A 35 días de las elecciones nacionales, el Frente Amplio (FA) organizó en la zona de la playa Ramírez un “BanderOlazo” –en un juego de palabras con los tradicionales “banderazos” organizados por las Redes Frenteamplistas y el eslogan de la “ola esperanza” de la coalición–. Miles de personas se concentraron en la rambla del Parque Rodó. Todos esperaban el despliegue de la bandera de 250 metros, que fue confeccionada por las costureras del Parque Tecnológico Industrial del Cerro para esta oportunidad.

Es imposible saber cuántas cuadras se extiendió la movilización; sólo el dron que sobrevoló la zona puede saberlo. Bajando por la rambla desde la pista de patinaje hasta el estrado principal, que se dispuso donde Avenida Sarmiento muere en la rambla, identificado con un arco inflable rojo, azul y blanco, iba a paso lento un grupo de señoras que conversaban sobre lo que se venía para el resto de la tarde. Una de ellas llevaba orgullosa una bandera, algo desgastada y llena de firmas. “Esta es de [Eleuterio Fernández] Huidobro, esta de Danilo Astori, acá Lucía Topolansky y [José] Pepe Mujica”, destacó, y comentó: “Si tendrá historia [esta bandera]”. Otra aseguró que en su casa tenía una firmada por el general Liber Seregni y agregó: “Esa no la saco”. Laura, Silvia, María, Blanca y Gilda fueron a la movilización juntas, como acostumbran desde hace varios años, algunas desde 1971. Las mujeres coincidieron en que la movilización ciudadana en la campaña “se está despertando” y en que esta convocatoria demostró “que todos estamos con el FA y no ha decaído el apoyo”.

El grupo de mujeres no observó diferencias en esta movilización con respecto a otras campañas, pero sí que “la gente está preocupada por otras cosas”, y eso se debe en parte a que “la vida ha cambiado para mejor, se tienen mejores sueldos y jubilaciones”. Declaradas fans de la candidata a la vicepresidencia, Graciela Villar, apuntaron que “hay buen equipo” –aunque no todas se mostraron convencidas de la figura del candidato, Daniel Martínez– para ganar en primera vuelta en octubre. “Tenemos que ganar [en primera vuelta], porque después toda la oposición se une para estar contra el FA”, agregó una de ellas.

Más adelante iba un grupo de jóvenes de diferentes sectores frenteamplistas caminando juntos. Se identifican como “Jóvenes FA del Oeste”: un espacio de militancia para jóvenes sin “ninguna bandera de sector”, que surgió a partir de la “escasa” movilización de la fuerza de izquierda en la zona de Municipio A durante la campaña hacia las internas. Jorge Burgos, uno de los cofundadores del espacio, destacó con emoción la convocatoria: “La ola se viene con todo”. Convencidos de que el FA ganará –aunque el escenario “es complicado”–, los muchachos y muchachas sostienen que la coalición de izquierda “es la única [fuerza política] que puede sacar el país adelante, porque sabemos lo que es la derecha”. Burgos apuntó que los jóvenes “somos el futuro y somos el presente. No queremos volver atrás”, y por eso es necesaria “la unión” y “que los referentes estén en la calle militando”.

Daniel Martínez. durante la movilización del Frente Amplio, en la Rambla del Parque Rodó.
Daniel Martínez. durante la movilización del Frente Amplio, en la Rambla del Parque Rodó.

Bajo el arco inflable se disponían unos parlantes en los que sonaba una y otra vez el jingle de la campaña del FA, que era cantado por la gente. Allí se concentró el núcleo duro de la movilización. Cerca de las 15.30 se desplegó la bandera. Desde el estrado no se alcanzaba a ver el punto de inicio, pero los 250 metros de tela alcanzaron el punto principal y pasaron de largo. En un momento los extremos de la bandera se perdieron. Ante el despliegue de aquella ola de tres colores, gran parte de la multitud se cubrió con ella mientras, a los lados, continuaban blandiendo otras banderas.

Por un rato, la bandera gigante permaneció desplegada y la gente que iba debajo la sostenía sin moverla. Lucía observaba desde el lado de la calle, con su abuela, su papá y su mamá. La niña de seis años señalaba asombrada aquella tela enorme que cubría cientos de cabezas, y ella agitaba la suya, pequeña. Enfrente, un hombre que sostenía el borde blanco repetía: “Es la ola esperanza”, seguro de que la militancia “finalmente” había despertado. Cerca, una señora le dijo a la diaria: “Eso que estás viendo es el cuarto gobierno del FA” y, luego de críticas a la oposición y sus candidatos a la presidencia, que sostienen “que todo está desastroso”, comentó en tono de broma: “Y ¿ahora quién podrá defendernos? El Chapulín Rosadito”, y rió.

Entre la multitud, tomándose fotos con varios de los presentes que obstruían su paso, estaba el ex precandidato del FA Mario Bergara, que dijo que este “banderolazo está espectacular” y agregó: “Si alguien decía que la campaña estaba fría o tibia, acá está todo el calor del FA”. Por su parte, el senador del FA Rafael Michelini dijo a la diaria que la convocatoria fue “emocionante”: “Un río de gente que no quiere que le bloqueen el proceso transformador”, comentó. Sobre el ritmo de la campaña, sostuvo que esta será “corta” e “intensa”, y “el FA viene creciendo desde abajo”.

Al rato, llegó la fórmula oficialista. Martínez y Villar se abrieron paso con dificultad hasta el espacio principal y quedaron de frente a la multitud, sobre la arena de la playa Ramírez. La fórmula permaneció allí unos minutos durante los cuales sonó repetidamente el jingle, y lo bailaron como se ha vuelto común en sus actos de campaña. Sin hacer uso de la palabra, se retiraron. Luego, el candidato compartió en su cuenta de Twitter: “Estoy conmovido y el BanderOlazo de hoy me erizó la piel”. También estuvieron presentes los ex precandidatos Carolina Cosse y Óscar Andrade.

Por su parte, el vicepresidente del FA, José Carlos Mahía, comentó a la diaria que la convocatoria “genera mucho entusiasmo” en la interna frenteamplista y demuestra que la fuerza política “despertó”. “Creo que el FA por fin está estirando los brazos y se larga a caminar”, expresó.

Diálogos y "descontentos"

En un acto que tuvo lugar el domingo en Punta de Rieles, Martínez señaló que a los partidos de la oposición los une “el odio” en temas como “educación”, “seguridad” y “tantos” otros. En respuesta, el candidato del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, escribió: “¿Cómo es la cosa, Martínez? Primero convoca a un diálogo a los demás partidos para encontrar coincidencias, y después habla de que a la oposición sólo la une ‘el odio’”. “Mucho nerviosismo o mucha intolerancia ante la enorme mayoría de uruguayos que están descontentos”, agregó. “Tú no quisiste dialogar”, le contestó el candidato del FA en la misma red social. “Desde la gestión siempre construí con otros partidos, hechos no palabras. Nosotros proponemos y tú criticas”, apuntó. Luego añadió: “Hoy no vi descontento, vi entusiasmo en la gente”.