Entre estacionamientos y servicios mecánicos, entre verdulerías y cervecerías, entre paradas de ómnibus y mandados, incluso la transitada calle Rodó vive tiempos en verde agua, de ramos de flores secas, de banderines artesanales, de maceteros facetados, de regalos para uno mismo, de salón ambientado o de mesa única en un patio modesto pero soleado. Tiempos de café de especialidad y de postres sin gluten o veganos, si es el caso. Portal casa y café, con un mudra de meditación por logo, es ese tiempo-lugar.

Tres amigas del liceo, o para ser fieles a la verdad, más compinches después de egresar, gracias a la comida, entre otras cosas, concretaron esta “idea de vacaciones” hace cuestión de dos meses. Pulsaba fuerte la intención de hacer algo juntas bajo un concepto de “portal”. Podía ser un restaurante o una casa afuera. Desde que se lo propusieron, atravesando un pórtico que encontraron en el Museo de Arte Contemporáneo Atchugarry, pasó una vida, pero el bolichito va rodando.

Se instalaron en lo que fue la casa de un sastre, que había sido dividida en dos padrones de distinta superficie cuando el señor falleció. El inmueble que alquilan, el de la izquierda de la división, tiene una disposición en L que culmina en el patio, un gran ventanal comunica y separa del tránsito y hay un entrepiso de reserva, en caso de éxito de público, o para eventuales clases de yoga o talleres.

Foto del artículo 'Portal café, una pausa en el agite de Cordón'

Foto: Ernesto Ryan

El lugar tenía una disposición de oficinas que no se adivina tras las reformas que asumieron estas emprendedoras y la estética final que le dieron. Belén Martínez es arquitecta, Paula Domínguez Menes hace arte para publicidad y cine, y es dueña de Ático, una rentadora de objetos de utilería, mientras que Lucía Burgos, que es cocinera, ya cuenta con la experiencia de Sésamo, que hace ocho años está en la esquina de Brito del Pino y Pedro Viera. Como quien dice, había equipo. Fue el primer lugar que vieron, pero estaba casi pronto: construyeron la barra y tiraron una pared para adosar un discreto portal metálico, revistieron mesas negras con azulejos verdes. Y así el proyecto para 2023 se adelantó.

“Me gusta mucho la libertad de cocinar con lo que tengo, no quedarme en la receta estructurada”, cuenta Lucía, más inclinada a los platos salados, sin el despotismo de la pastelería con la balanza. Además de juntarse, primero para asados y después con una pasta como excusa, las tres siempre disfrutaron de salir y picar de varios platitos (aunque alguna prefiriera a veces resguardar su porción). “Somos de paladar abierto”, concluye Lucía, que en este arranque se apoyó en la asesoría de Juan Dorado. Pero desde que abrieron están atentas a lo que la clientela elige. Por ejemplo, preguntaron en redes con qué guarnición preferían la milanesa (apanada en panko) y se decepcionaron cuando la ensalada perdió por goleada. Pero van adaptando la carta. Cuando llegó el calor improvisaron un helado de café con brownie y garrapiñada de almendras.

A modo de prueba, esta noche abren para ofrecer tragos y picoteo: tendrán un trío de empanaditas (bondiola braseada, cebolla caramelizada y quesos, otra de hongos frescos, cebolla y roquefort, y la tercera de espinaca, parmesano y ricota), acompañadas de criollita. El combo costará $ 380, si se le suma un vermú, $ 490 y la empanada por unidad, $ 120.

Foto del artículo 'Portal café, una pausa en el agite de Cordón'

Foto: Ernesto Ryan

En general, tienen carta fija, milanesas, pasta, tortilla, croquetas, sánguches, bruschetas, tartas, ensaladas y plato del día. Sirven cerveza, vino, kombucha, licuados. No hay gaseosas, salvo la Paso de los Toros para el espresso tonic. El café de especialidad es de Seis Montes (se puede pedir el vaso para llevar) y hay varias opciones. Los productos sin gluten provienen de otra cocina para que no haya contaminación cruzada. En la vitrina se encuentran antojos fuera de la carta, según los productos de estación.

En la zona de tiendita venden macetas ($ 280), libros, tablas de picar, mates, sahumos, libretas, banderines de tela ($ 1.450), hasta un kit de mosaicos de pared. En la tarde del viernes 2 habrá lectura de tarot. Están abiertas a sumar propuestas.

Portal casa y café (Rodó 2116 bis, entre Requena y Salterain) abre de martes a sábado de 12.30 a 20.30 con espacio para unas 30 personas.


Callejeros en el estacionamiento

Comenzó el viernes y sigue hasta el domingo la tercera edición del Street Food Festival, un encuentro con entrada libre y pet friendly en el Punta Carretas Shopping (estacionamientos de Ellauri, García Cortinas y Plaza Seca).

Serán en total tres días de foodtrucks, stands con cocineros, mercado de productos y talleres gastronómicos que se desarrollarán este sábado de 12.00 a la medianoche y el domingo hasta las 22.00.

Se mueve la rambla

El Municipio CH postergó para el domingo su movida #SomosMundialistas, que congregará música, artistas, comida, juegos y sorteos en la Rambla de Punta Carretas, entre Solano García y Joaquín Núñez de 15.30 a 22.00.

Fiesta de las migraciones

Este sábado y domingo de 10.00 a 18.00 vuelve a instalarse en el Área Arqueológica del Museo de las Migraciones (Piedras esquina Bartolomé Mitre) la Fiesta de las Migraciones. En su edición número 12 promete un abanico cultural de sabores, música, aromas y colores en un entorno alegre donde festejar la movilidad.

Jardín botánico Profesor Atilio Lombardo, en el Prado de Montevideo (archivo, mayo de 2021).

Jardín botánico Profesor Atilio Lombardo, en el Prado de Montevideo (archivo, mayo de 2021).

Foto: Javier Calvelo, adhocFOTOS

Doble programa en el Botánico

Este sábado el Jardín Botánico de Montevideo vuelve a abrir sus puertas para que rueden bicis, patines y skates adentro de sus instalaciones, lo que desató la inventiva de la gente de Musimóvil, aliados esta ocasión con Comunidad Roller Uruguay para hacer un Musipicnic.

La rodada hacia el Prado parte a las 15.00 desde la explanada de la Intendencia de Montevideo. En cuanto al picnic, concretamente, será colaborativo y se llevará a cabo en la fuente del Jardín a las 17.00 para merendar escuchando música hasta el atardecer.

Los que quieran vituallas extra, sepan que habrá una barra de tragos y hamburguesas de lentejas.

Sobre las 19.00 comienza la vuelta para seguir rodando desde el Obelisco a las 20.45.

El domingo, en un plan algo distinto, aunque en la misma locación, ocurrirá el Encuentro de Jardines Humanos. Eso significa que desde las 15.00 habrá talleres de movimiento integral, de huerta para niñeces, una charla sobre agroecología, stands, gastronomía de Sofi Mares y de Alimentarte sana, además de un cierre musical a cargo de Martín Tejera y luego de Plena Comunera.

Picada de chef

Almacén Hugo Soca (Franzini 955) lanzó la picada mundial para compartir mientras se siguen los partidos. La propuesta para dos trae buñuelos de acelga con alioli, croquetas de chorizo cantimpalo, polenta y kétchup casero, lengua a la vinagreta, tarta de queso y cebolla caramelizada y sándwich de milanesines de pollo y rúcula en focaccia. Hay que reservar con un día de anticipación a los teléfonos 2712 7628 y 099 777 965.

Metamorfosis de muestra

El lunes a las 19.30 en el Centro Cultural de España (Rincón 629) será la presentación de Escena Simbiótica. Ópera de Fermentos, definida como una muestra performativa de todo el proceso y sus fases mediante distintas acciones. Durante el recorrido habrá una documentación audiovisual no sólo de cada etapa sino también de los usos domésticos de los fermentos.

La entrada es libre (sin inscripción) y las trasformaciones son facilitadas por Suraia Abud y Ana Laura Duarte.

Copa de cortesía

Si este sábado van a andar por Camino de los Horneros y Lucchese (pasando el aeropuerto de Carrasco), aprovechen la degustación de Blanco del Día que ofrece Bodega Casagrande de 9.30 a 15.30. El lugar es encantador y el naranja viogner que lleva la firma de Florencia De Maio se inscribe en una línea de pequeñas producciones, lanzada el año pasado. Igual que el albariño 100 % barrica y el nebbiolo de esta línea, fueron elaboradas según el potencial de cada añada y con espíritu de experimentación. No es seguro que se repitan.