Saltar a contenido

Soledad Platero

Cuidate, nena

Es curioso, pensándolo así, que algunas mujeres se quejen porque la marcha feminista se politizó, como si pudiera no ser política una manifestación de disconformidad tan rotunda, tan masiva.

El GACH carcelario

Porque un día es una emergencia sanitaria, otro día es una crisis carcelaria y cuando queremos ver, la vida en común se transformó en un asunto de expertos y burócratas.

Mentir sin miedo

Son preguntas huecas dirigidas a una ciudadanía atemorizada y deseosa de pensar que no tiene nada que temer porque no anda en cosas raras. Son interpelaciones a lo peor de nosotros: al miedo, al egoísmo y a la indiferencia.

Más vale ser rico y sano

Al mismo paso que avanza la naturalización de la muerte, la miseria y la humillación, camina también la demanda de silencio, de aceptación de la injusticia y el abuso como condiciones inevitables de la vida.
Foto principal del artículo 'Que no sea por miedo'

Que no sea por miedo

¿Qué reclaman, exactamente, las cacerolas? ¿Están presentes en la cabeza de todos las circunstancias radicalmente distintas que atraviesan un agroexportador y una peluquera? ¿Todo el mundo pide lo mismo?
Foto principal del artículo 'Enemigo rumor'

Enemigo rumor

Recordemos que ya, ahora mismo, la práctica del abuso disfrazada de saludable compra de servicios está instalada en un país tan sensato y bien educado como el nuestro.

Conversaciones imaginarias

Por suerte podemos pedir que nos cuiden o que no nos cuiden, tanto da, según el lado del delirio en el que nos hayamos ubicado. La realidad es un pacto, y no sé si alguna vez habíamos aceptado un pacto tan salvaje.