Lucho | Los músicos uruguayos le decimos NO a Sergio Puglia, que, aparte de todo, es mala gente, porque cuando yo hice mi show de percusión con huesos de animales autóctonos en La Solidaria le pedí una entrevista y no me dio pelota.

Daniela | No me parece bien que le hagan esto a Sergio, a pesar de que discrepo en muchas cosas con él. Sobre todo en su manejo de los dulces. En esto me afilio a aquello de Beethoven Javier: “No estoy de acuerdo con el uso que le das al chocolate de cobertura, pero daría mi vida para que pudieras hacer esas mierdas todas apelmazadas para cumplir con tus auspiciantes”.

Nelson_Cabildo_Abierto | @Daniela No comparto. Desde la agrupación “Ni un pichi con vida de acá a diciembre” pensamos que Sergio está un poco volcado a la derecha, pero en la cocina sigue siendo el mejor. Si uno olvida su darwinismo social, ignorancia y desprecio por lo popular, verá que tiene una mano para hojaldrar que te la voglio dire.

Me_voy | El hostigamiento a Puglia es la prueba de que no hay lugar para la diversidad. Y no me refiero a la diversidad sexual, que en eso Puglia es un secuoia muy estándar, sino a la forma en que hace chivos de arvejas en lata que no se las come ni el perro, mientras le agarra la mano a Norma Aleandro, pide rebajas de impuestos y se quiebra porque ya no hay carritos de caramelo Zabala. Diverso mental, si se quiere.

Juan Carlos de la Escollera | Hola. Yo soy el amigo raro de Domenech y vengo acá para decir que no soy gay. Lo que pasa que el padre de Domenech nos quería llevar a todos a debutar a Pando con unas gordas horribles, porque el tipo iba ahí con sus amigos de la 123 y le salía más barato. Le pagaba sólo a una gorda y desfilábamos todos. Entonces yo me le hacía el puto para que no me rompiera las bolas. Pero nada que ver.

Colectivo Durruti | En qué hemos convertido el país... No se puede creer que estemos hostigando al boludo de Puglia en vez de hostigar a alguien un poco más relevante en las decisiones colectivas. No sé, antes estaban Carlos Maggi o Lincoln Maiztegui... muy triste todo.

Anita | Sergio Puglia tendrá sus cosas, pero en Polémica en el bar es el único que le para el carro a Gaspar Valverde, que es uno de los dos mayores propagandistas de la hegemonía marxista en los medios. De hecho, no me extrañaría que para el año que viene saquen a Puglia y metan a Karina Vignola, que es la otra gran promotora del estalinismo cultural que hay en el Uruguay.

Lucho | Zurdos de mierda, me dan asco. Siempre dividiendo a la gente, siempre sembrando el odio entre uruguayos, siempre alimentando la grieta. Lo peor es que si le metés un balazo en la frente a uno de ellos te llaman intolerante. Es como yo siempre digo, la corrección política hace más daño que el nazismo.