitad de la cancha llegó el primer gol y los otros dos, de la mano de desatenciones defensivas y genialidades del ataque brasileño. Uruguay intentó con fuerza y presión un gol que lo acercara más, pero no lo consiguió, volvió a errar un penal y se le fueron las chances. Brasil, con contundencia y buen fútbol, fue superior y ahora viaja a El Cairo a jugar por los cuartos de final de la Copa del Mundo de Egipto.