Al comienzo de cada año se desarrolla uno de los eventos tecnológicos más importantes del mundo, el Consumer Electronics Show (CES). Lo organiza la Consumer Electronics Association desde el año 1967, en diferentes partes de Estados Unidos, y desde hace 24 años el evento se instaló en la ciudad de Las Vegas, en Nevada. Allí, las principales marcas tecnológicas del mundo presentan sus prototipos o brindan adelantos sobre los principales lanzamientos que harán a lo largo del año.

Para mencionar sólo una de las presentaciones más importantes que se han hecho en este evento podemos comentar la de Bill Gates en 2005. En esa ocasión el magnate de Microsoft realizaba una demostración del Microsoft Media Center cuando, al mostrar cómo interactuaba con un control remoto, el sistema no respondió. Pasa en las mejores familias.

En esta nota destacaremos algunos de los productos que más nos llamaron la atención de la última edición.

Ahora está, ahora no

OnePlus se ha caracterizado en el último tiempo por lanzar teléfonos con especificaciones de alta gama y precios no disparatados. Con eso ha logrado afianzarse en el mercado y ha empezado, además, a innovar. Para esta edición del CES sorprendió presentando un teléfono que “esconde” las cámaras traseras. La manera que encontraron de lograrlo es ubicando un material con propiedades dinámicas que cambia de color si se le aplica una corriente eléctrica entre dos capas de cristal.

Más allá de su utilidad estética, también funciona como filtro polarizador, lo que ayuda a mejorar la nitidez de las fotografías en escenarios con mayor intensidad de luz. Este material, además de ser costoso, tiene algunos problemas en su duración: su vida útil puede degradarse si se cambia de forma constante de modo. Veremos si finalmente llega al mercado.

De punta en blanco

No es novedad que estamos en la época de la inteligencia artificial, la que vemos aplicada en varias áreas. LG se dispuso a usarla en los lavarropas y lanzó el ThinQ Washer, un aparato que determina qué ciclo de lavado debe aplicar a partir de la detección automática del tipo de tela que uno ingresa a lavar. Gran idea para todos los que terminamos con alguna camiseta más chica por no saber qué programa seleccionar.

En el camino del lavado también está la empresa francesa FasTeesH, que se preguntó: ¿por qué no hacer la tediosa tarea de cepillarse los dientes más rápida? Respondiendo esa cuestión desarrolló el Y-Brush, una especie de protector bucal que promete limpiar los dientes de su usuario en apenas diez segundos. Actualmente se encuentra en estudio clínico, aunque ya está a la venta online a 120 dólares (algo oneroso para mi gusto) y se empezará a distribuir a partir de marzo de 2020.

Vision-S, de Sony, en el Consumer Electronics Show, el 7 de enero, en Las Vegas. Foto: Robyn Beck, AFP.
Vision-S, de Sony, en el Consumer Electronics Show, el 7 de enero, en Las Vegas. Foto: Robyn Beck, AFP.

Radio en movimiento

Otro fabricante grande que sorprendió fue Sony, que presentó un prototipo de auto de pasajeros. El Vision-S es un sedan 100% eléctrico de cuatro puertas que cuenta con 33 sensores que, según la compañía, “permiten el reconocimiento de las condiciones del tráfico a 360 grados”. De este modo detecta, por ejemplo, las condiciones de manejo en el exterior del vehículo, así como las condiciones del conductor (somnolencia, por ejemplo).

Claro está que pone un énfasis muy fuerte en la parte de entretenimiento del pasajero. Cuenta con una gran pantalla táctil y un sistema de audio que hace que la experiencia sea personalizada para cada uno de los pasajeros del automóvil.

Esto es sólo una muestra de los varios productos que se han mostrado. Queda esperar cómo evolucionarán en los próximos meses y cuáles estarán a disposición para el consumidor.