El anuncio gubernamental resonó con fuerza durante toda la tarde de ayer: "Se descubrió presencia de hidrocarburos", publicó el portal de Presidencia. La novedad que llegó del norte del país fue celebrada por las autoridades, pero la advertencia posterior también fue unánime: para saber con certeza el alcance del descubrimiento todavía faltan varios análisis. Cerro Padilla es una localidad rural ubicada a unos 30 kilómetros del Parque del Daymán, en Paysandú. Es uno de los cuatro pozos que Uruguay abrió para que la empresa Schuepbach Energy perforara con el objetivo de encontrar petróleo. Ayer, en el pozo sanducero que llegó a los 845 metros de profundidad en la formación de arenisca de Tres Islas, se encontraron indicios de hidrocarburos, que podrían servir para su refinación. Esta confirmación podría demorar días, semanas, meses; no está claro todavía. En un comunicado de prensa, el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), ANCAP y la perforadora Schuepbach Energy apenas dijeron que “no se ampliará la información hasta no concluir las nuevas etapas de trabajo”. “Los datos que se han adquirido durante esta perforación han permitido mejorar el entendimiento de la geología y el potencial exploratorio de la Cuenca Norte”, aporta el comunicado, en el que se agrega que ahora comienza el estudio del flujo de hidrocarburos. “No vamos a abundar más en información", manifestó ayer de tarde la titular del MIEM, Carolina Cosse, durante la celebración del 105º aniversario de UTE.

Otro jerarca del MIEM comentó a la diaria que la presencia de hidrocarburo “es una buena noticia y es parte de un proceso que se está haciendo con la empresa en la exploración onshore”.

Los pedidos de cautela coinciden con otro elemento: las autoridades del MIEM y ANCAP están en Londres, buscando interesados para continuar con las prospecciones petroleras en la plataforma marítima uruguaya. Hace un mes se presentó la oferta pública internacional en Houston y esta semana ocurrió en Londres. La llamada Ronda Uruguay 3 adjudicará contratos de exploración y explotación de hidrocarburos en el frente marítimo. Desde Londres, autoridades gubernamentales destacaron el interés que han manifestado nuevas empresas. En la Ronda Uruguay 1, de 2009, se adjudicaron dos áreas, mientras que en la segunda ronda se adjudicaron ocho áreas a cuatro consorcios internacionales. En esta tercera ronda se espera concretar la prospección en tres áreas distintas, y 17 perforaciones. La convocatoria ya fue lanzada en Houston, y la presentación de las propuestas se hará entre el 2 y el 26 de abril de 2018. En octubre del año próximo se definirán las empresas ganadoras. Los adjudicatarios podrán explotar los pozos durante 25 años.

Petróleo a la Noruega

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, le dio a la exploración petrolera un impulso durante su gestión al frente de ANCAP. En conversación con la diaria, también se mostró cauto. “Hasta que no se perfore no se sabe si hay petróleo, es la prueba excluyente. Pero es espectacular lo que se está dando. Porque este es un pozo convencional, no necesita fracking. En caso de que se confirme, se agujerea y se saca. De todas formas, puede pasar que sea petróleo y no tenga presión para salir o que no valga la pena explotarlo comercialmente”, advirtió.

A pesar de eso, según Martínez, se trata de una gran noticia. “Es un camino esperanzador, pero nos faltan certezas para poder decir que tenemos petróleo”, remarcó. En el mejor de los escenarios –es decir que en Paysandú haya petróleo apto para refinar–, Martínez imagina que el mejor camino sería implementar un modelo similar al de Noruega. “En ese caso, el petróleo implicó desarrollo tecnológico, enseñanza, capacitación y recursos para infraestructura. Se usó la industria del petróleo con inteligencia, porque generó empresas para la industria y una cadena de valor gigantesca. La venta del petróleo es una parte chica de un negocio mucho más grande. Si sacás petróleo y no generás una cadena de valor sería una tontería”, aventuró Martínez.

Por su parte, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, dijo a la diaria que estos primeros indicios “constituirían una muy importante noticia” para Uruguay, en caso de confirmarse las posibilidades de explotación. “En la OPP tenemos este tema como uno de los diez complejos estratégicos productivos en la estrategia Uruguay 2050”, recordó el jerarca.

La ciencia del asunto

En este asunto también es importante lo que diga la academia. Ethel Morales, geóloga de la Facultad de Ciencias y ex jefa de geociencias de ANCAP, dijo a este medio que el comunicado que divulgó Presidencia “es más promisorio que su contenido”. “Dice que se encontró una acumulación de hidrocarburos, pero definidos por aspectos indirectos, como la saturación. Cuando se hace una perforación se introduce una herramienta en el pozo para medir determinadas propiedades de las rocas. Algunas de esas medidas dan información sobre las rocas que atraviesa la perforación, otra sobre los fluidos que atraviesan, y otras, herramientas sobre el espacio de poros. Una de las medidas que mencionan es la saturación, que es una medida indirecta y debe ser cotejada con otras medidas directas”, explicó Morales.

De la muestra de roca debe extraerse el fluido, y eso es lo que se hará en los próximos tiempos. Ese estudio puede llevar meses, señaló. La fluorescencia, otra medida que menciona el comunicado, mide la presencia del hidrocarburo en trazas. “Da indicios de la presencia de hidrocarburos pero no es una medida cuantitativa en absoluto de la presencia de una acumulación”, interpretó Morales. “El comunicado no aporta demasiada información. Es una guía exploratoria para la búsqueda de hidrocarburos en la cuenca”, remarcó. La especialista indicó que una etapa exploratoria puede llevar varios años. “Pero la identificación de que habría algo más que rastros o indicios puede darse en un tiempo relativamente corto, de algunos meses, tal vez”, agregó.