Hace un año, saludábamos desde estas páginas a la novel colección “Me llamo”, de Gabriel González Núñez y Alicia Aguirre, publicada por el sello Penguin Random House. Aquel primer lanzamiento presentaba, con voz de niño, en primera persona, un esbozo de canon integrado por tres personalidades monumentales de Uruguay: José Pedro Varela, José Artigas y Juana de Ibarbourou.

La incipiente colección mostraba su potencialidad de crecer, de sumar nuevos personajes: ahora Núñez y Aguirre van por más y agregan otros tres nuevos nombres que amplían el panorama al ámbito de las artes –ya iniciado con la presencia de la poeta en la entrega inaugural– y de la ciencia, con Pedro Figari, Paulina Luisi y China Zorrilla. Es bienvenida la presencia femenina, y la vocación de amplitud, que abre la selección a personajes no tan centrales o fundantes, pero cuyas trayectorias fueron relevantes en su ámbito de actuación.

Foto del artículo ''

Tanto Figari como Luisi pueden verse como paradigma del impulso modernizador del Uruguay de la primera mitad del siglo XX. En sus historias pueden rastrearse la oleada migratoria de aquella época, los debates ideológicos y las luchas feministas, entre otras pinceladas que dan el marco histórico. Con la inclusión de China Zorrilla se avanza a la contemporaneidad. Estos tres nuevos títulos mantienen la tónica de sus antecesores: las biografías se narran de manera dinámica, con la frescura de la voz infantil –que se vehiculiza, por ejemplo, en pequeños detalles gráficos que acompañan a los personajes a lo largo de las páginas– y poniendo énfasis en las trayectorias.

Sin vanas pretensiones de completud, este nuevo impulso alimenta la incógnita de cómo seguirá la saga, que bien puede convertirse, de seguir creciendo, en una pequeña guía para acceder a un panorama de personas que se destacaron y dejaron huella en distintos ámbitos de la vida del país.

Foto del artículo ''

Me llamo China y así me hice actriz; Me llamo Paulina y así me hice defensora de la mujer; Me llamo Pedro y así me hice pintor, de Gabriel González Núñez (textos) y Alicia Aguirre (ilustraciones), Penguin Random House, $ 380.