Los contenedores desbordados, las cajas y plásticos acumulados a su lado, fueron en años anteriores parte del paisaje habitual de Montevideo en la época de las fiestas. Este fue la excepción. En entrevista con la diaria, la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, explicó cómo se logró este resultado. Expresó también su “sorpresa” por la negativa de la oposición en el departamento a aprobar el préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para saneamiento y limpieza, y estimó que es una forma de hacer política que no es propia de Uruguay. Además, afirmó que está en curso una “estrategia de desmantelamiento” de Antel.

Venimos incorporando una estrategia de limpieza urbana que excede la recolección, que tiene que ver con la limpieza de lugares públicos, parques, plazas. Tenemos el germen de lo que será un centro de gestión de limpieza urbana.

¿Cuáles fueron las claves del éxito del operativo de limpieza en estas fiestas?

Fueron varias. Primero, tengo que reconocer y agradecer el trabajo comprometido de los 1.100 funcionarios de limpieza. Segundo, decir que no se empezó a trabajar dos días antes y que esto no está descolgado de una estrategia general. Nosotros desde que asumimos estamos trabajando en una nueva estrategia de limpieza. Se fue trabajando en conjunto con el área de Medio Ambiente y con toda la Intendencia [de Montevideo, IM], porque la higiene, la limpieza, la salud, no es un tema de Limpieza, es un tema de toda la intendencia. De hecho, en este operativo, otras áreas de la intendencia colaboraron, por ejemplo, los camiones de vialidad. Con respecto al operativo diciembre y las fiestas, venimos trabajando hace más de tres meses. ¿Qué quiero decir? Que nosotros no inventamos los bolsones [para depositar residuos secos reciclables en cooperativas y edificios, en el marco del programa Montevideo Más Verde] para este diciembre. Largamos una estrategia de clasificación nueva que la población adoptó y que es un éxito, y que vamos a continuar y profundizar durante 2022. Trabajamos con los trabajadores de las plantas de clasificación, generamos otro eje de inclusión donde fuimos mucho más a fondo con los motocarros, cumpliendo la meta de incorporar 100. Venimos incorporando una estrategia de limpieza urbana que excede la recolección, que tiene que ver con la limpieza de lugares públicos, parques, plazas. Tenemos el germen de lo que será un centro de gestión de limpieza urbana. De la misma manera que hay un centro de gestión de movilidad, vamos a tener para 2022 un centro de gestión de limpieza urbana. Entonces, es una estrategia que empezó con el refuerzo de la clasificación, con una impronta de inclusión social muy fuerte, de comunicación con la población. Porque nosotros pusimos más herramientas sobre la mesa pero tratamos de comunicarlas mucho, porque si yo pongo más herramientas pero la gente no las usa... Quiero destacar el trabajo de la gente del Plan ABC al introducir pegotines en los contenedores con el Whatsapp de Zona Limpia. Entonces tuvimos más herramientas y más gente usándolas.

¿Cuántos bolsones se están utilizando actualmente? ¿Cómo puede medirse el éxito de esta herramienta?

Tenemos 1.800 puntos funcionando en Montevideo. Nosotros queremos llegar a 3.000, pero lo importante es que se va avanzando rápidamente. 90% de lo que está en un bolsón se recupera para clasificar; es un porcentaje altísimo. Por ejemplo, de los contenedores para clasificar que hay en el municipio B se recupera entre 40% y 45%. Recuperar 90% es muy bueno porque además sacás tonelaje de lo que va al centro de disposición final. Por ejemplo, en este período de fiestas, 1.500 kilos se recuperaron para clasificar, o sea que dejaron de ir al centro de disposición final. Y por ejemplo, en la feria Vía Blanca del 5 de enero en 8 de Octubre, hicimos una operativa de clasificación con bolsones con los vendedores, porque ahí hay un montón de cajas, nailon y demás.

También hubo un diálogo sostenido con todos los trabajadores de la IM, de todo el año, que fomentó que fuéramos forjando acuerdos, pero también cambios en las formas de trabajar. Cambiamos absolutamente la forma de gerenciar la recolección. No hay más cuadernolas; todas las mañanas se trabaja en función de los datos del día anterior y se reprograman los recorridos. Para esta operativa hubo algo muy importante: se trabajó bien en base a la evidencia, no se trabajó según la costumbre de años pasados –no digo que estuviera mal–, se trabajó respondiendo a los datos del día anterior. Y además, se puso en marcha que las jefaturas estuvieran en la calle, y eso es muy importante. No sólo el personal de recolección sino las jefaturas. Los jefes programaban las acciones del día y salían a la calle. Eso se va a mantener. Entonces, fue una mezcla de cosas que hacen a los ejes de diferenciación, equidad y trabajo en función de la evidencia.

Mencionaste el buen diálogo con los trabajadores como una de las claves del éxito. ¿Cómo valorás la relación con la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom)?

La valoro bien, correcta, como debe ser, como dijimos que debería ser. De trabajo, ordenada. Lo que dijimos desde el principio: no vamos a estar en todo de acuerdo, pero no vamos a dejar de hablar de nada. Se logró un convenio salarial muy bueno para los trabajadores y para la IM, y una conducta seria de ambos lados: dialogar, discutir, escucharnos mutuamente. Por ejemplo, para esta temporada se armaron nueve turnos especiales, a los cuales era voluntario inscribirse. Se trabajó sábado de noche, domingo de mañana y domingo de tarde. Así que es como debe ser: nadie renuncia a sus principios, pero tenemos un objetivo que es trabajar.

A Antel se le aplica “una política de inanición”

A partir del 12 de enero empezará a regir la portabilidad numérica establecida en la ley de urgente consideración (LUC) y que será impugnada en el referéndum del 27 de marzo. Para Carolina Cosse, la afectación a Antel de esta medida depende del contexto. Entiende que es irrelevante en el contexto de una situación como la que supo tener Antel, “pujante, invirtiendo, en el borde de la ola de la tecnología: data center, un señor sistema de cable submarino que le permitió y le permitiría jugar en las grandes ligas de las telecomunicaciones, todo el aspecto de entretenimiento y contenidos, una incipiente área de investigación y desarrollo que ahora no sé en qué está”. En cambio, la expresidenta de Antel dijo que no ve cómo puede ayudar la portabilidad numérica al crecimiento de Antel en el contexto actual, cuando “no hay proyecto, no se invierte” y se somete a la empresa a “una estrategia de desmantelamiento, que no es desmantelar sino aplicarle la política de inanición”.

¿Qué expectativas tenés respecto de la aprobación por parte de la Junta Departamental del préstamo de 70 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)? ¿Hay posibilidad de abrir el préstamo y redirigir recursos, como está pidiendo una parte de la oposición?

Yo te diría que la reflexión que me viene es de sorpresa. Esto fue presentado en agosto, se hizo público el documento del plan –sigue estando público– en agosto o setiembre, todo el año se trabajó en torno a este tema con el Ministerio de Ambiente, con el Ministerio de Economía [y Finanzas] y con el BID. Más de 30 técnicos de la IM y del BID trabajaron juntos en un plan integral que incluye saneamiento y una nueva estrategia de limpieza. Por eso el BID lo financia, porque es un plan integral, no es que está financiando camiones. Es conocido desde agosto, se hicieron audiencias públicas, yo misma lo presenté en un evento al que me invitó el Partido Colorado. Después vino un planteo, se habló con los ediles del Partido Colorado y parecía como que había un entendimiento. Después resolvieron abrir una mesa de diálogo, seis meses después. Estamos dispuestos siempre a dialogar. Después los ediles del Partido Nacional pidieron una reunión. Tuvimos la reunión y me hicieron un planteo de que querían agregar saneamiento en tres barrios más. Y nosotros les dijimos: “Nos parece razonable, déjennos estudiar cómo hacer este saneamiento, pero insistimos en la necesidad de no abrir el proyecto del BID”. ¿Por qué es importante no abrirlo? Porque se dilata varios meses el inicio del plan.

Porque hay que negociar con el BID los cambios.

Pero claro. Es un proyecto que fue votado en el directorio del BID con el voto afirmativo del representante de Uruguay. Entonces, para mí es una sorpresa y un inicio de preocupación por una forma de hacer política que me parece que no es la que hemos construido en Uruguay. Porque, para terminar la historia, me plantean: “Queremos hacer saneamiento en tres barrios más”. “Bueno, abriendo el préstamo no, déjennos pensar otra forma de financiamiento”. Y es lo que hicimos. Se juntó una cantidad de técnicos de saneamiento, de limpieza, de todo el equipo de Ambiente, y encontraron que la nueva estrategia de limpieza que estamos haciendo genera unos ahorros que nos permiten, en el período del préstamo, hacer con nuestro presupuesto los tres barrios que nos plantearon los ediles del Partido Nacional. Entonces contestamos: “Lo vamos a hacer”. Y nos dijeron que no. Entonces, ¿cómo no voy a estar sorprendida? ¿Qué clase de forma de hacer política es esa en la que yo te hago una propuesta, el otro te contesta que sí, y yo te digo que no? No parece de Uruguay. Entonces, me parece que tendrían que reflexionar un poco más, también por cómo empieza a quedar Uruguay en el mundo. Hay un organismo multilateral implicado, que trabajó con el gobierno nacional y con nosotros todo un año; no soy la única sorprendida. Para mí acá el centro sigue siendo la gente. Y nosotros no precisamos un préstamo del BID para generar una nueva estrategia de limpieza, pero por supuesto que necesitamos el préstamo del BID para hacer todo con el impacto que queremos. Es un proyecto que se desarrolla a seis años. Entonces, creo que acá la que pierde es la población de Montevideo. Se retrasa el saneamiento de Mataperros, se retrasa el saneamiento de Rincón del Cerro de Casabó, se retrasa la reparación de 95 puntos de la red Arteaga, que es la más antigua de Montevideo y que hay que repararla. Y se retrasan una cantidad de acciones de la nueva estrategia de limpieza. Entonces, ¿quién pierde acá? No pierde la IM, pierde Montevideo.

Cuando fuiste a reunirte con el presidente Luis Lacalle Pou por este tema, ¿le planteaste esta preocupación por la imagen del país? ¿Cuál fue la respuesta sobre este punto?

Le planteé esta preocupación por la imagen del país y le hice todo este relato de lo que fueron los hechos, y él quedó en que iba a ver lo que podía hacer, en pensarlo, no sé. Ahora, yo creo que hice lo que debía hacer, que es hablar con el presidente y decirle que me preocupaba la imagen que iba a tener Uruguay, y listo, cumplí. Me preocupa la imagen de Uruguay, y él es el presidente de la República y me pareció que se lo tenía que decir.

¿Cómo ves el rol que está jugando en este tema Laura Raffo, que cuestionó el uso que se le dará al préstamo?

Yo me centro en la gente y en mi responsabilidad, que es mucha. Me centro en eso y en nada más.

Además de este tema, se suman cuestionamientos recientes de la oposición a contrataciones de asesores por parte de la IM, y también se reflotó en este período la discusión sobre el Antel Arena. ¿Considerás que estos hechos tienen algo que ver con tu proyección como posible candidata presidencial del Frente Amplio en las próximas elecciones?

Es una pregunta que tenés que hacerles a los que hacen ruido, porque, en realidad, nunca tienen una propuesta concreta.

Con todo eso que tenemos que hacer, no me preocupo, no pierdo mi tiempo tratando de ver causas donde no las hay, seguramente. Es imposible tapar lo que ha trabajado la intendencia.

Pero ¿qué te parece a vos?

[Se ríe]. Ah, no importa lo que me parezca a mí. Yo siento que nada me va a distraer de lo que tengo que hacer, porque no estoy sola, tengo un gran equipo. Se viene un ABC+, un ABC plus que proviene del conocimiento de haber trabajado multidisciplinariamente. Con todo eso que tenemos que hacer, no me preocupo, no pierdo mi tiempo tratando de ver causas donde no las hay, seguramente. Es imposible tapar lo que ha trabajado la IM. Nosotros lo que hacemos es trabajar y tratar de que se trabaje más.

¿Está confirmado que va a haber carnaval este año?

Nosotros no tenemos ninguna indicación sanitaria en contrario.

¿Cuáles son los proyectos centrales de la IM para 2022?

Bueno, mencioné el proyecto de gestión integral de limpieza, que es importante, porque se enmarca en una estrategia de revalorización de los espacios públicos. Si algo nos enseñó la pandemia es lo que los urbanistas siempre han sabido, pero lo importante es que lo incorpore la población: la importancia del espacio público en términos de construcción de la democracia, porque son espacios donde tenés que negociar la presencia con otros. Y ahí viene este marco de nueva estrategia de limpieza, una estrategia cultural en el sentido más amplio. Y también desafíos de gestión. Ese va a ser un tema importante para el año que viene, el espacio público.

El apoyo a Civila y los desafíos del FA

La intendenta de Montevideo apoyó la candidatura del socialista Gonzalo Civila en las últimas elecciones del Frente Amplio (FA). Explicó que lo hizo porque valoró que a las internas “les hacía bien que hubiera cierto nivel de competencia”, y además porque Civila es “un joven de la política del Uruguay y del FA muy valioso” y “una persona valiente, que está preocupada por la agenda del Frente, y que también encarnaba la renovación”. “Ahora, en las internas del FA apoyar a alguien no era no apoyar a los demás”, aclaró.

A futuro, y ya con Fernando Pereira como presidente, Cosse opinó que el FA tiene que construir una agenda política nueva y empezar a tomar temas como el mundo del trabajo, la educación y la tercera edad, y atreverse a hacer propuestas nuevas con participación de los y las frenteamplistas. “Seguir construyendo unidad, discutir los temas en profundidad y dejar de hablarnos a través de los medios, la discusión tenerla cara a cara, porque es la mejor manera de construir”, afirmó.

En lo inmediato, sostuvo que es clave “centrar esfuerzos para que la gente vote por el Sí a la derogación de los 135 artículos de la LUC”, y remarcó que para un eventual triunfo es central la militancia.

.