La noticia de la muerte de Claudio Taddei, ocurrida en Suiza en la madrugada del viernes, causó gran sorpresa y dolor. El músico luchaba contra el cáncer desde 2002, y si bien su padecimiento había tomado estado público –en el momento se hicieron recitales en su beneficio–, pocos estaban al tanto del empeoramiento de su estado de salud.

De hecho, el año pasado Taddei había lanzado un disco, Natural, que se encuentra nominado en varias categorías de los Premios Graffiti de la Música Uruguaya, y él mismo podría recibir el premio a mejor solista masculino.

Taddei había nacido en 1966 en Minas y vivió buena parte de su infancia en Suiza, de donde era originaria su familia, que se radicó allí durante la última dictadura militar. Retornó a Uruguay a fines de la década del 80, donde estudió Bellas Artes y fue docente en la UTU. Al mismo tiempo, se integró, como guitarrista y cantante, a la escena rockera local con la banda Camarón Bombay.

Foto del artículo ''

Su gran aporte a ese ambiente fue la introducción del funk y el groove, que materializó en su disco solista La iguana en el jardín (1995). Para ese disco, como recordó el productor Andrés Sanabria en su cuenta de Twitter, Taddei invitó a Ruben Rada, en un momento en que este estaba bastante alejando de los primeros planos.

Junto con el de bandas como El Peyote Asesino y Plátano Macho, su sonido marcó un corte con el del rock posdictadura, más duro y reflexivo. La voz de Taddei, profunda y seductora, se volvió un timbre muy reconocible por aquellos años. Sus canciones, además, fueron incorporando estilos de nuestro país y la región.

En 2002, en pleno auge de su carrera, debió ser intervenido por un tumor en una pierna, aunque eso no le impidió continuar su carrera como músico. Por entonces comenzó a alternar su residencia entre Uruguay y Suiza para continuar con su tratamiento, mientras seguía produciendo tanto en la música como en la pintura.

Hermano de la también música Rossana Taddei, productor de varios artistas (como La Vela Puerca), conductor del programa televisivo Cuerdas y vientos, en el que rescataba a valores de la música uruguaya, Taddei era un hombre muy querido en su entorno, por lo que al conocerse la noticia brotaron en las redes sociales las expresiones de pena y los testimonios de su buen humor.