En una reunión con los representantes del Movimiento al Socialismo (MAS) de todos los departamentos de Bolivia, el ex presidente Evo Morales informó que el candidato para las elecciones de mayo será el ex ministro de Economía Luis Arce (2006-2017).

El hecho de que Arce haya desempeñado un cargo clave en el gobierno de Morales hacía que su nombre fuera uno de los favoritos para que el MAS reuniera apoyos también en la clase media de Bolivia. El partido es usualmente respaldado por sectores indígenas, comunitarios y de trabajadores, pero las últimas elecciones, que fueron anuladas, las posteriores protestas y el golpe de Estado fragmentaron a la clase media, cuyo respaldo también es necesario para ganar las elecciones en primera vuelta, como pretende el MAS.

Pero la elección de Arce no era segura, ya que dentro del MAS los respaldos iban a distintas figuras. Así, el viernes uno de los sectores que integran el movimiento, el Pacto de Unidad, consideró que el candidato debía ser el ex canciller David Choquehuanca (2006-2017). El dirigente aimara subrayó en una entrevista posterior, brindada a la radio local CEPRA, que la decisión de ese sector no era definitiva. “Vamos a respetar las decisiones que se tomen al más alto nivel del instrumento político, junto con los movimientos sociales”, dijo.

Morales, que también es jefe de campaña del MAS, dijo en la conferencia de este domingo que la experiencia de Arce “garantiza la economía nacional”, y recordó que en los últimos años, ante las dificultades por el descenso del precio del petróleo, “ponía primero el crecimiento económico” y la diversificación de la economía. A su vez, subrayó que “también es importante el componente indígena” y destacó que Choquehuanca “es un hermano doctorado en temas indígenas”. La fórmula, concluyó, “es una combinación entre el conocimiento científico, económico, y el conocimiento originario, también científico”.

Evo Morales, ex presidente boliviano, durante una reunión para elegir a su candidato presidencial para las elecciones generales bolivianas, este domingo 19 de enero, en Buenos Aires.
Evo Morales, ex presidente boliviano, durante una reunión para elegir a su candidato presidencial para las elecciones generales bolivianas, este domingo 19 de enero, en Buenos Aires.

El debate sobre las candidaturas “fue profundo”, dijo Morales desde Argentina, donde está asilado, y agregó que busca “ganar el 3 de mayo en Bolivia [...] en la primera vuelta”. Morales no se refirió al posicionamiento previo del Pacto de Unidad, que estaba representado en el encuentro de este domingo, pero sí a la exclusión de la fórmula de Andrónico Rodríguez, quien había sido respaldado por ese sector como candidato a vicepresidente: “Quiero decir a la juventud que tenía mucha esperanza y fe en Andrónico que respetamos y valoramos esto. Era verdad que en las encuestas iba primero; yo estaría peleando por su presencia, pero a veces hay que saber sacrificarnos por un proyecto político”.

Rodríguez, que tiene 30 años, no se refirió públicamente a la posibilidad de su candidatura. En cambio, este domingo por la noche estuvo en un acto político en el que convocó a movilizaciones para este miércoles. Todos los 22 de enero en Bolivia se conmemora el Día del Estado Plurinacional en el que el presidente hace un discurso público. Para el miércoles está previsto que hablen tanto Morales como la presidenta de facto, Jeanine Áñez.