Mal que bien el que no es adicto a las selfies piensa que su plato merece una instantánea. Época de retratos y bodegones, a fin de cuentas, así que mejor estar preparado. Tali Kimelman, que del tema sabe, brindará un workshop sobre fotografía de alimentos, que abarca los aspectos técnicos (lentes, accesorios, aplicaciones para editar), la foto (composición, encuadres y profundidad de campo), iluminación (manejo de luz natural y artificial), estilismo (generación de ambientes y qué props elegir para transmitir lo que se busca), y edición de imágenes. Las clases están programadas para el fin de semana del 7 y 8 de octubre, el sábado de 9.00 a 13.00 y de 15.00 a 18.00, y el domingo de 9.00 a 12.00, a un costo de 150 dólares. Por más información: [email protected]