Saltar a contenido

Gonzalo Curbelo

Sangre en los surcos

Desde que existen las canciones de amor, existen las de ruptura y fracaso emocional, pero posiblemente es algo distintivo de los cantautores de fines del siglo XX dedicar un disco entero a examinar una ruptura emocional de forma descarnada. En este mes estival en que la chotada musical parece ser la regla sonora para no desentonar, vale la pena examinar lo que se ha convertido en una especie de género secreto del rock y el pop contemporáneo.

Tiempo de reunirse

Al parecer varias bandas disueltas prematuramente (o no) han decidido darse una segunda oportunidad para cumplir las promesas que dejaron planteadas en su momento. El caso más notorio es el de los Stone Roses, cuya reunión promete ser el acontecimiento rockero de este año, pero otras dos bandas, que revolucionaron el concepto del punk-hardcore y se separaron en el apogeo de sus carreras, han anunciado su intención de reunirse, luego de más o menos una década de separación, para recordarle al mundo quienes eran: At the Drive-In y Refused.
Misión Imposible

Objetivo logrado

Pasaron cinco años para que Tom Cruise decidiera volver a ponerse en la piel de Ethan Hunt, y, siguiendo con la rotación de directores, el elegido para contar la historia fue un nombre conocido, pero asociado con el mundo de la animación: Brad Bird. La conjunción parece haber funcionado bien, es una película simpática, principalmente por su voluntad de entretener a la vieja usanza, sin mayores aspiraciones ni pretensiones de ningún tipo.
Foto principal del artículo 'Lo que te recontra'

Lo que te recontra

Por momentos egocéntrico, autocomplaciente y simplista, La culpa es mía… también es honesto, afectuoso e idealista -además de ser una lectura amena-, y mantiene un interés que supera al que se pueda tener por la obra de Rivero y sus múltiples cambios.
Los Beach Boys en las sesiones fotograficas de la portada de Pet Sounds (1966) foto: george jerman · Foto: George Jerman

Antes de que el sol se oculte

Después de varias muertes, enfermedades mentales y peleas y juicios de todo tipo, las posibilidades de reunión de los integrantes más o menos originales de The Beach Boys parecían escasas, pero 50 años no se cumplen todos los años y 2012 verá juntos a Mike Love, Al Jardine, Bruce Johnston, David Marks y, por supuesto, Brian Wilson festejando con un nuevo disco y gira el medio siglo de una de las mayores bandas de todos los tiempos.
Sebastián Teysera · Foto: Javier Calvelo

En resumidas cuentas

Piel y hueso, el nuevo disco de La Vela Puerca, es tanto un ambicioso paso adelante -es el primer disco doble del grupo y uno de sus volúmenes es esencialmente acústico- como un resumen de los más de 15 años de la banda de rock uruguayo internacionalmente más conocida. Sobre el pasaje de lo colectivo a lo individual, sobre lo que cambia y lo que permanece como centro creativo hablamos con Sebastián Enano Teysera, cantante y principal compositor de este grupo que hace tiempo dejó de ser una banda de agite para ser simplemente una banda de músicos dedicados a hacer las mejores canciones que les sean posibles.

El guinche cultural

El 25 y 26 de noviembre se realizó una muestra/venta de libros en el columnato de la Biblioteca Nacional, organizado por un conjunto de autores y editoriales nacionales en colaboración con la Dirección Nacional de Cultura, la Casa de Escritores y la propia Biblioteca Nacional. Pero el sábado la muestra fue interrumpida por un inspector que obligó a los escritores y editores presentes, que se habían desplazado ligeramente desde el columnato, a levantar sus libros y culminar la muestra, a pesar del apoyo explícito que habían recibido de la propia Biblioteca frente a la cual estaban.
Lou Reed y Metallica. · Foto: S/D autor

El payaso de las bofetadas

"Lulu", la inesperada colaboración entre Lou Reed y Metallica, generó hostilidad previa. Había muchas ganas de odiar este disco, especialmente cuando la reunión era un evento rockero objetivamente importante. Ese odio se convirtió en algunas de las reseñas más feroces que se hayan visto jamás. ¿Es Lulu el peor disco de la historia del rock, como muchos se apresuraron a sentenciar? ¿Pueden artistas veteranos como Lou Reed y Metallica hacer un disco tan repulsivo como para que supuestos expertos lo clasifiquen así?
Waiting for “Superman”. Dirigida por
Davis Guggenheim, EEUU 2011.

La esperanza y la oscuridad

Es difícil saber si el documental Waiting for "Superman" va a ser estrenado alguna vez en nuestro país -en un principio no habría que tener muchas esperanzas, ya que fue un filme de distribución limitada en EEUU y que, aparentemente, trata sólo de un problema local estadounidense-, pero si alguien decidiera estrenarlo, el momento actual sería inmejorable. ¿Por qué? Porque Waiting for "Superman" trata del colapso de la educación pública norteamericana, definiendo problemas y esbozando algunas soluciones, y el cuadro general -sin ser idéntico- tiene muchos puntos en común con el por momentos aterrador panorama de la educación pública uruguaya.
David Carr en Page One.

Persistencia de una voz

Alrededor de The New York Times y registrado durante este año nefasto para la prensa estadounidense es que gira Page One: Inside the New York Times, documental de Andrew Rossi recientemente estrenado en EEUU. Un documental que en apariencia no tendría interés para un espectador que no estuviera particularmente interesado en ese diario o en los procesos de la prensa en general, pero que puede considerarse también como un documento de un cambio profundo en la forma en la que la gente accede a la información.

Tiempos fabulosos

Que la falta de ideas en el cine y la televisión actual estadounidense es algo casi ridículo está bastante claro, lo mismo que la feroz competencia que hace que los estudios y los canales saquen productos equivalentes clonados de cualquier logro de sus adversarios. De todos modos, no deja de llamar la atención que, con una diferencia de una semana, la ABC y la NBC -dos de las mayores cadenas de televisión estadounidense- pongan al aire dos series con la misma premisa básica: qué pasaría si las criaturas de los cuentos de hadas vivieran en el siglo XXI, entre nosotros.
Comparsa Elumbé, en la Plaza Independencia · Foto: Victoria Rodríguez

Un espejo nacional amable

La fiesta del Bicentenario estuvo organizada con mucha inteligencia y sentido común. Dependerá de los gustos de cada uno el apreciar o no los méritos de los artistas presentes pero -a diferencia de los festejos de la asunción presidencial, que habían parecido una suerte de Noche de la Nostalgia para militantes de base- la oferta era indudablemente variada y cubría un espectro representativo de las diversas tendencias musicales locales.
Pau O’ Bianchi, Pablo Torres y Diego Martínez · Foto: Pablo Nogueira

Una banda emocional

Acaban de editar un disco definitivo, Diciembra, que sorprendió hasta a sus seguidores con una colección de canciones inclasificables pero de una calidad -tanto en términos de producción como de composición- sorprendente no sólo para una banda del under sino para cualquier banda uruguaya. Tres Pecados hace ya varios años que transita un camino desde el caos ruidoso original a la sofisticación de sus últimas grabaciones, sin por ello haber renunciado a su interés por experimentar y emocionar simultáneamente. Antes de la presentación de Diciembra -hoy de noche en Espacio Guambia- la diaria habló con Pau O'Bianchi, Pablo Torres y Diego Martínez, los Tres Pecados.
Ernesto Tabárez · Foto: Javier Calvelo

El lado eléctrico del mal

Eté & Los Problems -la banda que lidera y dirige Ernesto Tabárez- tiene un lugar raro en la música uruguaya. Con elementos tanto del rock garagero heredero de Los Chicos Eléctricos como de la corriente de los cantautores urbanos, dan grandes shows que suelen pasar desapercibidos a pesar del entusiasmo de la crítica. Eso no los detuvo a la hora de sacar Vil, uno de los mejores discos de rock que se hayan escuchado en mucho tiempo en nuestra ciudad.
Se pule la colmena, de Buenos Muchachos. Bizarro, 2011.

Alborotando el avispero

Hace algunos años en una nota en el semanario Brecha, Guilherme de Alencar Pintos sostenía -ante el monumental éxito de la canción “Mayonesa”, de Chocolate- que en realidad el fenómeno de esa canción podía ser considerado un retorno -tal vez un descenso- a cierta normalidad de gustos en un país en el que la música (local) popular en realidad siempre fue distintivamente extraña y jugada. Buenos Muchachos es tal vez el único exponente más o menos masivo en el rock de esa tradición de rareza de la música uruguaya.
Una de las fuentes del parque y museo National September 11 Memorial permanece iluminada en el World Trade Center de Nueva York. · Foto: Efe, Jefferson Siegel

Torres de la canción

Estados Unidos es un país acostumbrado a comentar su historia en canciones, pero en todo el siglo XX su cultura tal vez no se enfrentó con un hecho tan traumático para la sensibilidad local como el atentado a las Torres Gemelas con el que, en cierta forma, se inauguró el nuevo milenio. Un tema casi intratable pero que, sin embargo, dio pie a un conjunto de canciones notables por su espíritu vengativo o por el profundo dolor que emanaban, y de las cuales vale la pena recordar las más significativas.

No fue tiempo perdido

Hace 25 años, en una ciudad rara vez preponderante en la vida cultural de Brasil -Brasilia-, se presentaba una joven banda de rock liderada por un cantante carismático llamado Renato Russo. Quince años después de su muerte, Russo y su banda siguen siendo de los artistas más populares de Brasil y su influencia está en pleno resurgir. Una buena excusa para hablar sobre Legião Urbana y su inesperada conexión montevideana.

Hay un doctor en la casa

Luego de hacer creer que la séptima temporada de House M.D. era la última, el más ofensivo de los doctores vuelve, lo que sirve de pretexto para repasar todos estos años de medicina disparatada y respuestas mordaces.

Nada que perder excepto sus bananas

El planeta de los simios: (r)evolución no es gran cine, ni siquiera gran cine de género, pero como entretenimiento es digno y razonablemente inteligente. Posiblemente es la mejor adaptación de la mitología original de Pierre Boulle, mantiene un excelente ritmo en progreso y los efectos especiales están a años luz tanto de las viejas máscaras de goma de los primeros films como del elaborado maquillaje del de Burton.