Mañana ocurrirán dos cosas, una esperada y otra inesperada. La esperada será la inauguración de la feria Ideas+ en la plaza Florencio Sánchez del Parque Rodó. Allí estarán, como siempre, artesanos, diseñadores y toda clase de artistas ofreciendo su producción.

¿Y la inesperada? La inauguración de la feria Ideas+, que en su edición número 60 (sumando las de la recordada Feria Nacional de Libros y Grabados) traerá propuestas innovadoras desde lo estético y lo artístico.

Para averiguar qué permanece y qué cambia, conversamos con Pedro García, Pablo Macadar y Óscar Gómez, tres integrantes de la asociación civil Espacio Cultural Plaza Florencio Sánchez, que tomó la posta de la fundación Nancy Bacelo y por decimotercer año consecutivo le dará vida al tradicional rincón ubicado entre 21 de Setiembre y Julio Herrera y Reissig.

¿Cómo surge la asociación?

Óscar Gómez (ÓG): Surge de la necesidad de mantener un espacio de comercialización. Fue muy complejo, porque la directora de la Feria Nacional de Libros y Grabados, Nancy Bacelo, falleció en setiembre de 2007, cuando estábamos todos con nuestras producciones a full para la edición número 48. Un grupo de artesanos y compañeros que veníamos participando encontró el mecanismo de la asociación civil para darle vida y permanencia a ese espacio. Luego fue creciendo en musculatura, en identidad, en cumplimiento de estatutos y demás cosas. Pero al principio fue caótico. Las primeras reuniones las hicimos en la calle, después fuimos a la casa de una compañera. Más adelante nos prestaron una escuela. Fue una etapa muy fermental, muy linda, en la que empezamos a encontrarnos con desafíos que para nosotros, que éramos participantes, fueron realmente complejos.

Pedro García (PG): Lo que recuerdo de ese cambio es que la asociación que se conformó, con todas las dificultades que planteaba Óscar, trató de dar un perfil distinto a la feria, ejercer una suerte de modernidad estática en un montón de cosas que fueron renovadoras y que permitieron seguir manteniendo un perfil interesante, pero despegado de lo que se venía haciendo desde hacía 47 años.

¿Cuáles serían esos cambios que se dieron?

Pablo Macadar (PM): Se mantuvo el formato de feria multicultural, en la que hay expresiones culturales como la música, la literatura, la artesanía y el diseño. Ahora se agregó la gastronomía. Y fue un proceso. Primero había que tomar lo que había y repetirlo. Hoy estamos en un grado de madurez que nos permite proponernos cosas, acercamientos institucionales, como a la misma fundación Nancy Bacelo, que había quedado a un lado, o la Facultad de Arquitectura, para hacer una renovación estética a través de un concurso en el taller de danza. Hicimos acercamientos con el colectivo Ceramistas del Uruguay y buscamos abrirnos a las intendencias del interior, para que trascendiera Montevideo.

¿Sienten que el espacio les quedó chico?

ÓG: Tenemos un espacio hermoso, que es la plaza Florencio Sánchez, y la idea es valorizarlo. Por eso este año, aparte de los clásicos stands, habrá una carpa en la que se va a realizar el Premio a la Artesanía Especial. Y uno de los elementos centrales de este año es un gigantesco pórtico. Yo digo que es un Arco de Triunfo, una Puerta de Alcalá. Es algo que, por su tamaño y diseño, va a marcar una identidad diferente; quien ingrese a Ideas+ entrará a un mundo mágico, distinto. Nosotros tenemos un lema, que es “raíz y copa”. O sea, estamos firmemente plantados en la rica historia de la Feria Nacional de Libros y Grabados, pero queremos que la copa albergue nuevas propuestas y abrigue nuevas ilusiones. Y retomamos el concurso de poesía inédita, con un perfil orientado hacia los jóvenes, ya que los concursantes tenían que ser menores de 29 años.

Foto: Federico Gutiérrez
Foto: Federico Gutiérrez

PG: Ese fue el leitmotiv fundamental de Nancy para hacer la feria en 1960. Lo que les interesaba a ella y su grupo era la difusión de la literatura nacional y de las editoriales nacionales. Y ese concurso fue muy importante; gente ahora muy prestigiosa fue ganadora del concurso de poesía de la feria.

ÓG: Hugo Achugar, Washington Benavides, Alberto Caraballo… Estamos hablando de pesos pesados de la poesía uruguaya, así que retornar esto nos parece importantísimo. Por eso decíamos: tradición y renovación.

PM: Y algo fundamental es que concebimos la feria no como un espacio simplemente de comercialización, sino como un paseo y un relato. Todo eso hace que el paseo sea más atractivo, y da contexto a la producción y a los trabajos que se hacen. Porque esta institución es defensora del objeto creado manualmente, y también del diseño cuando se pone alma y pasión. Esos son los objetos que enriquecen el hábitat y humanizan el ambiente, frente a la cultura de hoy en día de tanta interiorización y frialdad.

¿Cómo se maneja la agenda teniendo en cuenta la cantidad de propuestas existentes?

ÓG: En la música tenemos que contemplar diferentes gustos, por lo tanto tenemos un grupo interesante de artistas emergentes y otros que ya tienen un renombre en la sociedad. Gabriel Peluffo, por ejemplo, es un hombre de prestigio. Junto con él tenemos artistas emergentes, como Papina de Palma. Te lo cuento de otra manera: en la primera Feria Nacional de Libros y Grabados, un muchacho venido de Paso de los Toros presentó La tregua. ¿Quién pensaba en aquella época que luego iba a ser un best seller traducido en más de 20 idiomas? El tratamiento cuidadoso del artista emergente hace que no tenga techo. Por eso estamos convencidos de que es un escenario para que disfrute no solamente el público, sino el propio intérprete.

PM: También estamos haciendo un estudio de la antigua feria, intentando descifrar lo que había detrás de aquella movida cultural. Yo me animo a decir que siempre hubo algo contracultural, con espacio para cierta irreverencia. Sobre el final [Eduardo] Darnauchans era, digamos, oficial, pero en sus comienzos era irreverente, porque era un cantante cuya influencia venía del folk norteamericano. Hoy en día Gabriel Peluffo está cantando tangos; alguien que se propone retomar eso ya es irreverente. “La ventolera”, que es una reinvención del candombe, es casi una blasfemia. O artistas emergentes como Pascual Márquez, que tiene una pluma muy afilada. Lo que se buscó en la grilla tiene sintonía con ese legado.

¿Qué tan difícil es organizar la feria?

ÓG: En física hay un principio que habla de la aceleración constante, y es lo que estamos pasando en este momento. Esta comisión directiva arrancó en mayo, y sistemáticamente se ha reunido todos los martes. No obstante, ha habido un proceso de aceleración continua que estalla en estos días. ¿Cuándo se condensa? Ahora. Esta semana. Estos días. Este momento.

PM: Si no nos viene un ataque cardíaco antes.

Foto: Federico Gutiérrez.
Foto: Federico Gutiérrez.

¿Qué les gustaría recomendar a los lectores?

PG: En el rubro artesanía este año van a encontrar innovación, y buena. En Uruguay siempre ha habido una artesanía de buen nivel, pero con el correr de los tiempos ha ido cambiando, porque la persona que hace artesanía tiene que vivir de eso y a veces abarata por el lado de la técnica o por el lado de la estética. Nosotros, a partir del jurado que participó en la elección, hemos tratado de llegar al mejor nivel, y me parece que va a ser interesante desde el punto de vista de la innovación.

ÓG: Y recomendarles que este 1° de diciembre, a las 20.00, vean a la Orquesta Juvenil del SODRE y el Coro de Niños del SODRE interpretando “Aleluya”, para seguir firmes en la histórica propuesta de Nancy Bacelo de abrir la feria con ese tema. Además se realizará una volanteada poética, entregando un poema impreso de los que estuvieron en el concurso. Quien se acerque va a escuchar a la Orquesta Juvenil, va a recibir un jazmín y un poema.

Por último, ¿son conscientes de que con la colocación del primer stand ustedes les recuerdan a los montevideanos que se terminó el año?

PM: Somos tan conscientes de eso, que nos implica una responsabilidad muy grande: que la feria sea decorosa y que terminemos el año encontrándonos y festejando el cierre de actividades en un ámbito que tenga renovación.

PG: “Llegó Navidad, están poniendo los fierros en la plaza”.

ÓG: “Aprontá el pan dulce que hay fierros en la plaza Florencio Sánchez”.

Feria Ideas+, en la Plaza Florencio Sánchez (21 de Setiembre y Julio Herrera y Reissig), desde el 1º al 23 de diciembre de 19.00 a 23.00. Todos los días hay espectáculos musicales y presentaciones de libros. El show para mañana está a cargo de la Orquesta Juvenil del SODRE.