Nació en 1993 en Buenos Aires como Catriel Guerreiro, pero se hace llamar Ca7riel. En 2010, cuando ni llegaba a los 18 años, formó la banda Astor y las Flores de Marte, en la que cantaba, tocaba la guitarra y a veces el bajo. La banda era principalmente de rock y seguía la línea más volada y virtuosa de popes de la vecina orilla como Luis Alberto Spinetta. Pero luego, no conforme con el proyecto, buscó otros caminos y encontró en el hip hop no sólo su lugar sino también el éxito.

En 2015, ya con el traje de rapero y el nuevo nombre, editó su disco debut, Cve7e, en cuya introducción decía: “Mi inconsciente conoce mucha más música que yo, y mi inconsciente me conoce mucho mejor. Sabe que tengo inmensas posibilidades creativas y se abusa de ello. El inconsciente me viola, pero me viola musicalmente. Sabe que puedo manipular como quiero las emociones, el miedo”. En el álbum había hip hop, trap y pizcas de riffs metaleros y rockeros.

Pocos después, en 2018, formó un dúo –también de hip hop, claro está– con Paco Amoroso (Ulises Guerriero, amigo de la infancia de Ca7riel, que tocaba la batería en aquella primera banda), y sacaron canciones como “Jala jala”, una oda a la marihuana a puro flow. “Ouke, fumando flores con Lamothe, / pidiendo que mi barco flote, / bella, no me pienso ahoga’-ga’-ga’-ga’, muchos culos en mi celular”, dice la primera estrofa de “Ouke”, lanzada por el dúo en 2019 y que en Spotify tiene más de 24 millones de reproducciones.

Pero Ca7riel solo bien se sigue lamiendo, y en noviembre de 2021 lanzó su segundo álbum, El disko, que desde el arranque demuestra que aquellas primeras influencias rockeras nunca se alejaron, ya que en “Muy bien”, la canción que abre el disco, samplea “Luna de miel en la mano”, himno de Virus, y “Lucy in the Sky with Diamonds”, de The Beatles. En ella despliega todo el armamento del hip hop más provocador, macho alfa y hedonista. En una misma estrofa es capaz de mezclar la más variada cantidad de referencias culturales, como un expresidente uruguayo y Star Wars: “I’m feeling cheto, vida rústica (ah), / pega’o, auto viejo a lo Mujica (oh, yeah). / Baby, no te compare’, / Luke, soy tu padre”.

Este último disco es precisamente el que Ca7riel viene a presentar a La Trastienda, el jueves a las 21.00, con entradas por Abitab a $ 1.615. En el toque sonarán varias de las nuevas canciones, que demuestran una amplitud estética más variada con relación a su ya lejano primer disco. Por ejemplo, la funky “Bad Bitch” con su bajo serpenteante, la también bailable “U.U” con su guitarra también bastante funk, el midtempo “Chanel maconha”; la apurada “Keyhole” y la casi balada –para los estándares del hip hop– “Souvenir”, en la que se pone romanticón: “Hoy no será otro día gris, / dejaste tu perfume de souvenir”.


Martín Buscaglia (archivo, abril de 2020).

Martín Buscaglia (archivo, abril de 2020).

Foto: Mariana Greif

Buscaglia en Maldonado

Martín Buscaglia sigue de gira tocando su último disco, Basta de música (2020), y el viernes a las 22.00 se presentará en el Centro Cultural Kavlin de Maldonado (Calderón de la Barca y Antonio Machado). Las entradas se venden por Accesofácil y valen $ 490. “Lo que estoy haciendo en esto, que se podría llamar la gira ‘esquivando los misiles’, es presentarme en varios de los diversos formatos o encarnaciones que he ido desarrollando. Entonces, he tocado y voy a tocar con la banda, Los Bochamakers, también tengo fechas con Martín Ibarburu y otras como DJ. Y ayer estuve en La Pedrera, solo con la guitarra, que es el formato más emocionante y más inapelable”, cuenta Buscaglia. Además de recorrer canciones de todos sus discos, habrá temas nuevos.

Graf y Lasca por los músicos

El pianista uruguayo Enrique Graf y el violinista Daniel Lasca harán un concierto a beneficio del Fondo Solidario Cultural Ruben Melogno, del Ministerio de Educación y Cultura, para apoyar a músicos que han sido afectados por la pandemia. La cita será hoy a las 21.00 en el Auditorio Nacional Adela Reta. El programa contará con Tres romances para violín y piano, de Clara Schumann, Sonata para violín y piano, de Claude Debussy, y Sonata en si menor para piano, de Franz Liszt. Las entradas se venden por Tickantel y van desde $ 90 a $ 585.

Fernando Cabrera (archivo, julio de 2021).

Fernando Cabrera (archivo, julio de 2021).

Foto: Ernesto Ryan

Cabrera en Medio y Medio

El jueves a las 22.00, Fernando Cabrera se presentará en el club de jazz y restaurante Medio y Medio de Punta Ballena (Maldonado), en el marco de su tradicional festival de música veraniego, con entradas por Redtickets que van desde $ 1.250 a $ 1.650. El cantautor brindará un espectáculo variado, que incluirá canciones de todas las épocas, desde las de Baldío –uno de sus grupos de los 80– hasta las de Simple (2020), su último disco. Además, sonará alguna nueva, que todavía no grabó.

También habrá una parte especial dedicada a Fines (1993), ya que Cabrera está celebrando que ese disco se editará por primera vez en formato vinilo, por el sello Ayuí, y más temprano que tarde llegará y se pondrá en las bateas. De ese álbum tocará “La casa de al lado”, “La balada de Astor Piazzolla”, “Salvataje” y “Tobogán” –con nuevo arreglo–, que interpretó en vivo muy pocas veces. Cabrera estará acompañado por Diego Cotelo, que toca teclado, guitarra, percusión y clarinete bajo –no al mismo tiempo, por supuesto–.

Tatita Márquez en el Solís

Daniel Tatita Márquez (músico, profesor e investigador) innova con un “espectáculo fusionando elementos rudimentales de la percusión contemporánea, el jazz, la música electrónica y los toques tradicionales del candombe”, se anuncia en la página web del teatro Solís, sobre el espectáculo que brindará el miércoles a las 20.30 en la sala Zavala Muniz. El músico se presentará con banda completa y habrá invitados. Las entradas se consiguen por Tickantel, valen $ 600 y hay 2x1 para suscriptores de la diaria.