Conducido por Horacio Camandulle y Karina Falla, la idea del programa surgió del sindicato de magisterio, la Federación Uruguaya de Magisterio y Trabajadores de Educación Primaria. En el marco de la emergencia sanitaria que rige desde mediados de marzo, además del trabajo de las Brigadas Solidarias, dirigido a los sectores más afectados y a las necesidades más urgentes, también se propusieron “realizar aportes en lo que refiere a lo pedagógico-didáctico”. “Empezamos un trabajo para compartir y difundir las diferentes estrategias que nuestras compañeras y compañeros están llevando a cabo para mantener el vínculo con las niñas, los niños y sus familias”, cuentan.

A lo anterior se sumó el proyecto de un programa de radio para niñas y niños de todo el país. “La invitación surgió por parte de la 1410, que puso a disposición sus estudios y técnicos para crear una propuesta desde cero. La oportunidad nos pareció maravillosa, ya que poner foco en la infancia nos resultaba sumamente necesario”, agregan. “Entendimos vital comunicarnos con niñas, niños, jóvenes y sus familias, lograr ser una forma de compañía para esta etapa de cuarentena, un momento placentero y divertido, que al mismo tiempo promueva formas de aprendizaje. Pensamos en una audición capaz de promover el intercambio, la fraternidad, la reflexión y el entretenimiento, quitando la presión y el estrés que supone esta situación de aislamiento social”, sostienen.

Destacan, por otra parte, que existen propuestas de características similares que conviven con esta: “Nuestra federación puso a disposición de toda la ciudadanía el proyecto de Radio Butiá, con todas sus propuestas musicales para la infancia.

Además, desde la filial de Flores se organizó el programa radial Corta virus, que también presenta una propuesta para niñas y niños. También los colectivos docentes de varias escuelas de Montevideo organizaron el programa Para no dormir la siesta, que va de lunes a viernes de 14.00 a 16.00.

Por otra parte, apuestan a poder continuar cuando se retomen las clases presenciales: “Hemos aprendido y disfrutado mucho en este tiempo. Ha sido un tiempo muy fértil para nosotros. En la medida en que se pueda, aquí estaremos para continuar”.

El equipo de trabajo está integrado por maestros; a Camandulle y Falla se suman Esteban Coitiño y Sophie Talbotier en la producción, así como numerosos docentes con sus aportes: ideas, narraciones de cuentos, contactos, difusión. “Nuestras compañeras y compañeros han participado de muchas y diversas maneras. A su vez, a poco más de un mes de nuestra primera salida al aire, hemos contado con el aporte y la participación de numerosos artistas y referentes de la cultura de nuestro país, a quienes les estamos sumamente agradecidos. Por su parte, profesionales de diversas áreas han participado con aportes puntuales a través de entrevistas específicas, pero también con columnas en el programa: Rodrigo Pennino comparte saberes respecto del mundo digital, dándonos piques sobre redes, juegos online y cine; Andrés Ligrone y Lucía Bergós, biólogos, nos hablan de nuestra fauna y flora; Carlos Brasesco, desde el área de la agronomía, tiene su espacio Semillas para conversar sobre huertas; Dahiana Vázquez, maestra, con su espacio sobre diversidad de escuelas; y Sandra Misol, psicóloga, con un espacio para pensar los cuidados, los vínculos y la convivencia”, detallan.

En la propuesta, cuyo nombre evoca a un tiempo el clásico de Lewis Carroll y la tradición de la música para niños uruguaya, con la emblemática canción de Canciones para No Dormir la Siesta, son fundamentales los niños y su aporte, el diálogo que se establezca con ellos. “Hacen el programa, también, las voces de los niños y las niñas que nos escuchan y mandan sus audios. La participación suya es un pilar central de nuestra propuesta. Pensamos todo lo que hacemos buscando un diálogo permanente, abriendo los micrófonos para que el programa no sólo sea para ellos, sino que sea de ellos”, afirman.

Ese desafío de dar voz lo consiguen mediante propuestas que promueven la participación desde una perspectiva lúdica: “Planteamos desafíos o preguntas y ellos nos mandan audios; eso viste de mucha ternura al programa. Nos divierte mucho, porque nos mandan canciones, trabalenguas, adivinanzas o información que encontraron, nos leen cuentos, nos dicen cómo son los libros. Hacemos también una fonoplatea virtual: nos conectamos desde la radio en la conferencia del grupo con su maestra, y les hacemos previo a salir al aire una salida virtual. Luego, durante el programa (que además de escuchar van a ver) ofrecemos la posibilidad de que puedan participar. Eso de descubrir la magia de la radio: el no saber quiénes están escuchando, o estar utilizando sólo la voz o las canciones, en un mundo saturado de imágenes, es una experiencia liberadora. De ahí surgen muchas preguntas, y como docentes nos da mucha satisfacción. Nos han llegado mensajes y audios sumamente reconfortantes. Una madre narrando un cuento con su hija, una niña acostada en el suelo de su casa escuchando el cuento desde la radio, un video de un grupo de niños y niñas de una clase haciendo un programa de radio casero. Todo eso nos emociona mucho”.

El país de las maravillas va los viernes de 17.30 a 19.00 por la 1410 y se replica los fines de semana en la página de Facebook de FUM-TEP actual y en radios comunitarias de la zona de Manga.


Escritores muy, muy jóvenes

Museo Gurvich, sobre la peatonal Sarandí, Ciudad Vieja (archivo, febrero de 2019).

Museo Gurvich, sobre la peatonal Sarandí, Ciudad Vieja (archivo, febrero de 2019).

Foto: Pablo Vignali

Para julio el museo Gurvich propone un taller de iniciación a la escritura, que estará a cargo del reconocido escritor y músico Roy Berocay. Estará dirigido a niños de ocho a 12 años y tendrá lugar, en modalidad virtual, todos los miércoles de 18.30 a 19.30. Protagonista de la oleada renovadora de escritores de literatura infantil y juvenil de la década de 1990, Berocay cuenta con una extensa trayectoria que incluye verdaderos clásicos, como Pateando lunas, El país de las cercanías, Pequeña ala, El abuelo más loco del mundo, Juanita Julepe y la saga de libros de su personaje más conocido: el sapo Ruperto. Por otra parte, desde hace 11 años tiene también la banda de rock para niños Ruperto Rocanrol, en la que hace gala, junto con sus hijos Bruno y Pablo, de un diálogo muy cercano y directo con su público. Para inscribirse a los talleres hay que escribir a [email protected] El costo es de 1.000 pesos y los cupos son limitados.

Cosas de dragones

Foto del artículo ''

Dragón Dorado mantiene su propuesta para niños online. Hoy, de 10.00 a 12.00, habrá club de lectura y escritura creativa. La cita, con inscripción previa, es para una “edición especial de dragones” en la que el encuentro será “para compartir lecturas de libros seleccionados, escribir historias y amasar con ellas nuestros propios libros artesanales. En este especial tomaremos como inspiración libros de Liliana Bodoc y de Gustavo Roldán para dejar salir los dragones que llevamos dentro”. También invitan, para mañana a las 11.00, al Concierto de dragones en vivo, episodio 2, una actividad con gorra virtual para toda la familia, por el canal de Youtube de Dragón Dorado. Por consultas e inscripciones: [email protected] o 095 481 288.