Saltar a contenido
Opinión

Editorial

Foto principal del artículo 'Politizar la pandemia'

Politizar la pandemia

Las políticas públicas ante la emergencia sanitaria son en gran medida resultados de una orientación ideológica. Tienen que ver con concepciones acerca de lo que le corresponde al Estado y lo que depende de cada persona en materia sanitaria; y de los papeles que se le asignan al Estado y al sector privado en materia económica.
Foto principal del artículo 'Con anestesia es peor'

Con anestesia es peor

La situación epidemiológica de Uruguay es terrible, pero son muchas –demasiadas– las personas que evitan hablar de ella o logran borrarla de su conciencia.
Foto principal del artículo 'En vísperas de otro 20 de mayo'

En vísperas de otro 20 de mayo

Antes de vanagloriarse y de desmerecer lo hecho por quienes realmente cambiaron la historia acerca de la verdad sobre las desapariciones, las actuales autoridades tienen un largo y difícil camino que recorrer, en el que pueden contar con cooperación de oficialistas y opositores.
Foto principal del artículo 'Política tribunera'

Política tribunera

El estilo barrabrava avanza también en los ámbitos institucionales, y lo que se cancela es la política concebida en términos democráticos.
Foto principal del artículo 'La vida y el trabajo'

La vida y el trabajo

El sindicalismo uruguayo se mantiene a la altura de sus ricos antecedentes. Ha demostrado madurez y responsabilidad ante la crisis sanitaria y social, así como ante la delicada situación en que lo ubican las debilidades de la oposición política.
Foto principal del artículo 'Pobres bajo sospecha'

Pobres bajo sospecha

La ideología derechista asume que al rico no hay necesidad de pedirle contraprestaciones cuando recibe grandes beneficios tributarios u otras facilidades, porque ya ha demostrado su capacidad de salir adelante, mientras que el pobre tiene pendiente demostrarla.
Foto principal del artículo 'Economía de la pandemia'

Economía de la pandemia

Cuando hay guerra y es preciso refugiarse, a ningún gobernante se le puede tolerar la idea de que el Estado tiene prioridades más importantes que la de proveer lo necesario para que la gente ‒toda la gente‒ sobreviva segura durante la emergencia.