El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, derogó este sábado el estado de excepción por grave conmoción interna decretado en seis de las 24 provincias del país, en el marco de las protestas que hace 11 días lidera la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

El estado de excepción incluía a las provincias de Chimborazo, Tungurahua, Cotopaxi, Pichincha, Pastaza e Imbabura, donde se habían concentrado las protestas; originalmente la medida fue decretada el 18 de junio en Imbabura, Pichincha y Cotopaxi, y ampliada el 21 de junio a Tungurahua, Chimborazo y Pastaza.

Según difundió la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia de Ecuador, con el levantamiento del estado de excepción el gobierno “ratifica la disposición de garantizar la generación de espacios de paz en los cuales los ecuatorianos puedan retomar paulatinamente sus actividades”. El levantamiento de la medida era una de las demandas de la Conaie para iniciar las conversaciones con el gobierno.

Horas antes de que el gobierno anunciara el fin del estado de excepción, se dio un primer acercamiento entre el líder de la Conaie, Leonidas Iza, y representantes del Ejecutivo, en un encuentro convocado por el presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela.

Y el anuncio de la decisión se dio horas después de que la Asamblea Nacional de Ecuador comenzara una sesión virtual, a las 20.00 del sábado, para discutir como único punto de debate un pedido de destitución del presidente Lasso. Para aprobar la destitución son necesarios 92 votos de los 137 integrantes del Congreso, de los cuales la mayoría pertenecen a la oposición.

La represión policial y militar en el marco de las protestas dejó como resultado 68 violaciones a los derechos humanos y cinco personas fallecidas en contexto de detención, según informó en la asamblea Viviana Idrovo, integrante de la organización Alianza de los Derechos Humanos.

En su intervención, la geógrafa Amanda Yépez, representante del Colectivo de Geografía Crítica del Ecuador, denunció la represión policial y militar con 17 disparos registrados, uso de garrotes y gas lacrimógeno. También mencionó el arresto arbitrario del líder de la Conaie, Iza.

Entre las víctimas hay adultos mayores, estudiantes y hasta niños, según denunció Joice Soto, de la organización Socorristas por La Paz, durante el debate. “No nos podemos quedar viendo cómo la Policía hace y deshace”, expresó, y pidió la intervención del Congreso. “Los videos que circulan en red son verdad, nadie está inventando”, siguió.

Por su parte, el expresidente Rafael Correa le pidió a Lasso que convoque a elecciones anticipadas. “Presidente Lasso, no sea cobarde. Llame a elecciones anticipadas. Yo lo hice en 2009 y recibí el respaldo de mi pueblo”, escribió en Twitter.

- Leé más sobre esto: ¿Por qué la Confederación de Nacionalidades Indígenas sigue liderando las protestas en Ecuador?