Con diversas funciones para autoridades desde las 17.00 y una actuación de la Orquesta Filarmónica de Montevideo a las 21.00 –si el tiempo lo permite– quedará reinaugurado el Planetario de Montevideo Agr. Germán Barbato, que estaba en reformas desde hace dos años.

La renovación, que permitirá realizar proyecciones de acuerdo con los estándares más actuales, supuso una inversión cercana a los 70 millones de pesos por parte de la Intendencia de Montevideo.

“El sistema ya queda operando”, dice el astrónomo Óscar Méndez, director del Planetario. En enero arribará un equipo de técnicos franceses –a través de una licitación pública se adjudicó a la empresa francesa RSA Cosmos– para hacer el ajuste fino del sistema y culminar la capacitación del personal.

El equipamiento que se inaugura hoy incluye un domo de aluminio para la proyección, seis proyectores láser que permiten la proyección en todo del domo, 15 computadoras y el software SkyExplorer 4.1, que controla todo el sistema. La calidad de la proyección alcanza un contraste de 1 a 20.000 y los proyectores tienen una vida útil de 40.000 horas. “Si tuviera un funcionamiento de 12 horas diarias seis veces a la semana, recién en 2026 estarían llegando a la mitad de su vida útil. Pero además, no se va a usar ni la miad de eso, aunque el sistema digital nos permite dar tantas funciones como queramos. Podríamos funcionar a razón de una función por hora”, comenta Méndez.

Antiguo proyector. Foto: Mariana Greif
Antiguo proyector. Foto: Mariana Greif

Además, será notorio el cambio de calidad de la proyección, que permitirá manejar modelos virtuales del universo que van desde el nivel molecular al de los objetos más lejanos. El punto de vista, además, puede moverse no sólo en el espacio, sino también en el tiempo, para recrear otras disposiciones de los astros.

El sistema, por otra parte, permite pasar no sólo material vinculado con la astronomía, sino todo tipo de audiovisuales en formato full dome, es decir, en 360º. El sonido acompaña: se trata de Dolby 5.1.

“Lo que queda pendiente es menos de 2% del presupuesto y del concepto: la instalación del viejo proyector”, asegura Méndez. En funcionamiento desde el 11 de febrero de 1955, el sistema fue el núcleo del primer planetario de Iberoamérica. Ahora, por afán de conservación, se lo va a rearmar para que también sea el más viejo en funcionamiento.

A partir del viernes habrá funciones los viernes a las 19.30 y 20.30, y los sábados a las 15.00, 16.00, 17.00 y 18.00, siempre en forma gratuita.