La fórmula conformada por Alberto Fernández y la ex presidenta Cristina Fernández, del Frente de Todos, obtuvo 47,4% de los sufragios en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y se transformó así en la más votada en la jornada cívica realizada este domingo en Argentina.

La fórmula oficialista de Juntos por el Cambio compuesta por el actual presidente, Mauricio Macri, y el peronista Miguel Ángel Pichetto quedó en segundo lugar, con 32,2% de los votos en estas elecciones, en las que acudieron a las urnas 75% de los habilitados para hacerlo, un porcentaje muy similar al de las anteriores PASO, de 2015.

Más de una hora y media después del horario previsto, cuando la impaciencia había llegado a su clímax e incluso después de que Macri reconociera la derrota en un breve discurso ante sus militantes, las autoridades electorales comenzaron a difundir los datos que se vaticinaban desde horas antes, ratificando una rotunda victoria del Frente de Todos, que le sacó 15 puntos porcentuales, una diferencia que parece muy difícil de revertir para el oficialismo en las elecciones presidenciales que se realizarán el domingo 27 de octubre.

De acuerdo con los datos oficiales, en tercer lugar se situó el sector Consenso Federal, del ex ministro de Economía Roberto Lavagna, con 8,3% de los votos; cuarto, con 2,9%, se situó el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, liderado por Nicolás del Caño.

La aplastante victoria del Frente de Todos superó el promedio nacional en la provincia de Buenos Aires, el distrito más importante del país, en el que vota 37% del total del padrón electoral, aproximadamente 12 millones y medio de electores. Allí, el candidato del Frente de Todos, el ex ministro de Economía Axel Kicillof, se quedó con 49,3% de los votos contra 32,7% que consiguió la actual gobernadora, María Eugenia Vidal.

En medio de la abrumadora derrota, la única nota de alegría para el oficialismo en una noche definitivamente triste fue el triunfo en la ciudad de Buenos Aires del actual jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que se impuso sobre Matías Lammens, candidato del Frente de Todos.

El discurso del vencedor

“Argentina se dio cuenta de que el cambio éramos nosotros, no ellos”, aseguró Alberto Fernández después de que se conocieran los resultados de las PASO, refiriéndose al nombre de la coalición que gobierna. “Estoy seguro que hoy Argentina dio un veredicto claro que dice: cambiemos -en el mejor de los sentidos-; dice: terminemos con este tiempo y empecemos a construir otro”, aseguró.

“Vamos a trabajar todo lo que haga falta para que los argentinos pacifiquen los espíritus”, agregó. “En la Argentina en la que queremos vivir, la que queremos gobernar, todos tienen lugar”, consignó, antes de subrayar: “La Argentina es un país donde a partir de hoy se terminó el concepto de venganza, grieta y cualquier cosa que nos divida”.

Además, Fernández sostuvo: “una vez más, vamos a arreglar los problemas que otros generaron” y, refiriéndose a Macri, que anteriormente había dicho que era hora de irse a dormir, añadió: “A los que recomendaron que se vayan a dormir, les pido por favor que no se duerman más, porque durmieron mucho tiempo y nos generaron un problema enorme”.

Antes de que empezara a hablar el ahora candidato presidencial, se transmitió por las pantallas del escenario un video grabado por la candidata a la vicepresidencia Cristina Fernández. Este resultado, consideró, permite “ponernos muy contentos” y ser “muy optimistas, pero no solamente porque ganamos una elección, esto no se trata de un partido de fútbol”, sino también porque “así como estamos, no estamos bien, no estamos viviendo bien, no estamos tranquilos”. “Creo que en gran parte los argentinos y las argentinas hemos dejado de ser felices. Son demasiadas grandes las dificultades”, agregó.

La victoria, agregó la ex presidenta, obliga al Frente de Todos a dar “la tranquilidad absoluta en cuanto a la responsabilidad con que afrontaremos esta nueva etapa, que yo espero que a partir del 10 de diciembre signifique un encuentro de todos los argentinos”.

Macri: “Hemos tenido una mala elección”

Miguel Angel Pichetto, Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, durante el discurso que brindó tras conocerse los resultados en las elecciones primarias, en Bueno Aires.
Miguel Angel Pichetto, Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, durante el discurso que brindó tras conocerse los resultados en las elecciones primarias, en Bueno Aires.

Antes de que se dieran a conocer públicamente los datos, más de cuatro horas después del cierre de las urnas, el presidente hizo su primer balance: “Hemos tenido una mala elección”, que “nos obliga a redoblar los esfuerzos”. “Escuchamos el voto de la gente, creemos en la democracia y la expresión de la gente”, agregó antes de considerar que “el nivel de dificultades que hemos tenido que enfrentar en estos años ha llevado a que haya mucha angustia y mucha duda”. Añadió que seguirá trabajando con miras a las elecciones de octubre: “Insisto, estoy acá para ayudarlos, porque amo este país, porque creo en cada uno de ustedes”.

En una conferencia de prensa posterior, dejó ver su frustración. Entre otras cosas, dijo que ahora es “responsabilidad” de quienes recibieron el mayor respaldo en las urnas “explicar una alternativa de futuro” y dio por sentado que el resultado de las elecciones tendrá un efecto en “el mercado”. Además, Macri dijo que la coalición de gobierno venía trabajando en “recuperar la cultura del trabajo, el equipo, el diálogo, la verdad” y ahora se produce un retroceso.