El ex secretario de Derechos Humanos de Presidencia, Nelson Villarreal, se refirió a la designación de su sucesora Rosario de Lourdes Pérez Perdomo, quien fue procesada con prisión en 2008 por un delito de frustración de pago de cheques, y sostuvo que “no parece reunir el perfil necesario para el cargo. Me pregunto cómo se prepararon para ganar y no para gobernar”, escribió en su cuenta de Twitter.

También cuestionó las publicaciones en Facebook por parte de Pérez Perdomo. La nueva secretaria de Derechos Humanos compartió una publicación con imágenes de personas y la leyenda: “Asesinados por Tupamaros”. “Casi un centenar de muertos por la guerrilla mafiosa del Uruguay de esos casi 30 civiles. ¿Quién los recuerda? Quién los reivindica para un verdadero NUNCA MÁS”, decía el posteo compartido, según informó la revista Martes. Luego este y otros posteos fueron borrados de su cuenta.

Para Villarreal, la “sucesora en la Secretaría de Derechos Humanos viene con un relato que no comprende que la primera responsabilidad en la violación a los derechos humanos está en el Estado y que confundir en lo que se origina el terrorismo es no resolver la violencia. Veremos cómo se justifica la decisión”, escribió.

Pero este no es el único posteo de ese tenor. En setiembre de 2013 compartió una nota de El Observador que se titulaba “Falta mano de obra también en los trabajos no calificados”, y opinó: “Yo me pregunto porque [sic] entonces hay tanto plan social en la vuelta ??? Será porque es más fácil que te den a cambio de un voto que laburar???[sic]”, escribió. En otra publicación, de noviembre de 2012, escribió: “Estamos en el horno”, tras compartir un artículo de El Observador, cuyo titular decía: “FA modera ley que endurece penas a menores”.

Pérez Perdomo no sólo criticó al FA, también arremetió contra la vicepresidenta Beatriz Argimón, antes de asumir su investidura, en un posteo en Twitter el 14 de febrero de este año: “A la Sra. vicepresidente no le gusta el perfil de Jorge Larrañaga para Interior. Claro ella avaló un ministro que reconoció ser 'políticamente' responsable de homicidio (Insp. Leoncino). Debería examinarse a sí misma un largo tiempo antes de pensar en juzgar a otros”, escribió. Sin embargo, el domingo de noche el posteo fue borrado.

Foto del artículo ''

En diálogo con la diaria, Villarreal planteó que sería pertinente que su currículum y su formación técnica y práctica sobre la construcción y defensa de los derechos humanos sean de público conocimiento, así como su reconocimiento social, comunitario o académico para ejercer el cargo. Por otra parte, considera que el presidente de la República debería brindar información sobre los antecedentes penales de la nueva directora.

Villarreal destacó que durante el proceso de transición se reunió por “un largo rato” con delegados de Presidencia y destacó que en esa reunión le manifestaron que la Secretaría de Derechos Humanos era de “gran importancia”. En esa línea, el gobierno no la disolvió ni la transfirió a otro organismo, pero la “dejaron en stand by”. De hecho, en febrero de este año, el dirigente nacionalista Pablo Iturralde, actualmente presidente del Honorable Directorio del Partido Nacional, le transmitió su preocupación y compromiso con la transición de la SDH. “Al emerger todo esto, uno esperaría que el presidente ratifique o justifique por qué razón nombran a esta persona”, acotó.

Este sábado la diaria informó que la nueva secretaria de Derechos Humanos es militante del sector Por la Patria del Partido Nacional, liderado por el senador Jorge Gandini. Tras trascender su designación, Pérez Perdomo se comunicó con dirigentes políticos para informar que podría volverse público su pasaje por la cárcel y aclarar que, si bien estuvo presa, fue sobreseída y no contaba con antecedentes penales.